Descubre todas las características del lino como tejido natural para decorar tu casa 

Por Leroy Merlin

Es un tejido natural que nunca pasa de moda, pero ¿conoces todas las características del lino? Además de las ventajas que aporta una fibra natural, ofrece colores estables y es de fácil mantenimientos y planchado. Saber qué aporta un tipo de textil te ayudará a elegir con conocimiento dónde usarlo en tu casa.

El lino es un tejido esencial, elegante, decorativo y muy versátil. Un clásico en decoración que vemos en cortinas, cojines, telas de tapicería y ropa de casa, pero ¿conoces exactamente las ventajas que aporta este textil natural? Sus cualidades son muchas y acercarte a ellas hará que este tejido te conquiste. La primera impresión: ¡es muy gustoso al tacto y a la vista! 

Acércate al lino, un tejido natural

Resistente al desgaste, fresco, antibacterias, estable en el mantenimiento de los colores, de fácil limpieza, ecológico y biodegradable y con un aspecto cálido y natural. En cortinas y estores el lino es una buena opción porque tamizan la luz y ofrecen una iluminación relajada del interior de la estancia. Obtendrás diferentes niveles de opacidad según la composición del tejido. Así, cuanto más peso tenga el lino, mejor será su caída aunque menos transparente. Es decir, cuanto más mezcla de poliéster tenga, resultará menos opaco y dejará pasar más la luz. Es recomendable que el dobladillo de la caída sea generoso ya que con el primer lavado el lino encoge un poco. Anota esta palabra, sanforizado; un tratamiento que evita el encogimiento y que se arrugue, sin perder su aspecto natural.

Si lo que quieres es tapizar o realizar una funda para un sofá, escoge también lino con mezcla de poliéster, que resultará más fácil de mantener. Será resistente al desgaste y no se deformará. También se usa en pantallas de lámparas, mantelerías o para entelar una pared, ya que sus propiedades para repeler el polvo lo hacen apto para este uso.

El lino, una planta amiga de la naturaleza: biodegradable y reciclable 

El lino procede de una planta herbácea del mismo nombre que da lugar a esta fibra natural de origen vegetal, similar al algodón y al cáñamo. La fibra preparada para hilar, según su procedencia, tiene un color blanquecino, rubio, tostado o gris claro acerado. Con esa fibra se producen los hilos y con estos los tejidos. El lino, al igual que el algodón, se compone principalmente de celulosa, lo que hace que sea capaz de absorber hasta un 20% de agua sin que se sienta húmedo al tacto. De ahí que sea un tejido muy fresco durante el verano, aunque no exclusivo de esta temporada, pues su trama hace que resulte muy cálido a la vista.

La planta del lino crece con fuerza con un mínimo de productos químicos y no necesita riego, es una planta biodegradable y totalmente reciclable. Se aprovecha la totalidad de la planta, por lo que no genera residuos, lo que hace que sea un tejido ecológico. Y para procesarla y transformarla en textil no requiere mucha energía.

Acércate al lino, un tejido natural

Lino, un tejido resistente y suave 

Es un tejido resistente. La resistencia a la rotura de la fibra de lino es mayor que la del algodón. Y como al 100%  no es elástico, es frecuente encontrarlo combinado con algodón y otras fibras naturales o sintéticas. 

Además, el lino es un buen conductor del calor, lo que hace que sea un tejido idóneo para zonas donde el clima es cálido. En contacto directo con el cuerpo, absorbe la humedad, se seca rápidamente y transmite una sensación de frescor y confort.

Acércate al lino, un tejido natural

Y es bastante suave al tacto. La superficie de la fibra es lisa lo que hace que una vez tejida el textil resultante sea suave. En general, la suavidad y el aspecto de la tela de lino mejoran con el uso y con cada lavado.

Y en cuanto a los colores del lino 

Esta tela acepta bien el uso de colorantes (absorbe bien los tintes) por lo que es un tipo de tejido muy apropiado para la estampación. Además, la estabilidad del color sobre el lino es alta, es decir, los colores se mantienen inalterables durante mucho tiempo.

¿Sabías que los tejidos de lino en color blanco no amarillean con el tiempo? De hecho, con cada lavado se acentúa más la blancura.

Acércate al lino, un tejido natural

Perfecto para alérgicos al polvo 

Al ser natural, el lino no tiene carga de electricidad estática, por ello no atrae el polvo y se mantiene fácilmente. Esto hace que sea recomendable su uso en casas donde algún miembro sea alérgico al polvo. Y tampoco suelta pelusas, tiene propiedades antisépticas (es decir es anti bacterias); y fungicidas. 

Fácil mantenimiento y limpieza 

Las cualidades de la fibra de lino hacen que sus cuidados sean relativamente sencillos. Sus fibras no se alteran, independientemente del grado de humedad o de temperatura que haya en la casa y los colores no se desvanecen.

Su limpieza es muy similar a los cuidados que precisa el algodón. Se puede lavar en seco o en lavadora (mejor en un ciclo corto o para ropa delicada y en agua fría, pero conviene consultar la etiqueta antes). Para secarlo, mejor al aire libre y, su puedes, Mantén bien estirado el tejido para facilitar su posterior planchado.

Eso sí, el ser una fibra natural, se arruga bastante, sobre todo los tejidos 100% lino se arrugan al lavado. Pero la arruga es una de las características de este tejido. Debes saber que la cantidad de arruga que se forme dependerá de la mezcla con algodón o poliéster que lleve el tejido en su composición. A más cantidad de estos últimos, menor arruga.