A tu jardín le toca en julio 

Por Leroy Merlin

En julio los rigores del calor obligan a cuidar nuestro jardín y nuestro entorno de una forma más eficiente. Son meses en los que las medidas para ahorrar agua y protegernos del calor coinciden en las tareas a realizar en nuestro jardín.

Con la llegada del verano tu jardín necesita más riego, para evitar que tu césped amarillee y tus plantas se sequen con el calor. Mantener un riego frecuente es la clave de esta época.

¿Cómo regar y economizar el agua y ayudar al medio ambiente?

Las temperaturas extremas de los meses de pleno verano convierte este periodo en un momento muy comprometido para el jardín y para la factura del agua que se ve notablemente incrementada para mantener nutridas todas las plantas de tu exterior. Para minimizar estos problemas puedes optar por estas soluciones:

  • Utiliza programadores de riego con pluviómetro: para evitar los riegos innecesarios, puedes instalar un pluviómetro (instrumento que mide la cantidad de lluvia caída) en tu programador de regadío para evitar que se active los días de lluvia.
  • Emplea el riego gota a gota: si tienes alcorques, macetas o un huerto y, aún no has instalado un sistema de riego por goteo, es el momento de hacerlo. Puedes seleccionar las piezas sueltas o un kit completo para empezar.
  • Usa depósitos de agua de lluvia: si ubicas los depósitos en la salida de los canalones, posibilitarás la recogida del agua de lluvia para su posterior uso en el riego del jardín.
  • Usa corteza de pino para cubrir la tierra: ya sea con corteza de pino u otro sistema de mulching evitarás la evaporación del terreno y facilitarás la conservación de la humedad.
  • Usa cobertores para evitar la evaporación del agua de la piscina: durante el verano, protege el agua de la evaporación usando una cubierta de verano.

En general, en verano te recomendamos que riegues a primera hora de la mañana o por la noche para evitar la evaporación y no derrochar ni una gota de agua. Para las plantas puedes utilizar perlas de gel o tierra con hidro control que acumula la humedad y la libera, según las necesidades de la planta.

A tu jardín le toca julio

La frecuencia de riego depende del tipo de planta. En las plantas de interior procura que la tierra nunca esté seca del todo. Si la temperatura ambiente supera los 25º será necesario que pulverices agua también en las hojas y el follaje, porque el ambiente estará demasiado reseco. En cambio, si tienes huerto, evita siempre que el agua caiga sobre las hojas y los frutos.

En las plantas de exterior con flores es conveniente que riegues a diario en pequeñas cantidades (evitando que se formen charcos, ya que el riego excesivo ahogará tus plantas).

Si te vas a ir de vacaciones, aprovecha tu sistema de riego automático en el caso de que lo tengas instalado.

Soluciona los problemas con el agua de tu piscina

No hay nada mejor que aprovechar tu piscina privada para aliviar el intenso calor estival. Sin embargo, pueden surgir imprevistos que hagan que la calidad del agua no sea la idónea para el baño. Te ayudamos a solucionar algunos de los problemas más típicos a los que puedes enfrentarte:

  • Si el agua está turbia. Las impurezas que se van depositando en la piscina generan turbiedad en el agua. Utiliza un floculante para que estas sustancias se depositen en el fondo de la piscina y los limpiafondos puedan recogerlas.
  • Si el agua está verde. El aumento de las temperaturas suele generar la proliferación de algas, así como un deficiente contenido en cloro. Usa un algicida para neutralizarlas.
  • Si el PH es superior a la media. Utiliza un reductor de pH para evitar que la acidez del agua afecte a tus baños.
  • Si el PH es inferior a la media. Utiliza un aumentador de pH para evitar que la acidez del agua afecte a tus baños.
A tu jardín le toca julio

Palia el calor con nebulizadores en tu jardín

En verano es de vital importancia que refresques el ambiente para sobrellevar el calor. Y qué mejor opción que humedecer y climatizar el jardín o la terraza con nebulizadores que son aparatos que proyectan el agua en forma de nubecillas en intervalos de tiempo más o menos espaciados. Este sistema es capaz de reducir la temperatura hasta 10°C.

Adquiere tu kit de nebulización o piezas sueltas para hacerlo a medida y solo necesitarás las siguientes herramientas para su instalación: llave inglesa, cortatubos, metro, teflón y lápiz.

A tu jardín le toca julio

Es tan sencillo como revisar la situación del grifo, medir los metros de tubería que necesitas y calcular la posición de los nebulizadores. Según esas medidas, elige los nebulizadores que vas a poner y, dejando una distancia de entre 40 y 50 cm entre cada uno de ellos, corta el tubo y colócalos. Asegúrate de que quedan mirando hacia el suelo. Por último, conecta el programador al grifo usando teflón. Te recomendamos que te asegures de poner un filtro para evitar que las impurezas afecten a los nebulizadores.

