Elige tus ventanas y cerramientos

Por Leroy Merlin

Para conseguir un ahorro con el aislamiento de las ventanas, debemos determinar la necesidad que queremos cubrir, fijarnos en todos los componentes de la ventana y su adecuada combinación nos determinará la calidad final de la ventana.

Los elementos importantes de la ventana son: el perfil, el cristal, la persiana, los herrajes y por último el tipo de apertura que queremos.

Muy importante también es una buena instalación, que nos ayudará a eliminar las infiltraciones no deseadas y reducir los puentes térmicos.

El perfil

El perfil de la ventana es fundamental para mantener un buen aislamiento. A continuación te mostramos los diferentes materiales de fabricación y sus características.

  • Aluminio con RPT

Tiene una larga vida útil y su mantenimiento es muy sencillo (agua y jabón neutro). Además, es incombustible y tiene una gran rigidez. La RPT (rotura de puente térmico) incorpora elementos que separan los componentes internos de la ventana de los externos, mejorando el aislamiento de la misma.

  • PVC

Es un gran aislante ante el frío, el calor y el ruido, y proporciona gran estanqueidad. Cuantas más cámaras tenga el perfil, mejor aislante será. Además, es autoextinguible al fuego y su mantenimiento es muy sencillo (agua y jabón neutro). Tiene una larga vida útil, ya que ni el sol, ni la lluvia, ni el salitre lo deterioran. Por otro lado, respeta el medio ambiente ya que es un material 100% reciclable.

  • Madera

Las más comunes son de pino o iroko. Proporciona un buen aislamiento y una buena estética. Ideal para ambientes rústicos o clásicos. Además, si se trata de un perfil de madera europeo, el marco es más grueso y el aislamiento es mayor, porque llevan incorporada una junta de goma, cámara de descompresión térmica y ranuras antivaho.

  • Aluminio

Al tratarse de un elemento metálico conductor, deja pasar el frío y el calor entre el interior y el exterior de la vivienda.

  • Mixto:

Combinación de la estética del aluminio y el confort y aislamiento de la madera.

El cristal

La elección del acristalamiento también es determinante; número de capas de cristal: te recomendamos elegir doble acristalamiento (2 o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire deshidratado o gas), el grosor de los cristales (mayor aislamiento a mayor espesor de los cristales), del espacio entre ellos (el espacio óptimo es de 16 mm), y el tipo de cristal. Te recomendamos cristales bajo emisivos en lugar de cristales estándar. El doble acristalamiento puede ser de varios tipos:

Básico

Permite el paso total de la luz, con lo que se obtiene una buena iluminación. Pero si le da mucho el sol, será necesario oscurecimiento, persiana o toldo.

Aislamiento a medida

Bajo emisivo

Ofrece hasta 3 veces más aislamiento que el básico. Reduce el gasto en aire acondicionado y en calefacción y contribuye a reducir los niveles de condensación. Es ideal para lugares que soporten climas extremos en verano o invierno.

Aislamiento a medida

Bajo emisivo con control solar

Ofrece una reducción de los rayos ultravioletas del sol, disminuyendo considerablemente el calor que entra en la casa por efecto del sol. Recomendado en climas calurosos en verano y en las orientaciones al este, sur y oeste, pero no en la orientación norte.

Aislamiento a medida

Claves para elegir tu ventana

1. Fíjate en la capacidad aislante

Para elegir correctamente tu ventana, fíjate muy bien en su capacidad aislante. Esta viene indicada por su coeficiente U o nivel de transmitancia térmica, que expresa la cantidad de calor o frío que traspasa la ventana y que verás indicado en su etiqueta. Cuanto más bajo sea este coeficiente, más aislamiento ofrece.

2. La etiqueta de eficiencia energética

En ella puedes ver el grado de eficiencia de la ventana. Se distingue una clasificación de invierno y una clasificación de verano.

 

  • La clasificación de invierno tiene siete niveles de eficiencia, que van desde el color verde y la letra A para las ventanas más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para las menos eficientes.
  • La clasificación de verano tiene tres niveles de eficiencia que van desde tres estrellas para las ventanas más eficientes hasta una estrella para las menos eficientes.

LEYENDA

 

  1. Comportamiento en invierno
  2. Clasificación de invierno
  3. Transmitancia térmica de la ventana
  4. Clasificación de la ventana
  5. Datos del fabricante
  6. Comportamiento de verano
  7. Clasificación de verano
  8. Permeabilidad del aire
  9. Factor solar

La persiana también es importante

Es un buen aislante solar y refuerza también el aislamiento térmico y acústico.

Aislamiento a medida

Para elegirla debes fijarte en el material de las lamas y el cajón:

Las lamas

Son los listones que forman el cuerpo principal de la persiana. Pueden ser:

  • PVC: Su aislamiento es bueno y el coste reducido, pero la gama es limitada en dimensiones. Por su flexibilidad ofrece menor seguridad ante el robo.
  • Aluminio con espuma de poliuretano: Proporcionan un buen aislamiento térmico y acústico y mayor seguridad ante robos. Su coste es mayor.
  • Lamas de aluminio autoblocante: Aumentan la seguridad de la vivienda, al evitar el apalancamiento, aunque su nivel de aislamiento es menor.

El cajón

Es el habitáculo donde se recoge la persiana. Puede ser de dos tipos:

Aluminio: Confiere rigidez pero tiene menos aislamiento térmico y acústico.

PVC: Tiene mejores prestaciones aislantes, acústicas y térmicas. Existen también cajones con aislamiento reforzado que se pueden utilizar en ambos casos, mejorando sustancialmente sus prestaciones.