Andamios, elige el más adecuado a tus trabajos

Por Leroy Merlin

Para cualquier trabajo de construcción, renovación o jardinería que debas realizar en altura, lo indicado es usar un andamio. Este elemento posibilita las distintas tareas de forma fácil, cómoda y, sobre todo, segura.

Según la normativa europea, hay dos tipologías de andamios: los destinados al bricolador y los pensados para el profesional. Esta información siempre se especifica en las fichas del producto y en su etiqueta, en la que además se indican las características y usos concretos para los que están diseñados. Todos los andamios de aluminio de LEROY MERLIN tienen homologación europea.

Acertar en la elección

Antes de decirte por un andamio u otro debes hacerte una pregunta básica: ¿para qué lo necesitas? La elección dependerá de si lo vas a usar en tu casa, dentro de la misma o en el jardín, o si lo precisas para uso profesional. En función de ello tendrá una altura, un tamaño, y ocupará más o menos espacio al instalarlo y guardarlo.

Otras cuestiones son: ¿vas a cargar mucho peso en él? De ser así, ha de ofrecer suficiente resistencia y estabilidad, y en todos los casos ligereza, para moverlo sin esfuerzo. La mayoría están fabricados en aluminio, un material que no pesa, y cuentan con la debida homologación europea. También pueden llevar ruedas (dos o cuatro), lo que hace sencillo su traslado.

Andamios: elige el más adecuado para tus trabajos

Andamios domésticos

Son los indicados para trabajos de mantenimiento en el hogar, tales como pintar techos, podar setos en el jardín, instalar persianas o toldos, etc. Permiten llegar a una altura de entre 3 y 6 metros y soportan entre 120-150 kg. Hay un abanico variado dentro de esta familia.

  • Andamios plegables. De pequeño tamaño pero muy estables, se montan y desmontan sin herramientas, de clip rápido, y una vez cerrados no ocupan. Van provistos de un peldaño en uno de los laterales para que sea fácil el acceso.
  • Hay andamios con altura máxima de 3 metros, para trabajos en la casa que haya que hacer a cierta altura, como pintar techos, limpiar canalones o arreglar tejados. Van provistos de plataformas antideslizantes y llevan un acabado hidrófugo que les protege de la intemperie.
  • Los diseños transformables resultan muy útiles por su polivalencia. Permiten alcanzar dos alturas distintas cuando así se precisa, o convertirlos en escaleras de tramo, dos escaleras de tijera y también plataforma de trabajo. El Combi 5, de Standers, adopta hasta 5 posiciones distintas.
Andamios: elige el más adecuado para tus trabajos

Para trabajos profesionales

Los diseños en estos casos son mucho más robustos y admiten cargas superiores, ya que están pensados para soportar el peso de maquinaria y de uno o varios operarios. Lo ideal es un andamio con estructura tubular de aluminio, buena resistencia y estabilidad y que se monte y desmonte fácilmente. Puede irse ampliando a medida que sea necesario, acoplándole nuevos módulos hasta formar torres de gran altura. Los bloqueos automáticos de las plataformas añaden un plus de seguridad. Además, éstas deben contar con trampilla, para poder subir y bajar por interior del andamio y no hacerlo por fuera del mismo, lo que resulta muy peligroso. Las barras estabilizadoras en las patas, perfectas en terrenos con desniveles, y las de seguridad y las crucetas colocadas a distintas alturas del andamio refuerzan la estructura. Una buena elección es el modelo Expert Pro de LEROY MERLIN.

La gama de andamios profesionales ofrece un alto grado de fiabilidad, pero, para evitar riesgos, hay que conocer las características y recomendaciones de uso del fabricante y leer con detenimiento las instrucciones de montaje.