Cómo elegir termos eléctricos

Cómo elegir termos eléctricos

Para elegir un termo eléctrico hay que tener una cosa clara. A diferencia de los calentadores de gas donde el agua caliente es ilimitada, en un termo dependemos de la capacidad del mismo para dar un servicio adecuado de agua caliente. Existen termos de diferentes capacidades de consumo, ya sea pequeño en una cocina o grande para una vivienda completa. Además, hay que tener en cuenta también el número de personas que habitan la casa para saber cuál te irá mejor.

EL EXPERTO TE AYUDA A ELEGIR

"Al elegir un termo debes pensar en el tipo de consumo y la cifra de personas"

Paco, experto en Fontanería de Leroy Merlin La Pobla de Vallbona, te explica las características de los termos para elegir el mejor para tu hogar.

La instalación de un termo eléctrico es sencilla. Solo hace falta una toma de agua sanitaria fría y caliente y un punto de enchufe con toma de tierra. Esto último es muy importante para garantizar tu seguridad. 

¿Qué es un termo eléctrico y cómo funciona?

Un termo eléctrico es un depósito cubierto con aislamiento térmico donde se acumula agua fría de la red y se calienta a través de una resistencia eléctrica. Cuando el agua caliente alcanza la temperatura fijada por el usuario en el termostato, la resistencia deja de calentar y permanece apagada hasta que haya consumo por parte del usuario.

TERMOS ELÉCTRICOS

Que no te falte agua caliente. Elige el modelo que se adapte a tus necesidades

Ver termos eléctricos

Una ventaja de este sistema de acumular agua caliente es que reducimos el tiempo de espera para que nos llegue al punto de consumo, ahorrando litros de agua y energía en calentarla hasta alcanzar la temperatura deseada (respecto a un calentador de gas instantáneo). Otra ventaja con respecto a un calentador de gas es que no necesita una presión mínima para su funcionamiento. Su precio también suele ser inferior al de un calentador de gas.

Entre los inconvenientes, es importante disponer del espacio adecuado debido a su volumen. Por otra parte, con un termo eléctrico el precio de la electricidad es mayor, aunque se elimina el alta de gas y sus revisiones, así como almacenar botellas en caso de butano. 

Cómo elegir termos eléctricos

¿De cuántos litros necesitas tu termo eléctrico?

El termo incluye un depósito, llamado cuba o calderín, en el que se calienta y acumula el agua. Teniendo en cuenta que la cantidad de agua caliente está limitada a la capacidad de este depósito, tenemos que calcular una estimación según el Código Técnico de la Edificación (CTE) de 28 litros por persona y día. Es importante también tener en cuenta los hábitos de consumo, si se realizan varias duchas seguidas o hay intervalos de tiempo entre ellas.

Disponemos de termos de menos de 50 litros para pequeños consumos, como solo un lavabo o un fregadero, hasta termos de 300 litros para grandes consumos. Entre medias, termos de 50L, 80L, 100L, 150L y 200L.

Cómo elegir termos eléctricos

Los termos de doble depósito, aunque reducen el litraje, incrementan la rapidez de calentamiento gracias a su doble resistencia. Debemos de tener en cuenta que el agua caliente la mezclamos habitualmente con agua fría, con lo que aumentamos la cantidad de litros disponibles, siempre en función de la temperatura a la que acumulamos el agua caliente y a la que entra el agua fría.

Hay otros termos eléctricos con funciones especiales, ya sea con termostato digital, con conexión wifi, de bajo consumo, de fondo reducido, con bomba de calor incorporada, con función de calentamiento rápido o con resistencia envainada. Todos ellos ofrecen un extra muy útil para su uso.

Cómo elegir termos eléctricos

Los grifos con atomizador o filtro tienen un litraje limitado a unos 9 litros/minuto aproximadamente (según la presión), con lo que podemos hacer un cálculo aproximado del tiempo de agua caliente disponible.

Tipos de resistencia del termo según la dureza del agua

La resistencia eléctrica de un termo es la encargada de transmitir el calor al agua. Hay varios tipos de resistencia en función del material del termo y de su colocación. Pueden ser del tipo blindada sumergida o envainada. En ambos casos, la calidad de la protección con los diferentes esmaltados determinará la duración del termo frente a la corrosión y las incrustaciones junto al ánodo de magnesio o electrónico. 

  • Resistencia blindada: permiten el calentamiento directo del agua debido a que van sumergidas en el depósito o cuba. Calientan el agua de forma más rápida, sin embargo, si no tienen un buen tratamiento anticorrosión son más vulnerables al desgaste por incrustaciones de cal y la electrólisis. La sustitución es más difícil. Las hay sobredimensionadas para disminuir las incrustaciones de cal y alargar su vida útil.
  • Resistencia envainada: recomendada para aguas duras. Al no estar en contacto directo con el agua, evitan la corrosión de la misma. Para su sustitución no es necesario vaciar el termo. Su tiempo de calentamiento es mayor.
Cómo elegir termos eléctricos

¿Dónde colocar el termo eléctrico?

Hay termos eléctricos específicos para ser instalados en horizontal y en vertical. No obstante, algunos modelos que permiten ambas opciones, siempre y cuando la toma de agua caliente quede en la parte superior en caso de colocarlos en horizontal. El rendimiento es mayor en caso de los verticales por una mejor estratificación del agua.

La ubicación ideal para un termo eléctrico es lo más cerca posible de los puntos de consumo y en el interior de la vivienda para minimizar las pérdidas de calor. En la elección de las dimensiones del termo, es muy importante que nos aseguremos de que el lugar de emplazamiento cumple las siguientes condiciones:

  1. La pared en la que vayamos a colocar el termo debe ser capaz de sostener un peso tres veces superior al del aparato lleno.
  2. Es necesario dejar un espacio libre entre el termo y la pared suficiente para acceder a los componentes eléctricos del termo. Las medidas de separación vienen determinadas por el fabricante.ante.
Lo hacemos por ti

¿Necesitas ayuda para colocar tu termo eléctrico? ¡Te lo instalamos!

Solicita presupuesto

Elección de un termo eléctrico según su eficiencia energética

La eficiencia energética de los termos eléctricos viene determinada por su nivel de aislamiento para evitar pérdidas de calor, o por sus sistemas de programación o autoaprendizaje en los de menor consumo.

  • Los termos eléctricos de sistema eco, smart o autoaprendizaje registran los usos y adecuan el funcionamiento de la resistencia para dar el mejor servicio con el mínimo consumo posible.
  • También tenemos los programables o con wifi, en los que podemos programar los encendidos y hasta seleccionar el número de duchas seguidas a realizar (según modelos), con lo que conseguimos ajustar el consumo eléctrico al mínimo.
  • En los termos de doble depósito y con sistema eco, tenemos la ventaja de solo enfriar uno de los depósitos al realizar un consumo de pocos litros.
Cómo elegir termos eléctricos

Revisión y mantenimiento de los termos para alargar su vida útil

Los termos eléctricos cuentan con un ánodo de magnesio, una varilla recubierta de magnesio que atrae la cal para proteger a la cuba de la corrosión. El ánodo de magnesio, por tanto, está sometido a la corrosión de la cal. De ahí que sea aconsejable revisarlo y, en caso necesario, sustituirlo para asegurar el correcto funcionamiento del aparato.

Los modelos que cuentan con un ánodo sobredimensionado aumentan su duración. Los termos eléctricos que ofrecen una mayor protección y garantía por parte del fabricante son los de ánodo electrónico permanente, cuyo mantenimiento es menor.

Cómo elegir termos eléctricos