Altavoces virtuales: controla todos tus dispositivos con la voz 

Por Leroy Merlin

¿Te imaginas apagar y encender las luces, bajar y subir las persianas, ajustar la temperatura de la calefacción o buscar contenido en tu televisión solo con tu voz? Y sin necesidad de estar entrando en una aplicación en tu móvil o mediante complicados menús. La tecnología ha revolucionado los hogares con los altavoces inteligentes, dotados de un asistente virtual y desde los que puedes controlar con la voz otros dispositivos de tu hogar, como las luces, las persianas o la climatización. Descubre todo lo que un altavoz inteligente puede hacer por ti.

Un altavoz inteligente (smart speaker en inglés) es un dispositivo, dotado con un asistente virtual, que se controla mediante comandos de voz. Para poder atender a dichos comandos es necesaria una conexión a Internet mediante Wi-Fi, ya que procesa las preguntas en la “nube”, donde se formula la respuesta correcta.

Los altavoces inteligentes se encienden mediante la voz, con una orden concreta. Por ejemplo en un dispositivo con el asistente virtual Google Assistant, diciendo “Ok Google”, el altavoz se enciende y está listo para hacerle preguntas o requerirle alguna acción, como encender la alarma, programar el aire acondicionado, buscar información sobre los eventos de tu ciudad o que traduzca una frase a otro idioma.

Puedes conectar también tu altavoz inteligente a otros dispositivos domóticos, como la seguridad, persianas, luces o climatización, siempre que sean compatibles entre sí. Este producto te permitirá controlar tu casa conectada –luces, persianas, calefacción, seguridad, etc.– sin necesidad de un smartphone, tableta u ordenador.

Altavoces virtuales: controla todos tus dispositivos con la voz

Descubre todo lo que un asistente virtual puede hacer por ti 

Puedes utilizar un altavoz inteligente para muchas cosas:

  • Controla tu casa: vincula todos los dispositivos inteligentes de tu hogar –iluminación, seguridad, accesos, persianas, etc. – al altavoz y contrólalos con la voz. Por ejemplo, si dices: “Ok Google, nos vamos de casa”, automáticamente conectará la alarma; o si dices “Ok Google, a partir de las 18:00 horas, sube la temperatura de la calefacción a 21 grados”, encenderá la calefacción hasta que la temperatura sea la que le pediste.
  • Reproduce contenido en tu televisión, si tienes instalado Chromecast (dispositivo HDMI que se conecta a la televisión para recibir la señal de otros dispositivos multimedia conectados en una misma red Wi-Fi).
  • Reproduce música: puedes reproducir música de tu teléfono o de un servicio de música como Spotify, Google Play Música. También puede sintonizar la radio.
  • Planificar y organizar tu agenda. Pide a tu altavoz inteligente que te informe sobre los eventos que tienes durante el día.
  • Obtén información sobre la actualidad. Plantea cualquier pregunta sobre el tiempo, el estado del tráfico, las noticias, etc.

Un altavoz inteligente puede tener varios usuarios. Este reconocerá las diferentes  voces y gustos de cada uno según sus preferencias. Así, si tu hijo quiere reproducir su música favorita mediante un altavoz inteligente, este reproducirá las canciones que guardó él y no las tuyas.

Altavoces virtuales: controla todos tus dispositivos con la voz

Cómo empezar a utilizar mi altavoz inteligente 

Para conectar tu altavoz inteligente al sistema domótico de tu hogar es necesario que, previamente, tengas estos objetos –persianas, iluminación, seguridad, accesos, etc.– domotizados y que sean compatibles con el altavoz. Cada uno de los dispositivos, que normalmente controlas desde una aplicación en tu móvil o tableta, ha de tener su correspondiente módulo. Después solo tienes que sincronizarlos con el asistente de tu altavoz inteligente y empezar a utilizarlos con la voz. 

Altavoces virtuales: controla todos tus dispositivos con la voz

Llévate tu altavoz inteligente donde quieras 

Existen modelos que son portátiles y tienen una batería de varias horas, por lo que podrás llevarte tu altavoz inteligente donde quieras. También hay modelos que son resistentes al agua (no sumergible) gracias a su certificación IPX6, que avala su protección hasta contra chorros de alta presión. 

Altavoces virtuales: controla todos tus dispositivos con la voz