A tu jardín le toca en agosto

Por Leroy Merlin

En LEROY MERLIN te damos las claves para que tu jardín luzca como nunca en esta temporada. Comienza instalando aspersores para el riego del césped:

Traza un plano del jardín: Empieza dibujando un plano de la zona a regar. Traza la forma y las medidas de los laterales y dibuja todo lo que esté cerca: edificaciones, casetas, árboles, arbustos, aceras, suelos, accesos… Marca también los parterres y cualquier rincón que necesite otro tipo de riego, o que no sea conveniente que se moje. Escribe las medidas de la forma más exacta posible.

Elige los emisores: ¿Aspersores o difusores? Depende. Si tu jardín es de tamaño pequeño (hasta 30 m2) puedes usar difusores. Son dispositivos que emiten agua en forma de lluvia de manera fija, sin rotación, y con un ángulo de riego ajustable de entre 0 y 360º. Distribúyelos así: instala un emisor con ángulo de 90º en cada esquina y coloca varios con ángulo de 180º a lo largo de los bordes. Vigila que los abanicos de lluvia se solapan para asegurarte de que todo el césped recibe su parte. En el centro, cubre las posibles zonas sin riego (o con poco alcance) con emisores de 360º.

Instala el circuito: el sistema de tuberías empieza en el programador, que se conecta a la toma de agua del jardín. Es similar al de los sistemas de riego por goteo, aunque necesita más presión. Ten en cuenta que el riego por aspersión consume casi el doble de agua que los sistemas por goteo. Si tu jardín está en una zona de clima seco, sustituye el césped por un suelo más sostenible (gravilla, grama, madera, composite…) o coloca césped artificial.

Ajusta el programador: agosto es uno de los meses más secos del año: las necesidades de agua de tu césped serán mayores. Aun así, evita siempre encharcar el terreno o regar demasiado para prevenir la aparición de hongos. Si tu sistema de riego lleva difusores, prográmalo para que funcionen durante 7 minutos al día; si son aspersores, entre 20 y 40 minutos dependiendo del clima.

Haz una poda de verano

¿Cuándo se puede hacer? Aunque se suele pensar que los árboles y arbustos solo se podan cuando la savia baja (durante el otoño y el invierno), la poda de verano es fundamental para su buen crecimiento. Se recomienda realizarla entre mediados de julio y mediados de septiembre, por lo que el mes de agosto es el momento perfecto.

Qué y cómo podar. El propósito de la poda de verano es eliminar los restos de la floración y las ramas excesivamente crecidas, que quitan vigor a las plantas. También es el momento de podar los arbustos para darles forma y crear diseños atractivos. Si tienes plantas trepadoras (glicinias, parras, jazmines, buganvillas…), aprovecha para limpiarlas y quitarles volumen: te lo agradecerán. Puedes quitar unas 2/3 partes del volumen total de la planta.

A tu jardín le toca agosto

Poda de aclareo. El aclareo consiste en “vaciar” el interior del árbol o el arbusto, podando las ramas que chocan entre ellas y se estorban. También sirve para aclarar las copas y dejar que entren los rayos del sol, indispensables para que las hojas puedan hacer la fotosíntesis.

Hortensias y rosales. Son dos de las plantas que se beneficiarán mucho de la poda de agosto. Las hortensias habrán terminado su proceso de floración: corta los tallos para fortalecer la planta y que el año que viene te regale muchas más flores. En cuanto a los rosales, se encontrarán bastante debilitados. Devuélveles el vigor cortando las ramas florecidas (retira aproximadamente la mitad de cada rama), a unos 7 cm de la yema.

Ilumina los espacios de exterior ¡y disfrútalos!

Cambia las lámparas por LEDs. Las bombillas incandescentes son ya parte del pasado, y las halógenas van camino de desaparecer. Los LEDs consumen muy poca energía, duran muchísimo y permiten iluminar los espacios de exterior con distintos tonos e intensidades de luz. Antes de que los días se acorten más, cambia las viejas bombillas por unas de LED o sustituye las lámparas de exterior que consuman más energía.

Sensores de presencia. Los sensores para lámparas de exterior presentan muchas ventajas. Cuando llegas a casa, se encienden automáticamente para indicarte el camino o la puerta de entrada. Y cuando no estás en ella, funcionan como un excelente sistema anti-intrusos. Antes de cerrar tu casa de vacaciones, coloca una o varias luces con sensor de presencia en el exterior y obtendrás un plus de seguridad.

Lámparas solares. Ahora que el sol está en su máximo esplendor, aprovecha la energía limpia y gratuita que te ofrece para iluminar tu jardín. Coloca balizas solares en los caminos y calzadas, añade lámparas decorativas e instala apliques en la fachada. Como no llevan cables, su instalación es muy sencilla y no tendrás que instalar enchufes para exterior.

A tu jardín le toca agosto

Y además…

Abona los rosales. Apórtales nutrientes después de la primera floración.

A tu jardín le toca agosto

Haz compost para el otoño. Utiliza los restos de la poda y residuos del huerto.

A tu jardín le toca agosto

Limpia las plantas marchitas. Quita flores y ramas secas para dejar tu jardín como nuevo.

A tu jardín le toca agosto

Recoge la cosecha. Aprovecha para sembrar nuevas hortalizas de invierno.

A tu jardín le toca agosto

Otras tareas

Planta tus estanques con nenúfares y jacintos de agua.

A tu jardín le toca agosto

Combate las plagas. Protege las plantas tras la floración: están más débiles.

A tu jardín le toca agosto

Siembra flores de temporada. Planta margaritas, adelfas, hibiscos y buganvillas.

A tu jardín le toca agosto

Renueva el suelo de madera. Aplícale productos especiales que lo nutran y lo protejan.