Aire acondicionado por conductos: invisible, eficaz y silencioso 

Por Leroy Merlin

¿Has pensado en instalar un sistema de aire acondicionado por conductos en tu casa? Si la vivienda tiene preinstalación o vas a hacer reformas, no lo dudes. Te contamos cuándo merece la pena y todas las ventajas que te puede aportar.

El aire acondicionado (o climatización) por conductos es un sistema que reparte aire a la temperatura adecuada por distintos espacios de la casa. Los conductos están ocultos en el falso techo, de modo que la instalación resulta completamente invisible. Son sistemas muy eficientes que consumen poca energía; además, un solo equipo da servicio a todas las habitaciones de la vivienda. Las casas construidas en los últimos años suelen incluir la preinstalación, es decir, los conductos y las rejillas. En estos casos, lo único que hay que hacer para poner en marcha el sistema es comprar un equipo (unidad interior y unidad exterior) y conectarlo a la preinstalación. Te contamos cuándo y por qué te puede interesar instalar aire acondicionado por conductos en tu casa.

Así es un sistema de aire acondicionado por conductos 

El aire acondicionado por conductos es similar a cualquier otro sistema de climatización. Al igual que en los climatizadores de tipo split y multisplit, el “corazón” de la instalación está formado por una unidad interior conectada a otra exterior. Normalmente, la unidad interior se instala en el falso techo del cuarto de baño para evitar que el sonido del motor se escuche en el resto de las habitaciones. 

Cuándo elegir estos sistemas de climatización 

Instalar un equipo de aire acondicionado por conductos es recomendable si:

  • La casa tiene preinstalación 
  • Vas a hacer una reforma importante
  • La vivienda no tiene falsos techos (se puede instalar, pero habría que retirar los techos por completo y saldría bastante más caro).
En este sentido, el coste económico es un aspecto que debes tener en cuenta. Instalar un sistema de aire acondicionado por conductos en una casa con preinstalación sale por unos 1.000 euros. Si la vivienda no tiene preinstalación, la obra puede alcanzar un precio de 3.500-4.800 euros o incluso más.
Aire acondicionado por conductos: el sistema más eficaz

¿Qué potencia necesito para mi casa? 

Para saber la potencia del equipo ideal para tu casa tienes que calcular su capacidad de enfriamiento (en frigorías/hora). En las tiendas LEROY MERLIN te harán este cálculo en base a los metros cuadrados de cada habitación y el número de habitaciones. También lo puedes calcular tú de forma aproximada. En primer lugar, calcula los metros cuadrados de la habitación (multiplica el largo por el ancho). Después, multiplica estos metros por 90W para conocer la potencia del equipo que necesitarás. Un ejemplo: una habitación de 6 m2 necesitará un aparato con una potencia de 540W (6 x 90). Como 1 frigoría es equivalente a 1,163W, el aparato tendrá que tener una potencia refrigerante de aproximadamente 464 frigorías/hora. 

Aire acondicionado por conductos: el sistema más eficaz

Aire acondicionado por cassettes: cuándo y dónde es recomendable 

Estos equipos son también sistemas por conductos de tipo Split, empleadospara climatizar espacios independientes. El cassette es la unidad interior y va conectado a la unidad exterior mediante un conducto. Todo el sistema está oculto en el falso techo. La unidad interior, en este caso, queda a la vista en el techo cubierta por una rejilla. Al igual que la mayoría de los sistemas de climatización actuales, los cassettes son bombas de calor con opción de calefacción. Estos equipos cuentan con cuatro salidas de aire y lo distribuyen en un radio de 360 grados, aumentando la sensación de confort.

Aire acondicionado por conductos: el sistema más eficaz

 Frente al aire acondicionado por conductos, los cassettes ofrecen una instalación más sencilla, un precio más económico y una distribución más homogénea del aire. También tienen desventajas: solo climatizan espacios individuales y los equipos quedan a la vista en el techo, cubiertos por las rejillas.

 

Sistemas que combinan estética, ahorro y confort 

Como verás, instalar un equipo de estas características en tu casa puede ser una buena decisión. Las ventajas son muchas:

  • Zonificación. Estos equipos permiten climatizar las habitaciones por zonas, regulando la temperatura y el flujo de aire de cada estancia. Hoy día los sistemas incluyen termostatos e incluso rejillas “inteligentes” que controlan el uso de las habitaciones. También existen equipos controlados por WiFi o con sensores de presencia. La zonificación puede suponer un ahorro de hasta el 50% del consumo anual en climatización.
  • Estética. El aire acondicionado por conductos es prácticamente invisible. Solo quedan a la vista las rejillas, discretas y con diseños cada vez más decorativos.
  • Valor añadido. La instalación de un sistema de aire acondicionado por conductos aumenta el valor de las casas frente a una posible venta o alquiler.

Los equipos de aire acondicionado por conductos hacen las casas más confortables, bonitas y eficientes. Pueden ser una estupenda solución para climatizar tus habitaciones durante todo el año. Si este verano has decidido instalar aire acondicionado, ¡tenlos en cuenta!