Aislar el cajón de la persiana: ahorrar y resguardar la casa

Por Leroy Merlin

Los cajones de persiana son uno de los puntos de las ventanas y puertas de jardín en los que hay que evitar las pérdidas y ganancias de calor y las corrientes de aire.

Por lo general, son zonas que no se aislaban correctamente o, en las más antiguas, carecían de todo aislamiento. Esto propiciaba un gasto excesivo en energía durante todo el año. Además de que contribuía a la aparición de moho en las paredes cercanas al no evitarse la condensación.

Independientemente de que sean nuevos o antiguos, la solución es colocar un aislamiento para evitar los grandes puentes térmicos que se producen en su interior y mejorar la confortabilidad en la casa, evitando pérdidas de temperatura en invierno o que entre el calor en verano, así como evitar la corriente de aires que pasa a través de los cajones de las persianas.

Existen varios métodos muy sencillos y económicos para lograr el aislamiento correcto de estos lugares. Entre sus ventajas está el ahorro energético al ahorrarse en el consumo de electricidad, de calefacción y de aire acondicionado, además de propiciar un mejor ambiente en el interior de la casa.

1. Aislar el cajón de la persiana con aislamiento multicapa

Este es uno de los métodos más sencillos y baratos para lograr un buen aislamiento en el interior del cajón de la ventana o de la puerta de acceso al jardín que tenga integrada la persiana. Es un fino kit con una lámina de varias capas que se fija en el interior del marco con cinta autoadhesiva incorporada.

Ventajas

  • Estas láminas de aislamiento son flexibles y apenas ocupan espacio por lo que las podrás colocar sin dificultad en cualquier tipo de cajón de persiana.
  • Evitan la entrada de frío y de calor y las corrientes de aire. Son recomendables tenerlos, por lo tanto, durante todo el año, tanto en invierno como en verano.
  • Están compuestas de dos láminas exteriores de aluminio anticorrosión, que garantizan una larga durabilidad, y una lámina central de aislamiento de burbuja de polietileno que consigue una cámara de aire de 5 mm.
  • Se consigue evitar pérdidas de temperatura de hasta 5 grados.
  • Sirven como atenuante del ruido exterior.
  • Están recomendados para un cajón de persiana que no supere los 22 cm de alto medidos por el interior del cajón.
  • Se instalan sin herramientas.
¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Prepara el cajón de la persiana

Su instalación es muy sencilla. Únicamente hay que desembalarlo y cortar a medida, si es necesario, con una cuchilla o unas tijeras.

Lo primero que hay que hacer es retirar la tapa del cajón de la persiana y limpiar la superficie interior, para que no haya problemas a la hora de fijarla con el adhesivo. La tapa puede estar sujeta con tornillos o a presión, según el modelo.

Aislar el cajón de la persiana

 

PASO 2

Prepara el aislamiento

El aislamiento lleva incorporado un adhesivo en el extremo superior. Retira con la mano el papel protector del adhesivo. Comprueba que el ancho de la lámina se corresponde con el del hueco del cajón de la persiana por si fuera necesario cortarlo a la medida.

Aislar el cajón de la persiana

 

PASO 3

Coloca el aislamiento

Pega a continuación la lámina de aislamiento por el interior del cajón y por la parte superior del mismo. Presiona para que la lámina quede bien fija.

Aislar el cajón de la persiana

 

PASO 4

Introduce la lámina

Mete la lámina cubriendo la superficie superior interior del cajón y, después, pega la lámina aislante por la parte inferior de este. Verás cómo el interior del cajón queda oculto por el aislamiento. Revisa la instalación que has hecho y pon la tapa del cajón de nuevo. Está todo listo para ahorrar. 

Aislar el cajón de la persiana

Producto polivalente

Existen rollos de láminas reflectivas multicapa de gran tamaño que se pueden utilizar para aislar cajones de persiana. Pero además, dado su tamaño, sirven para otros usos, como proteger puertas de garaje o armarios de instalaciones, como las de gas, agua, de riego, etc., que estén en contacto con las paredes de la casa y desde los que se puede producir un mal aislamiento. Están compuestos por dos láminas finas de aluminio puro de baja emisividad y tratamiento anticorrosivo frente al agua y la humedad y una capa central de burbujas de aire de polietileno. La medida de estos rollos es de 1,20 m de ancho x 5 m de largo, con lo que se logran 6 m2 de material aislante para cortar, con cúter o tijera, según las necesidades. Su espesor es de 4 mm. Su instalación es similar al de las láminas multicapa.

Aislar el cajón de la persiana

 

Materiales y herramientas

2. Paneles de aislamiento semirrígido para encajar en el cajón de la persiana enrollable

Esta es otra solución para el mismo problema. Este sistema consta de dos partes: una lámina de aislamiento de 13 mm de grosor semirrígida y una placa de poliestireno expandido de color gris en la que se encaja la espuma para envolver de manera correcta todo el hueco del cajón de la persiana. Una cinta para juntas sella todas las uniones. Las medidas del kit son las siguientes: 100 x 50 x 1,3 cm.

Aislar el cajón de la persiana

Ventajas

  • Se adapta a todo tipo de huecos de cajones de persiana que no superen las medidas de los paneles.
  • Además de aislamiento térmico proporciona un buen nivel de aislamiento acústico.
  • Se ahorra hasta un 40 por ciento en la pérdida de calor, lo que ayuda a reducir de manera importante el gasto en calefacción.
  • Protege de las corrientes de aire y de la humedad.
  • Es un aislamiento hermético y reflectante del calor.
  • Incorpora rejillas de corte preimpresas para realizar el corte preciso, según el tamaño del cajón de la persiana.
  • Ayuda a reducir el CO2.
Aislar el cajón de la persiana

Un consejo

Si es necesario, hay que hacer un hueco para el paso de la cinta de enrollar la persiana con una cuchilla en el panel de poliestireno que se coloca en la base interior del cajón. Hay que hacer lo mismo para pasar el cableado del motor de persiana, si es necesario.

 

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Retira con cuidado la tapa de la caja de la persiana enrollable

Utiliza un destornillador si está atornillada o haz palanca si está encajada a presión. Limpia el interior de la posible suciedad y polvo.

Aislar el cajón de la persiana

 

PASO 2

Corta a la medida

A continuación, mide el ancho del cajón de la persiana y corta a medida la espuma semirrígida de aislamiento, si es necesario. Mide también la profundidad del cajón en su base y corta a medida la placa de poliestireno. Es muy fácil ya que tiene un ranurado que facilita el corte.

 

PASO 3

Coloca el aislamiento

Mete la lámina semirrígida de aislamiento para cubrir la parte superior del cajón, envolviendo a la persiana. Corta a medida si es necesario.

Aislar el cajón de la persiana

 

PASO 4

Sella las juntas

Utiliza la cinta autoadhesiva para sellar todas las juntas que existan en el panel de aislamiento.

 

PASO 5

Fija la lámina de aislamiento

A continuación, solo hay que encajar el extremo de la placa de aislamiento en la ranura de la placa rígida de la base para que no se mueva dentro del cajón. De esta manera se sella también ante toda filtración de aire.

 

PASO 6

Monta de nuevo el cajón de la persiana

Sella con la cinta autoadhesiva las posibles juntas de unión que exista en la instalación, según sea el tamaño del hueco del cajón. Y para terminar, coloca de nuevo la tapa del cajón de la persiana, a presión o atornillada, según sea el caso.

Aislar el cajón de la persiana

 

Materiales y herramientas