Cómo elegir sifones y válvulas

Un sifón es un tipo de cierre hidráulico a modo de tubo, normalmente de material plástico o metal, que se coloca entre los desagües de los inodoros, bañeras, platos de ducha, lavadoras y lavavajillas… y las tuberías. Se utiliza para evitar fugas de agua, neutralizar los malos olores de las cañerías e impedir que pequeños insectos entren en las viviendas.

Las válvulas sirven para cerrar y abrir el paso a los diferentes fluidos y evitar el paso de elementos (pelos, restos de comida…) que pueden obstruir las tuberías.

  • Existen sifones de tamaño pequeño para espacios reducidos y sifones extensibles, capaces de adaptarse a espacios más grandes o en recodos.
  • ¿Bote sifónico o sifón individual? Dependerá del uso que vayas a darle y de si se van a integrar más o menos sanitarios: bañera, ducha, bidé…. Si el uso va a ser poco frecuente, mejor bote sinfónico, ya que evitarás que se evapore el agua estancada y surjan malos olores.
  • Las válvulas pueden incluir como accesorios un sifón, un tapón (con o sin cadenilla) y un rebosadero (agujero ubicado en la porcelana de la bañera, fregadero, lavabo y bidé que permite la evacuación del exceso de agua del sanitario cuando se sobrepasa un determinado nivel).
Cómo elegir sifones y válvulas

Criterios de elección

A la hora de decantarte por un sifón u otro, tendrás que tener en cuenta varios aspectos:

  • Dónde va a ser colocado

Hay sifones para bañeras, duchas, fregaderos, lavabos, inodoros, bidés, lavadoras y lavavajillas. Cada uno se presenta en unas medidas diferentes para poder conectarse a los desagües y distintos aparatos sanitarios.

  • Salida desagüe vertical /horizontal

Cada instalación cuenta con el desagüe de una forma u otra. Fíjate si las tuyas cuentan con la salida de evacuación en vertical u horizontal y decántate por la que necesites. Para salida en vertical: opta por un sifón cerrado con forma de ‘S’. Para salida en horizontal: opta por un sifón abierto con forma de ‘U’.

  • Requisitos específicos

Existen sifones diseñados específicamente para embellecer tus instalaciones; encajar en espacios pequeños; con dos salidas de agua… Escoge el que más se ajuste a tus necesidades:

Sifón extraplano: ahorra espacio. Indicado para electrodomésticos y espacios reducidos.

Sifones extensibles: con un tubo flexible, capaz de adaptarse a diferentes formas y extensiones. Incluso algunos incorporan salida ABS, de bloqueo del agua acumulada.

Sifones dobles: con dos tubos para responder a las necesidades de dos salidas de agua que plantean, por ejemplo, los senos de un lavabo o fregadero.

Requisitos mínimos de los sifones

Existen tantas formas de sifones como aparatos donde van a ser instalados: fregadero, bañera, ducha, inodoro… No obstante todos los sifones deben cumplir con unos requisitos mínimos: ser lisos, estancos, resistentes a las aguas que evacúan y con un espesor mínimo de 3 milímetros, según las normas del Código Técnico de la Edificación.

Cómo elegir sifones y válvulas

Además, deben ser autolimpiables, esto es, que su diseño permita que el agua arrastre los cuerpos en suspensión para que no se quede estancada.

Cómo elegir sifones y válvulas

Modo de unión con tuberías

Los sifones pueden unirse a las tuberías mediante dos sistemas:

  • Roscar: sencillo de colocar.
  • Encolar: requiere de cola.

¿Qué es mejor instalar un sifón simple o un bote sifónico?

La duda sobre qué es mejor instalar si un bote sifónico integrador de todos los aparatos sanitarios de un mismo espacio o colocar un sifón individual a cada uno es recurrente.

Un bote sifónico es más práctico, ya que integra todos los sanitarios en uno. La desventaja es que requiere de un mayor espacio para su instalación, mientras que el sifón individual es más pequeño y queda mejor escondido.

Así, la recomendación es colocar un bote sifónico si nuestro baño está compuesto por bañera o plato de ducha, lavabo y bidé o un sifón individual si el baño solo tiene lavabo e inodoro. En todo caso el inodoro siempre debe de ir con un sifón individual.

En el caso de instalación de sifones en electrodomésticos, como lavavajillas o lavadora, la recomendación es utilizar uno individual, ya que el agua residual de estos aparatos suele contener mucho jabón y, por tanto, causar problemas frecuentes de obstrucción.

Identifica si tu baño cuenta con bote sifónico

Es muy fácil de identificar ya que, en caso de estar instalado, encontrarás una chapa embellecedora en el suelo del baño.

Cómo elegir sifones y válvulas

Las válvulas de desagüe

Las válvulas están fabricadas con materiales resistentes al agua como plásticos, latón o acero inoxidable. No obstante, las destinadas para ubicarse en fregaderos se fabrican siempre en acero inoxidable.

Están compuestas por: una cesta y una chapa. Su estructura permite una limpieza sencilla, ya que son desmontables. Pueden incluir tapón (con o sin cadenilla); rebosadero (orificio de evacuación del agua cuando se sobrepasa un determinado nivel dentro de la pila de un lavabo, fregadero, bañera o bidé); y ser sifónicas o no.

Su principal función es retener los desperdicios que caen e impedirles el paso al interior de la tubería.

Escoge el diámetro aconsejado de la chapa de la válvula y el diámetro de su orificio de salida del agua según el sanitario donde vaya a ser instalado.