Cómo elegir latiguillos

Los latiguillos son tubos flexibles de material plástico revestidos con una malla trenzada de acero inoxidable. En cada extremo llevan roscas de conexión, ya que los latiguillos sirven como enlaces externos con las tomas de agua corriente sanitaria.

Es importante que los latiguillos estén en buen estado para evitar fugas de agua. Por ello, conviene sustituirlos ante el menor signo de deterioro.

Cómo elegir latiguillos

Diámetro y longitud del latiguillo

Para las conexiones de agua en baños y cocinas, se suelen utilizar latiguillos de 8 mm de diámetro. Si se trata de un sistema de calefacción, el diámetro habitual es de 13 mm y de 19,25 mm en sistemas de gran caudal.

¿Qué longitud necesito?

Hay que medir la distancia necesaria, desde la toma de agua, y sumar algunos centímetros más para evitar que el latiguillo quede tenso.

Las roscas de conexión

Las hay de dos tipos: macho y hembra. Hay que mirar la pieza de conexión existente en la pared y en grifo, cisterna o electrodoméstico y hacerse con un latiguillo que tenga las conexiones adecuadas.

Si las dos piezas de conexión existentes son macho-macho, se necesitará un latiguillo hembra-hembra.

Si una pieza de conexión existente es macho y la otra, hembra, se necesitará un latiguillo hembra-macho.

Una vez detectado el tipo de conexión (rosca) necesario, hay que averiguar el diámetro. Para ello se mide la toma existente. Como los diámetros de las conexiones se expresa en partes de pulgada, guíate por estas medidas

  • 25 mm= 1”
  • 19 mm= 3/4”
  • 12 mm = ½”
  • 9 mm = 3/8”

Es necesario medir las dos piezas de conexión existentes, ya que pueden tener diámetros distintos, a pesar de ser del mismo tipo. Por ejemplo, puedes necesitar un latiguillo ½” hembra- ¾” hembra.

Cómo elegir latiguillos

Para tomas de difícil acceso, elige un latiguillo con toma acodada: si vas a sustituir un viejo latiguillo, puedes llevar el antiguo a tu tienda y pedir uno igual, así no tienes que realizar mediciones. Recuerda que siempre deberás cortar el paso de agua antes de quitar un latiguillo y durante todo el tiempo que dejes la conexión sin latiguillo.

La colocación

Para evitar romper la pieza interna que une tubo y rosca, hay que girar la rosca con cuidado (el resto del latiguillo permanecerá inmóvil) con la mano. Para terminar, ajusta sin forzar con la ayuda de una llave fija o inglesa.

Usos habituales de los latiguillos

lgunos de los latiguillos de uso doméstico más habituales son:

Latiguillo que provee de agua a la cisterna del WC. Se utilizan latiguillos hembra-hembra, ya que tanto la toma de agua en la pared como la entrada de agua a la cisterna suelen ser macho.

Latiguillos de los grifos en lavabos y fregaderos: en un extremo tienen roscas macho especiales para enlazar con el grifo. 

Si adquieres un grifo nuevo, este incluirá los latiguillos. Si no son suficientemente largos para llegar a la toma de la pared, puedes hacerte con un latiguillo extra que sirva de enlace.

Latiguillos para conexión con electrodomésticos: termos, calentadores, lavavajillas, etc.