Sistemas de alarma: protege tu casa

Por Leroy Merlin

Los sistemas de alarma tienen una doble función: disuadir la entrada de intrusos en el hogar y, si esta se produce, se capaces de detectarla y dar aviso lo más rápido posible.

Aspectos a considerar

  • Valora tus necesidades

Dependiendo de cómo sea tu vivienda, de las personas que habiten y del grado de seguridad que desees optarás por un sistema sencillo, con tres elementos básicos (panel, detector y sirena) o por uno completo que incluya accesorios de todo tipo. Ten en cuenta también si el sistema de alarma es para la primera o para la segunda vivienda, ya que en estas últimas es habitual que no haya línea de teléfono ni ADSL (muchos sistemas funcionan con conexión a Internet).

  • Identifica los puntos clave

Sitúa sobre un plano de la casa todos los accesos: puertas de entrada y garaje, ventanas, claraboyas, balcones, etc., y señala cuáles son las zonas del interior que deben controlarse: pasillos, recibidores, habitaciones con objetos de valor…

  • Elige los dispositivos y el sistema central

Calcula cuántos dispositivos vas a necesitar y de qué tipo. Decide el sistema de activación de la alarma: con mando a distancia, con teclado, a través del teléfono móvil o mediante la voz.

Incluso hay sistemas con reconocimiento facial.

  • Decide el tipo de aviso y de actuación que te conviene
    • Alerta a tu teléfono móvil mediante notificaciones. Recibes aviso de que alguien ha entrado en tu casa y decides si acudir a ella o llamar a la Policía.
    • Alerta sonora. Puede ser interior, exterior o ambas.

Tu casa siempre “habitada”

Si viajas con frecuencia, instala un completo sistema de alarma que, además, te permita controlar el encendido y apagado de luces y la subida y bajada de persianas y toldos. Así dará la sensación de que tu casa está siempre habitada.

Alarmas: protege tu casa

Así funciona un sistema de alarma

La tecnología wifi e Internet hacen que las alarmas sean sofisticados dispositivos, precisos, pero sencillos manejar. Los elementos se comunican entre sí sin cables y, en la mayoría de modelos, solo el panel central necesita estar conectado a la red eléctrica. En este gráfico puedes ver cómo funciona.

Sistemas homologados: asegúrate de adquirir siempre sistemas electrónicos de seguridad homologados conforme a la norma EN 50131.

Los elementos del sistema: cada uno tiene una función específica

La mejor manera de que comprendas el funcionamiento de un completo sistema de alarma es conociendo un poco mejor la finalidad de cada uno de sus elementos. Aquí te explicamos para qué sirve cada uno.

Cámara IP

Dispositivo que permite ver las imágenes en tiempo real a distancia, a través de la conexión a una dirección IP de Internet y una aplicación instalada en tu teléfono móvil, tableta u ordenador. Algunos modelos incorporan la función de comunicación bidireccional, para hablar y escuchar a través de su micrófono y altavoz. También las hay con sensor de movimiento, visión nocturna, grabación en tarjeta de memoria o en la “nube” e incluso reconocimiento facial. 

Alarmas: protege tu casa

Detectores

Son los elementos encargados de detectar las posibles situaciones de alerta y enviar una señal al panel central. Se sitúan en los accesos, puertas y ventanas y zonas de paso o en habitaciones que necesiten estar especialmente protegidas. Pueden ser:

  • De presencia. Por medio de infrarrojos aprecian la presencia de las personas en un radio de acción determinado.
  • Sensores de rotura de cristales. Pueden ser detectores de vibración o microfónicos. Los primeros alertan cuando se aprecia una vibración; los segundos cuando “escuchan” el sonido de cristales rotos.
  • De apertura de puertas. Dos piezas magnéticas mantienen inactiva la alerta cuando están en contacto. Cuando se separan, se activa la alarma.
  • De vibración. Cuando detectan una posible intrusión, activan la alarma, incluso antes de que se produzca. Hay modelos que se enlazan entre sí y establecen un perímetro de seguridad en toda la casa y los más avanzados pueden detectar también el tipo de vibración.

Panel central

Es el cerebro que recoge las alertas captadas por los detectores y activa el aviso. Debe situarse en un lugar equidistante del resto de componentes del sistema, que sea accesible pero discreto y en el caso de centrales con el teclado incorporado, en la entrada de la vivienda. Los modelos más modernos son:

  • Inalámbricos. No necesitan cables entre los elementos.
  • Multizonales. Puedes establecer distintas zonas de vigilancia independientes en tu hogar.
  • Control desde el móvil. A través de tu línea de Internet o con tarjeta SIM.
  • Evolutivos. Les puedes añadir más accesorios y dispositivos posteriormente.

