Cómo elegir aislamiento para tuberías

El agua que circula por las cañerías desprende calor y las temperaturas extremas pueden causar estragos en ellas que sufren tanto con el frío como con el calor. En invierno pueden no llegar a soportar la presión de la congelación y en verano, sufrir fugas por el calor. Para evitar estas situaciones y condensaciones hay que aislar las tuberías. Por eso, siempre hay que usar aislamientos de tubería.

El aislamiento de tuberías es un aspecto muy importante a tener en cuenta al realizar una instalación de abastecimiento de agua (incluida el agua caliente sanitaria y calefacción) y de climatización del hogar (al instalar sistemas de aire acondicionado o frío industrial).

¿Qué peligros corren las tuberías sin aislar? Las tuberías de cobre empotradas en tabiques pueden ser atacadas por los agentes químicos de los yesos, morteros o cementos que cubren las rozas hechas para introducir los conductos. Además, las cañerías sufren dilataciones que si no se recubren pueden ser traspasadas a las paredes y provocar grietas en los tabiques y daños en los alicatados. 

Cómo elegir aislamiento para tuberías

En resumen, las funciones del aislamiento de tuberías son:

  • Reducir las pérdidas de energía.
  • Reducir la congelación de las tuberías ubicadas en espacios exteriores.
  • Evitar condensaciones.
  • Evitar el contacto con tuberías que transportan agua caliente.
  • Reducir la temperatura del agua de consumo humano que circula por las cañerías.
  • Proteger las tuberías de la acción de los materiales de construcción.
  • Permitir la dilatación de las tuberías.

Funciones: ¿por qué se tienen que aislar las tuberías?

El agua que circula por las cañerías desprende calor y las temperaturas extremas pueden causar estragos en ellas que sufren tanto con el frío como con el calor. En invierno pueden no llegar a soportar la presión de la congelación y en verano, sufrir fugas por el calor. Para evitar estas situaciones y condensaciones hay que aislar las tuberías. Por eso, siempre hay que usar aislamientos de tubería.

El aislamiento de tuberías es un aspecto muy importante a tener en cuenta al realizar una instalación de abastecimiento de agua (incluida el agua caliente sanitaria y calefacción) y de climatización del hogar (al instalar sistemas de aire acondicionado o frío industrial).

Cómo elegir aislamiento para tuberías

¿Qué peligros corren las tuberías sin aislar? Las tuberías de cobre empotradas en tabiques pueden ser atacadas por los agentes químicos de los yesos, morteros o cementos que cubren las rozas hechas para introducir los conductos. Además, las cañerías sufren dilataciones que si no se recubren pueden ser traspasadas a las paredes y provocar grietas en los tabiques y daños en los alicatados. 

En resumen, las funciones del aislamiento de tuberías son:

  • Reducir las pérdidas de energía.
  • Reducir la congelación de las tuberías ubicadas en espacios exteriores.
  • Evitar condensaciones.
  • Evitar el contacto con tuberías que transportan agua caliente.
  • Reducir la temperatura del agua de consumo humano que circula por las cañerías.
  • Proteger las tuberías de la acción de los materiales de construcción.
  • Permitir la dilatación de las tuberías.

Tipos de aislamiento de tuberías

Estos productos están diseñados para asegurar un adecuado aislamiento y control de la condensación. El aislamiento de las tuberías de cobre se divide en dos tipos según el objetivo a alcanzar. 

  • Las coquillas de espuma, lana de vidrio o de roca aíslan térmicamente las tuberías para evitar las pérdidas de calor o la congelación y optimizar el rendimiento. 
  • Los tubos corrugados protegen las tuberías de golpes o de la corrosión por el contacto con los materiales de construcción.
Cómo elegir aislamiento para tuberías

Coquilla: aislamiento térmico de tuberías

Las coquillas son un recubrimiento o funda de tuberías de forma cilíndrica. Sirven para aportar aislamiento térmico y así mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de frío o calor, evitar las pérdidas de energía y controlar la condensación y la congelación. 

Las coquillas son flexibles y se utilizan para instalaciones vistas y empotradas de alimentación de agua.

