Ahorra energía en climatización

Por Leroy Merlin

Mantener la casa fresca en verano es fácil con un equipo de aire acondicionado. Pero si quieres ahorrar energía, fíjate en que sea eficiente y toma otras medidas como automatizar las persianas o instalar un toldo.

Lo principal a la hora de ahorrar energía en climatización es que elijas un aparato de aire acondicionado eficiente. El consumo de los aparatos viene reflejado en la etiqueta energética. Los aparatos se clasifican desde la A+++, mayor eficiencia energética, hasta la G, menor eficiencia energética. Además, para disminuir el gasto energético, puedes conectar el aire acondicionado a termostatos digitales y cronotermostatos. Permiten regular la temperatura de tu casa y elegir el momento en el que quieres que se encienda y apague el aire acondicionado. Incluso puedes dejar el equipo programado para varios días por si vas a pasar algún tiempo fuera de tu hogar.

Ahorra energía en climatización

Conviene colocar el equipo en un lugar ventilado y alejado de la incidencia directa del sol. Es aconsejable fijar el termostato del aire acondicionado a 26 grados en verano (y 21 en invierno), para ahorrar en la factura, y seguir las recomendaciones del fabricante sobre la limpieza de los filtros para optimizar su rendimiento. Cuando lo utilices, cierra puertas, ventanas y baja otros los elementos de aislamiento como toldos o persianas para refrescar el espacio y disminuir la radiación del sol. Y recuerda apagarlo con 10 o 15 minutos de antelación si vas a salir, ya que durante ese tiempo la estancia se mantiene fresca aunque el equipo esté apagado. 

Ahorra energía en climatización

Además de proporcionar sombra en el jardín o la terraza, los toldos contribuyen a rebajar la temperatura interior de la vivienda y reducir el consumo de energía en climatización. Algunos modelos pueden rebotar hasta el 94% del calor del sol. Su instalación refuerza el grado de aislamiento de las ventanas y evita el consumo excesivo de aire acondicionado.

Las persianas permiten mejorar el aislamiento y ahorrar energía. En invierno, permiten ganar hasta 4 °C de temperatura frente a una ventana sin persiana. En verano, reducen un 70% la entrada de calor. Si las automatizas, te será más fácil ahorrar. Y para aumentar el ahorro de las persianas automáticas, puedes colocar un detector con función solar/crepuscular, que contribuye a ahorrar energía todo el año. En verano, se cierran automáticamente cuando les da el sol, con lo que el gasto en aire acondicionado se reduce. En invierno, se cierran al anochecer, lo que mejora el aislamiento de la casa y permite ahorrar en calefacción.

Ahorra energía en climatización