El teclado

Es el dispositivo donde se introducen las claves de activación y desactivación y los parámetros de uso del sistema: control por zonas, registro de horarios de distintas personas, etc.

Lo ideal es colocarlo junto a la puerta de entrada a la vivienda, si hay que teclear código. Si la activación y desactivación se hace con mando a distancia, llavero inteligente o voz, puede ponerse en otro lugar, pero fácilmente accesible.

Módulo telefónico

Te permite controlar el sistema de alarma a través de tu smartphone y recibir avisos en tu dispositivo móvil cuando haya una alerta.

Sirena y balizas luminosas

La mayoría de los ladrones desisten del intento de robo en cuanto salta una alarma acústica que pueda alertar al vecindario, por eso, es importante colocar una sirena en el exterior. Algunos modelos se desactivan a los dos o tres minutos de estar sonando si no son desconectadas. Infórmate de la normativa al respecto en tu ayuntamiento o comunidad de vecinos.

Alarmas: protege tu casa

Alarmas monozonales o multizonales: cuestión de espacio

Hay sistemas de alarma monozonales o multizonales, y según las características de tu hogar te convendrá elegir uno u otro.

  • Monozonales. Todo el sistema se activa y desactiva a la vez, no se pueden crear zonas independientes. Ideal para pisos de una sola planta.
  • Multizonales. Permiten crear varias zonas de alerta, con funcionamiento independiente. Son ideales para chalés de dos plantas: por ejemplo, por la noche puedes activar la planta baja y mantener desactivada la planta alta.

Ventajas de adquirir un sistema de alarma respecto a una empresa de vigilancia

  • Puedes empezar con un kit básico y añadir posteriormente nuevos elementos, si los necesitas, hasta tener un sistema domótico completo.
  • Para una vivienda unifamiliar, un sistema de alarma contratado con una empresa de vigilancia supone cuotas fijas, por lo que con tu sistema de alarma en propiedad ahorras.

Accesorios para tu alarma que te permiten otras funciones

A muchos sistemas de alarma se les puede añadir accesorios que refuercen la seguridad del hogar, como simuladores de presencia, o que alerten de situaciones de urgencia, especialmente en el caso de personas mayores.

Simuladores de presencia

Son temporizadores de luces, para encenderlas y apagarlas a horas programadas o aleatoriamente, y de persianas, para subirlas y bajarlas de vez en cuando, dando la sensación de que hay gente.

Baterías

Para evitar que la centralita se desconfigure en caso de corte del suministro eléctrico, es aconsejable una batería que garantice muchas horas.

Configura y empieza a usar tu alarma

Para hacer la conexión desde el teléfono, el primer paso es bajarte la aplicación gratuita que proporciona el fabricante. Añade tu número de teléfono móvil y los parámetros que te pida la configuración y podrás empezar a controlar todas las funciones y recibir y enviar mensajes relacionados con el sistema de alarma inmediatamente.

Alarmas: protege tu casa

Alarma también para la segunda residencia

En segundas residencias, es habitual carecer de línea fija de teléfono y de red WiFi, pero no por eso hay que prescindir de la seguridad y tranquilidad que ofrece un sistema de alarma. Actualmente, hay modelos que no necesitan una conexión de red para avisarte de una posible intrusión o evento, como un incendio o inundación, en tu hogar o negocio. Son las conocidas como alarmas GSM, del inglés, Global System for Mobile communications, y que, en español, significa “sistema global para las comunicaciones móviles”. Funciona mediante una tarjeta SIM colocada en el panel central y que se conecta al resto de dispositivos inalámbricos de tu alarma. Crea un entorno seguro y mantén vigilada tu casa o negocio de una forma rápida, sencilla y sin cuotas.

Estos sistemas, además de ideales para segundas residencias, también lo son para lugares en donde no se dispone de red WiFi; o como solución de doble seguridad, gracias a su batería independiente, con más de 8 horas de autonomía, y que seguirá funcionando aunque haya un corte en el suministro de energía.

Más prestaciones

  • Compatibilidad con asistentes de voz. También hay sistemas de alarma compatibles con altavoces inteligentes. A través de dispositivos como Google Home o Amazon Echo, dotados de un asistente virtual, podrás controlar tu alarma con la voz.
  • Programación semanal y notificación de eventos. Algunos modelos te avisan, mediante una notificación a tu teléfono móvil, cuando otra persona entra a tu vivienda, como, por ejemplo, tus hijos o personal que tengas contratado con acceso a tu hogar. También se pueden programar para que, durante los fines de semana, la alarma se active automáticamente.