Lo que debes saber antes de comprar una planta

Por Leroy Merlin

Antes de adquirir una planta de exterior, infórmate sobre sus características. Dónde estará mejor ¿en una lugar luminoso o un rincón más fresco y sombrío? ¿Cada cuánto tiempo debo regarla? ¿Valdrá la maceta en la que viene o tengo que trasplantarla?... No es complicado. Ten en cuenta las siguientes premisas generales y verás que tus plantas crecen sanas y sin problemas:

Coloca tu planta en un lugar apropiado teniendo en cuenta sus necesidades de luz y calor. Procura buscarle un entorno en el que la temperatura permanezca más o menos constante protegiéndola de las corrientes de aire. Las plantas nunca deben ponerse junto a una fuente directa de calor (calefacciones).

Antes de comprar una planta

A la hora de regar es preferible pecar por defecto que por exceso: demasiada agua provoca el encharcamiento y, en consecuencia, el riesgo de que las raíces se pudran. Si no estás seguro, antes de regar, toca la capa superior del sustrato y comprueba que está seco. Si lo que te preocupa es que se te olvide regar (o pasas mucho tiempo fuera de casa), hay verdaderas “supervivientes” que resisten varios días o incluso semanas sin nuevos aportes de agua. Elegir este tipo de plantas para iniciarte en la jardinería es una buena idea. Recuerda que también tienes sistemas que automatizan el riego, así como geles y macetas con autorriego que te hacen más fácil la tarea.

Para potenciar el desarrollo y estimular la floración de tus plantas hay fertilizantes específicos para la mayoría de ellas que, además, son muy fáciles de aplicar (disueltos en el agua o insertados en el sustrato). Abonar tu planta una o dos veces al año no supone excesivo trabajo y hará que acabes presumiendo de ellas.

Antes de comprar una planta