Este tipo de aislamiento, que mejora el rendimiento al evitar las pérdidas de calor y la congelación, es de uso obligatorio en todas las tuberías instaladas en el exterior de un edificio, de acuerdo a la normativa recogida en el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) y cuando la tubería transporte un líquido en determinadas condiciones:

  • A una temperatura menor a la del lugar por el que discurre.
  • A más de 40°C en aparcamientos, salas de máquinas, cuartos de contadores, falsos techos y otros lugares no habitables. 
Cómo elegir aislamiento para tuberías

Tipos de coquillas. En función del material de composición, las coquillas pueden ser de diferentes tipos:

  • Coquillas de caucho: son las compuestas de espuma elastomérica (un tipo de caucho sintético). Tienen una baja conductividad térmica, es decir, que es más aislante.
  • Coquillas de polietileno: destacan por su alta flexibilidad que le permite adecuarse muy fácilmente al diámetro del recorrido de la tubería. Por el contrario, su conductividad térmica es más elevada que otros materiales, es decir, que conduce más el calor y, por lo tanto, aporta menos aislamiento.
  • Coquillas de lana de vidrio o de roca: suelen presentarse en forma de manta. Suelen emplearse para las instalaciones en edificios e industrias.

Tubo corrugado: protectores de tuberías

El tipo de aislamiento de protección se lleva a cabo con tubos corrugados de PVC. El uso de tubo corrugado está indicado para instalaciones ocultas de alimentación de agua. Su función es evitar el contacto, y consiguiente deterioro, de las tuberías empotradas con el cemento, mortero, yeso y otros materiales de construcción, pero no protege contra la condensación. Además, permiten diferenciar las tuberías de agua fría y caliente gracias a sus dos colores: el de color azul identifica la tubería de agua fría, mientras que el rojo es indicativo del agua caliente.  

Cómo elegir aislamiento para tuberías

En el caso concreto de las tuberías multicapa no es necesario utilizar aislamiento de tubo corrugado ni de coquillas ya que incluyen un revestimiento de polietileno que las aísla sin necesitar nada más.

¿Cómo usar las coquillas?: adhesivo sellador

Las coquillas de espuma son las más comunes para el aislamiento térmico de tuberías y destacan por su fácil colocación: basta con cortar con un cúter a la medida que se necesita y hacer un corte longitudinal (algunos vienen precortados). Después hay que encajar la espuma en la tubería, quitar la banda autoadhesiva para fijar la coquilla. Por último, pegar con un adhesivo de contacto específico para sellar la coquillas y las uniones. Este pegamento para encolar planchas, coquillas y ensamblar juntas, es resistente al calor. 

Cómo elegir aislamiento para tuberías

Están disponibles en diferentes diámetros y espesores: cuanto mayor sea el espesor de la coquilla, mejor comportamiento térmico se conseguirá.

¿Para qué sirven las cintas adhesivas anticondensación?

Este tipo de cintas autoadhesivas son especiales y se utilizan para aislar y evitar condensaciones en los tubos de cobre que se instalan en los equipos de aire acondicionado. Son resistentes a la intemperie y a los rayos UV y protegen las tuberías.

Cómo elegir aislamiento para tuberías

¿Cuál debe ser el espesor del aislamiento térmico para las tuberías? 

Los espesores necesarios del aislamiento vienen determinados por el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios), según ciertos aspectos como: 

  • El diámetro de la tubería: cuanto mayor sea el diámetro exterior del conducto, mayores serán las pérdidas de calor y, por tanto, se necesita un espesor mayor de aislamiento térmico. 
  • La temperatura del agua o el líquido que transporta: cuanta más alta sea la temperatura del agua trasladada, mayor pérdida de calor y mayor espesor de aislamiento se necesita.
  • También influye el clima de la zona geográfica en la que se viva y el lugar donde van situadas las tuberías, porque si están en el exterior de la vivienda hay mayor pérdida de calor.

En la siguiente tabla se indica el espesor (expresado en milímetros) que debe tener el aislamiento de las tuberías teniendo en cuenta la ubicación y temperatura del fluido que suministran calefacción:

Cómo elegir aislamiento para tuberías

En el caso de tuberías para el agua caliente sanitaria (ACS), que es el agua usada para duchas, baños y electrodomésticos, como lavadora y lavavajillas, su temperatura suele ser inferior que la de la calefacción, pero como funciona ininterrumpidamente durante todo el año tiene mayores pérdidas de calor. Por eso, para el espesor del aislamiento hay que añadir 5 mm a cada caso mostrado en la tabla.

¿Y qué ocurre en las tuberías para agua fría de consumo humano (AFCH)? Para estos casos, por norma no hay espesores mínimos y lo recomendable es que el espesor sea inferior al indicado para calefacción y agua caliente sanitaria; excepto si las tuberías están en paralelo a las de calefacción y ACS centrales, en cuyo caso se aconseja que los espesores sean los mismos que los marcados en la tabla.

Cómo elegir aislamiento para tuberías