Aire acondicionado y alergias: los equipos más eficaces para combatirlas  

Por Leroy Merlin

Limpian, purifican y desodorizan. Los modernos sistemas de aire acondicionado fijo no solo ayudan a mantener una temperatura ambiente confortable. También mejoran la calidad del aire y eliminan todo tipo de micropartículas suspendidas en él. Descubre los últimos avances en tecnología anti-alergia y los potentes sistemas de filtrado de los aparatos: una autentica barrera infranqueable para el polvo, el polen, las bacterias y los gérmenes. 

En las sociedades occidentales cada vez hay más personas que sufren esta enfermedad, agravada en épocas de mayor presencia de los alérgenos, como la primavera o el verano. Evitar en lo posible los molestos síntomas que produce -rinitis, picor de garganta, asma- es el objetivo; de ahí que resulte recomendable permanecer en espacios cerrados y no dormir con las ventanas abiertas. Pero si el aire que se respira en la casa no es suficientemente limpio o esta “enrarecido”, el efecto es justo el contrario. Un equipo de climatización de calidad, dotado con filtros especiales, resulta un gran aliado, ya que recoge el aire del exterior, lo refrigera y lo devuelve al interior limpio y sin impurezas.

Aire acondicionado y alergias: los equipos más eficaces para combatirlas

Filtros: tipos y  funciones 

La mayoría de aparatos de aire acondicionado de media y alta gama ya incorporan sofisticados sistemas de filtrado, que constan de un filtro de plástico ligero y dos o tres adicionales. Varían, según los fabricantes, pero estos son algunos de los más habituales y efectivos con los que cuentan los modelos actuales.

  • Filtros de alta densidad. Fabricados en nailón, presentan una superficie más densa, con una retícula muy pequeña capaz de retener partículas diminutas de polvo, polen, caspa y pelo de animales.
  • Filtros de carbón activo. Su principal cometido es la absorción de olores. 
  • Filtros fotocatalíticos. Purifican el aire y desodorizan.
  • Filtros electrostáticos. Están cargados con electricidad estática, para atrapar micropartículas en suspensión.
  • Filtros de plasma. Son los más avanzados, lo último para combatir las alergias. Disponen de una malla electrónica que funciona como una microcortina, a través de la cual capturan y eliminan de forma más rápida y eficaz cualquier sustancia contaminante.
Aire acondicionado y alergias: los equipos más eficaces para combatirlas

De hecho, entre las novedades más beneficiosas para las personas con alergias, en LEROY MERLIN puedes encontrar aires acondicionados con filtro con purificador de aire incorporado, perfectos para que la estancia en la que lo coloques tenga un ambiente más limpio. También existen otros modelos que cuentan con filtro con luz UV para desinfectar y eliminar las bacterias nocivas y virus. Es un sistema muy eficaz para mejorar la calidad del aire gracias esa luz ultravioleta. Los aires acondicionados por conductos, cuya instalación es invisible al estar en el falso techo, también incorporan filtros que ayudan a combatir las alergias. 

Humidifican y emiten iones negativos 

Los cambios de temperatura y las actividades realizadas en la casa “cargan” la atmósfera. Por eso, además de gozar de un buen ambiente, es muy recomendable mantener un grado de humedad adecuado para evitar la proliferación de moho y ácaros. Los equipos más novedosos incluyen una función de humectación, es decir, humidifican el aire y proporcionan una atmósfera más saludable, reduciendo algunos efectos negativos provocados por el propio aire acondicionado, como la sequedad de garganta. Otra reciente prestación de los aparatos es el ionizador. Se trata de un sistema electrónico que emite iones negativos para equilibrar el exceso de iones positivos de los aparatos eléctricos. Los iones liberados se adhieren a las partículas suspendidas y, al hacer que estas pesen, caen al suelo. Así el aire se limpia, pero también se refresca. La sensación es la misma que en mitad de la naturaleza, lejos de la contaminación. 

Una limpieza regular, fundamental 

Garantiza un perfecto funcionamiento de los equipos y es un trabajo sencillo, que puede hacer uno mismo sin necesidad de acudir a un profesional. La revisión de los filtros es punto clave. Su mantenimiento evita que la suciedad vaya acumulándose en ellos y acabe respirándose un aire insano. Dependiendo del tipo de filtro, se pueden extraer de la máquina y lavar con agua templada o fría sin jabón. Después de eliminada la suciedad, se dejan secar a temperatura ambiente. Para retirarlos, hay que desconectar el equipo de la red eléctrica y abrir la tapa de la unidad interior, los filtros suelen ir encajados en pestañas o se deslizan por unas guías laterales, según el modelo del aparato.

Hay filtros especiales que no se retiran del interior ni deben mojarse; en estos casos, se elimina el polvo con aspirador o brocha suave, algunas marcas ofrecen un kit de limpieza conectable a la aspiradora. Los de carbón-activo antiolores no pueden limpiarse y hay que sustituirlos cada dos años más o menos. En cualquier caso y para una mayor seguridad, consulta siempre el manual de uso del fabricante y saldrás de dudas.

Aire acondicionado y alergias: los equipos más eficaces para combatirlas

Tu equipo ganará en eficiencia y prolongará su vida siguiendo estas simples recomendaciones. Y el aire de tu casa será mucho puro y libre de alérgenos, si apuestas por equipos dotados con modernos sistemas de filtrado. ¡Adiós alergias!