Cómo elegir calentadores

Para elegir el calentador más adecuado para tu casa, ten en cuenta el tipo de suministro de combustible de tu vivienda y, sobre todo, tus necesidades de agua caliente. 

Cómo elegir calentadores

Los calentadores sirven para producir agua caliente sanitaria, de manera instantánea, mediante la combustión de gas. La nueva normativa obliga a que sean estancos, tanto si se van a instalar en una vivienda de nueva construcción, como si se trata de una sustitución.

Estos aparatos toman el aire del exterior y realizan la combustión en una cámara estanca, por eso son más seguros, menos contaminantes, más eficientes y más confortables que los antiguos atmosféricos.

Cómo elegir calentadores

Además, los calentadores con modulación automática de la llama o termostáticos  ofrecen un ahorro energético cercano al  20% porque controlan la potencia de la llama a través del caudal de gas, para adecuar el aporte de calor a la demanda de agua caliente.

Suministro de gas

Para poder instalar un calentador es necesario que cuentes con una instalación de gas en tu vivienda. Si no es así, tendrás que optar por un termo o acumulador eléctrico. Además, debes averiguar si tu suministro es de gas natural, propano o butano, para saber qué tipo de calentador necesitas. No obstante, la mayoría de modelos están disponibles para los tres tipos de combustible.

¿Tienes placas solares en casa?

Si cuentas con un sistema de energía solar térmica para el suministro de agua caliente sanitaria, debes asegurarte de que el calentador es apto para este tipo de instalaciones.

Cómo elegir calentadores

¿Cuánta agua caliente necesitas?

Los calentadores son capaces de producir entre 5 y 20 litros de agua caliente por minuto, según el modelo. Para elegir el caudal adecuado a tus necesidades, ten en cuenta cuántos sois en casa y cuántos puntos de agua caliente hay en la vivienda. Esta tabla te puede servir de orientación:

Cómo elegir calentadores

Otras prestaciones

Los calentadores incluyen prestaciones adicionales para mejorar la seguridad del equipo. 

  • Termostato de temperatura: Permite regular el grado de temperatura del agua caliente y evita que el agua llegue a temperaturas muy altas. 
  • Sensor de falta de llama: Protege la unidad contra apagados inesperados de la llama y corta el suministro de gas.
  • Presostato de aire: Al detectar carencia de ventilación y obstrucción en la evacuación de gases corta el suministro de gas y el calentador se apaga automáticamente. 

Algunos modelos incluyen conectividad wifi que permite controlar el calentador de manera remota desde el Smartphone.

Mantenimiento y revisión

Los calentadores necesitan una revisión anual que debe ser realizada por un profesional cualificado. Las tareas de mantenimiento y revisión deben comprender, al menos, una limpieza al año del quemador.

Para garantizar la seguridad y un correcto funcionamiento, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • No obstruyas los conductos de ventilación y salida de gases producidos por el calentador.
  • Si notas olor a gas, cierra la llave general de gas, abre las ventanas, no produzcas llamas ni chispas ni acciones interruptores eléctricos.
  • En las instalaciones de butano, vigila el buen estado del regulador y del tubo, así como su caducidad.