Protege los cultivos de tu huerto

Mantener a salvo las semillas, cosechas y frutos maduros de tu huerto debe ser tu gran prioridad. Tus cultivos son toda una tentación para los pájaros y diversos insectos como avispas o abejorros a los que atrae su dulzor. ¿Qué puedes hacer para impedir que tus recolecciones sean el alimento de los pájaros y las plagas?

  • Mallas antipájaro. Con la maduración de los frutos, los pájaros pueden querer comerse las cosechas. Usa mallas para protegerlas y evitar que se coman los frutos y para mantener separados los animales que tengas en casa de tu huerto.
  • Espantapájaros. Usa este tipo de elementos en cultivos que no pueden ser protegidos con mallas o en superficies mayores. Los que simulan aves rapaces, como los búhos, son una buena solución.
  • Insecticidas. La presencia de insectos, como pulgones, mosca blanca, arañas, etc. pueden debilitar las plantas y perjudicar a los frutos. Detecta la plaga y usa el insecticida más adecuado.
  • Fungicidas. Los hongos hacen también acto de presencia. Es muy típico el mildiu, sobre todo en cultivos que necesitan humedad como pepinos o calabacines. Revisa las plantas y detecta las plagas para elegir el fungicida más adecuado.
  • Limacos. Las zonas de humedad y umbría son propensas también a la aparición de babosas o caracoles. Prevé su aparición o neutralízalas con un antilimaco para evitar que se coman los cultivos.
A tu jardín le toca julio

Cuidados específicos del césped

Atiende el césped con un riego regular y labores de siega periódicas. Es imprescindible que contrarrestes la incidencia del sol aumentando la frecuencia de riego: lo recomendables es regarlo casi a diario, si no llueve, para que mantenga la humedad y no se seque con el sol. A medida que suban las temperaturas deja la hierba más alta (espacia los días de siega) para mantener la humedad y protegerlo del calor y los rayos del sol. Y recuerda que en julio debes aportar nutrientes al terreno con un abono de liberación lenta.

A tu jardín le toca julio

¿Cuáles son las plantas más características de este mes?

Julio es mes para seguir cultivando begonias y gardenias. Las gardenias se usan como plantas de exterior en zonas de climas suaves y como planta de interior, en climas más extremos. Su gran atractivo estriba en sus flores, que son solitarias y en disposición terminal, además de su color blanco cremoso y su intenso y agradable olor. Es una planta a la que le gustan los suelos ácidos y suele necesitar abonados ricos en hierro porque si no sus hojas tienden a amarillear. Se recomienda colocarla en un lugar de semi sombra sin que le dé un excesivo sol directo.

Por su parte, las begonias destacan por la enorme variedad de tipos que existen, pero todas resaltan por los colores y las formas de sus flores.

A tu jardín le toca julio

Otras flores con un papel algo secundario pero que puedes rejuvenecer en julio son: los geranios, azaleas, hortensias, dalias, jazmines, orquídeas, petunias y bougainvilleas.

Descubre las labores de poda propias del mes de julio

El verano es una buena época para eliminar las ramas secas y las flores marchitas de los arbustos; debes podar los que hayan dado flor en primavera, ya que la poda de verano tiene la ventaja de que los cortes cicatrizan más rápido.

También es momento de recortar los setos y las plantas trepadoras para darles forma. En el caso de las trepadoras conviene, también, revisar las sujeciones para garantizar su bien estado.

A tu jardín le toca julio

Además, aprovecha para podar los tallos ya florecidos de las hortensias y rosales, para que crezcan brotes nuevos y más fuertes.

Y recuerda: siempre que realices tareas de poda retira los restos para evitar que alberguen parásitos que pueden desembocar en plagas y enfermedades.

Otras tareas de mantenimiento

En líneas generales, con el verano en su plenitud debes realizar unas sencillas tareas de cuidados básicos del jardín que pasan por las siguientes labores:

  • Limpia de malas hierbas el jardín: escarda las zonas exteriores. Es muy importante que elimines por completo todas las malas hierbas, hojas secas y marchitas que almacenan tus plantas ya que pueden dejarlas sin nutrientes y las ramas muertas para que la floración y desarrollo sean más intensos.
  • Airea el suelo: cava ligeramente para oxigenar la tierra.
  • Siembra en semilleros y prepáralos para el final del verano.
  • Protege tus muebles de madera: usa aceites y protectores para alargar la vida del mobiliario del jardín.
  • Si abonas con frecuencia tus plantas, florecerán antes.
A tu jardín le toca julio