Cómo elegir tuberías de PVC de presión

Las tuberías de PVC de presión son conducciones plásticas, resistentes y duraderas empleadas para instalar sistemas de abastecimiento y distribución de agua o saneamiento. Estas tuberías permiten transportar agua a presión para uso alimentario o agrícola, siendo una excelente solución para tus trabajos de fontanería doméstica. ¿Necesitas un grifo en la fachada para regar el jardín? ¿Quieres colocar un fregadero en el taller del garaje? Te contamos cómo elegir las tuberías de PVC de presión perfectas para estos trabajos (y muchos más).

Cómo elegir tuberías de PVC de presión

Qué son las tuberías de PVC de presión: características, ventajas y normativa

Estas tuberías están fabricadas con un tipo de plástico llamado Poli-Cloruro de Vinilo (PVC), mediante un proceso de extrusión. En estado líquido, la resina de PVC se introduce en una boquilla de sección anular: la extrusión consigue que el espesor sea homogéneo y regular en toda la sección de la tubería. Las ventajas que estas tuberías proporcionan en trabajos de fontanería (doméstica o profesionales) son varias:

  •  Estanqueidad total en el transporte de agua a presión
  • Montaje fácil y rápido
  • Puesta en marcha inmediata tras la instalación
  • Hacen más fáciles las reparaciones en obras antiguas
  • Son muy asequibles
  • Su superficie interna, totalmente lisa, impide la formación de incrustaciones

La normativa que regula las tuberías de PVC a presión es la norma UNE-EN ISO 1452, relativa a “Sistemas de canalización en materiales plásticos para conducción de agua y para saneamiento enterrado o aéreo con presión. Poli(cloruro de vinilo) no plastificado (PVC-U)”, publicada en septiembre de 2010. Conviene escoger siempre tuberías de PVC de presión conformes a las normas UNE: así nos aseguraremos de que serán capaces de soportar un trabajo continuo durante más de 50 años.

Cómo elegir tuberías de PVC de presión

Cómo elegir tuberías de PVC según su uso

A nivel doméstico (no industrial), las tuberías de PVC de presión se utilizan para montar redes abastecimiento y distribución de agua, sistemas de riego, instalaciones agrícolas y redes de saneamiento.

  • Las tuberías de PVC de presión empleadas para abastecimiento y distribución, regadíos e instalaciones agrícolas son similares, no habiendo diferencia entre las que van a ser empleadas para un uso alimentario (agua potable) y las que no.  Los diámetros van desde 16 mm hasta 630 mm y se pueden instalar con uniones encoladas o elásticas, aunque las más habituales son las encoladas.
  • Las tuberías de PVC de presión que forman parte de las redes de saneamiento tienen diámetros de hasta 1000 mm y se pueden emplear tanto en instalaciones aéreas como enterradas. En este caso, la unión elástica (que veremos a continuación) garantiza una mayor estanqueidad.
Cómo elegir tuberías de PVC de presión

Una característica muy interesante de las tuberías de PVC de presión es su aguante frente la acción del cloro y los productos clorados. Por esta razón, son perfectas para montar sistemas de alimentación de agua para piscinas. El diámetro habitual en estas instalaciones es de 50 mm, aunque los vasos más grandes (piscinas olímpicas, campings…) pueden llevar tuberías de 63 mm de diámetro. 

Cómo elegir tuberías de PVC de presión según el tipo de unión

Una de las ventajas más interesantes de las tuberías de PVC de presión es, sin duda, su fácil montaje. No necesitarás herramientas especiales ni materiales costosos para montar una red doméstica, con todas las garantías de estanqueidad. Las tuberías se pueden unir mediante dos métodos:

Unión encolada. Es la más habitual y empleada. Los tubos y accesorios son machihembrados, es decir, se unen mediante un sistema de encaje macho-hembra. El método es sencillo: tras cortar las tuberías a la medida, intentando crear siempre cortes rectos y limpios, se limpia la zona a encolar con un limpiador específico y se unen las piezas mediante un adhesivo especial para PVC. El adhesivo logra un ensamblaje mediante soldadura en frío, eficaz y estanco, que aguanta muy bien la tracción (mejor que la junta elástica).

Cómo elegir tuberías de PVC de presión

Unión con junta elástica. Es menos habitual y algo más compleja de realizar. Las tuberías llevan una junta de goma alojada en la copa de la tubería (hembra). A la hora de encajarlas, hay que aplicar un producto lubricante específico para facilitar la unión sin mover la junta elástica. Una de las ventajas de este método es que permite ciertas variaciones de dirección; es decir, no queda fijo como el encolado, sino que la tubería se puede mover ligeramente.

Cómo elegir tuberías de PVC de presión según sus características técnicas

Cuando vayas a comprar una tubería de este tipo, además de lo indicado hay cuatro datos que debes tener en cuenta:

  • Diámetro interior
  • Espesor
  • Presión Nominal (PN)
  • Longitud total

Las tuberías que puedes encontrar en tiendas LEROY MERLIN llevan sistema de unión encolada. Estos son los diámetros y espesores más habituales, y la presión nominal (PN) de agua que soportan:

PN 20: 

  • Tubería de 16 mm diám., 1,5 mm espesor y 2,5 m longitud total
  • Tubería de 20 mm diám., 1,9 mm espesor y 5 m longitud total
  • Tubería de 25 mm diám., 1,9 mm espesor y 5 m longitud total

PN 16:

  • Tubería de 25 mm diám.,1,9 mm espesor y 2,5  m longitud total
  • Tubería de 32 mm diám., 2,4 mm espesor y 2,5  m longitud total
  • Tubería de 40 mm diám., 3,0 mm espesor y 2,5  m longitud total
  • Tubería de 50 mm diám., 3,7 mm espesor y y 2,5  m longitud total

Las tuberías de PVC de presión son ligeras, resistentes, estancas y aptas para conducir agua potable a presión. Úsalas para cualquier proyecto de riego, saneamiento o abastecimiento donde sea posible (y adecuado) emplear tuberías rígidas. En LEROY MERLIN encontrarás las tuberías y los accesorios perfectos para todos tus trabajos, y por supuesto, contarás con el asesoramiento de nuestros expertos.