Ahorra agua en la piscina 

Por Leroy Merlin

Es fácil si eliges un desinfectante que te permita no tener que llenarla en años y prestas atención a la limpieza y los períodos de hibernación.

Ahorra agua en la piscina

Para que el agua de tu piscina se mantenga en buenas condiciones para el baño, debes tratarla con desinfectante periódicamente. Las alternativas al cloro, como el oxígeno activo o la sal, te permiten mantener el agua sin cambiarla hasta 6 años, y ahorrar litros y litros de agua al año.

Al usar un limpiafondos manual, tu piscina pierde agua y te obliga a rellenarla. Sin embargo, si eliges uno automático, el agua se devuelve a la piscina, con el consiguiente ahorro en agua y en productos químicos. El uso de un limpiafondos automático permite, además, ahorrar más de un 20% de agua en el lavado del filtro.

El calor del sol hace que el agua de la piscina se vaya evaporando lentamente. Si cubres tu piscina con un cobertor de verano durante la época de uso, reduces la pérdida de agua por evaporación en un 70% y, por lo tanto, no tendrás que rellenarla.

Atento a la hibernación (o invernaje)

El invernaje es un conjunto de tareas destinadas a preparar el agua de tu piscina para pasar el invierno sin perder propiedades. Si lo haces correctamente, te ahorrarás muchos litros de agua al año, al no tener que rellenarla cada temporada.

Si además le pones un cobertor, evitarás que el agua se evapore durante la primavera y te ahorrarás tener que rellenar el vaso cuando quieras volver a disfrutar de tu piscina. Se trata de una lona de poliéster recubierta con PVC que cubre el agua y la aísla del exterior. 

Ahorra agua en la piscina

Otros consejos para ahorrar agua en la piscina son: lavar los filtros solo lo necesario y combinando el uso de aire y agua; detectar las fugas para repararlas inmediatamente; aprovechar el agua del lavado del filtro y de la ducha para otros usos guardándola en un depósito; o rellenar la piscina con agua de lluvia que puedes almacenar en un depósito pluvial.