Cómo elegir termos dobles

Un termo eléctrico de doble depósito ofrece el mismo servicio que uno convencional con una capacidad menor. Pero es que, además, dispone de agua caliente para una ducha en menos de media hora. ¡Conoce sus ventajas!

Cómo elegir termos dobles

Un termo eléctrico es una solución para tener agua caliente y ahorrar. Puede servir como sistema para Agua Caliente Sanitaria (ACS) principal o como apoyo en otras zonas de la casa. También es muy útil en bares o pequeños comercios, en los que solo hay un fregadero o un aseo pequeño. Ahora, los termos eléctricos con depósito doble ofrecen el mismo servicio que un convencional, pero con una reducción del gasto y mayor eficiencia. 

Un termo de doble depósito cuenta con un depósito de entrada de agua (fría) y con otro de salida de agua (caliente) y comunicados entre sí. Y lo mejor de todo es que ofrecen el mismo servicio que un termo convencional de mayor capacidad y ocupan menos espacio. Esto los convierte en la solución idónea para ofrecer agua caliente en tu hogar, especialmente si el termo está instalado en una cocina o baño de reducidas dimensiones.

Cómo elegir termos dobles

¿Qué es un termo de doble depósito?

¿Es posible que un termo de 65 l de capacidad dé tanta agua caliente como uno de 80 l? ¡Pues sí! Los termos dobles, aun con menos capacidad, son capaces de calentar la misma cantidad de agua que uno más grande –y convencional– gracias a que cada depósito cuenta con su propia resistencia o calefactor.

Los termos normales cuentan con una sola resistencia que, en algunos casos, funcionan con dos regímenes de potencia. Con un termo de doble depósito, el tanque convencional se convierte en dos cubas de 32,5 l, cada uno con una resistencia independiente, permitiendo calentar el agua el doble de rápido. Así, un termo doble de 45 l ofrece un servicio similar al de uno de 50 l convencional; uno de 25 l sería como uno de 30 l; uno de 65 l como uno de 80 l y uno doble de 80 l equivaldría a uno convencional de 100 l.

¿Cuáles son las ventajas de un termo de doble depósito?

Además de calentar el agua más rápido que uno convencional, ofrece más beneficios: 

  • Doble velocidad: gracias a sus dos resistencias calienta dos veces más rápido.
  • Mejora la eficiencia: no solo el agua se calienta más rápido, sino que, además, el mezclado del agua caliente con el agua fría es menor. 
  • Menor consumo energético: gracias a su termostato digital que aprende de los hábitos de uso el consumo se reduce considerablemente.
  • Diseño slim y forma rectangular: gracias a su fondo de 30 cm, puede integrarse en los muebles de la cocina. 
  • Ocupa menos espacio que los termos convencionales y la mayoría puede colocarse de manera horizontal y vertical.   
  • Agua caliente: disponible casi de forma instantánea. En tan solo 30 minutos desde que se enciende, dispone de agua caliente para una ducha. 

¿Cómo funciona un termo con doble depósito?

Los termos de doble depósito están formados por dos calderines, cada uno con su propia resistencia y comunicados entre sí. Ofrecen el mismo servicio que uno convencional y un poco más grande. Te contamos cómo funciona:

  • Al encender el termo, el calefactor se activa en la cuba de salida de agua. Entonces, el dispositivo de calentamiento del interfaz de ilumina.
  • La cuba de salida empieza a calentar el agua hasta alcanzar la temperatura seleccionada de salida de agua.
  • La cuba de salida de agua alcanza la temperatura óptima cuando dispone de, al menos, una ducha de agua caliente a la temperatura seleccionada.
  • Estando el agua caliente en el depósito de salida de agua, se desconecta el calefactor y se enciende el de la cuba de entrada para calentar el agua. Cuando alcanza la temperatura de agua seleccionada, ambos calefactores se apagan.
  • Cuando ambos depósitos tienen agua caliente disponible y se inicia la salida de agua caliente, comienza a entrar agua fría en el depósito de entrada, pero sin mezclarse con la caliente.
  • Cuando la sonda del depósito de entrada detecta el agua fría, enciende el calefactor. El agua se va calentando en el depósito de entrada para después pasar al calderín de salida y ofrecer al agua caliente.

¿Qué termo de doble depósito necesito?

Dependiendo de la cantidad de agua caliente que utilicéis en tu casa o negocio, se necesitará un termo con doble depósito de diferente capacidad: 

  • Para aseos con un lavabo o un fregadero: termo de doble depósito de 25 l. 
  • Para una sola persona: termo de doble depósito de 45 l.
  • Para dos personas: termo de doble depósito de 65 l.
  • Para tres personas: termo de doble depósito de 80 l.
Cómo elegir termos dobles