Ahorra en iluminación

Por Leroy Merlin

El 18% del consumo eléctrico de una vivienda corresponde a la iluminación. Te damos las claves para que ahorres en la factura. 

La clave para ahorrar está en la elección de la bombilla adecuada, por lo tanto, comienza por sustituir las viejas bombillas por otras más eficientes, como las led, las de bajo consumo o las halógenas eco.

Coloca detectores de movimiento en zonas de paso, pasillos o habitaciones de poco uso. Permiten automatizar el encendido y apagado de la luz cada vez que detectan la presencia o ausencia de las personas, con el consiguiente ahorro. Los relojes y programadores te ayudan también a controlar el consumo. Son capaces de apagar automáticamente la luz a una hora predeterminada, por ejemplo en pasillos o en habitaciones poco usadas como el garaje o el trastero.

Utiliza reguladores de luz para ajustar la luz a cada momento o actividad concreta. Puedes aumentar o disminuir la intensidad de la luz reduciendo así también el consumo. Se pueden fijar a la pared y controlar con un mando a distancia, o colocarlos directamente en el cable de la lámpara. Ten en cuenta que no son válidos para todas las bombillas.

Cómo colocar un regulador de luz

Con los motores de persiana y los toldos con sensor solar/crepuscular aprovecharás la luz y el calor del sol en invierno y evitarás pérdidas de energía en verano.

Cómo ahorrar en iluminación

No derroches luz. Aprovecha la luz del día y apaga las luces al salir de las habitaciones.

Utiliza luces directas para trabajos como leer, estudiar... y elimina las luces indirectas que suponen un mayor consumo al ser de mayor potencia.