Aprende a plantar tus árboles y arbustos

Por Leroy Merlin

Ya sea en la tierra o en un recipiente, plantar un árbol o un arbusto aislado es una tarea habitual en jardines. Debe llevarse a cabo respetando una serie de pasos que le aseguren al ejemplar unas buenas condiciones de partida y un buen arraigo.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Planta un árbol en el suelo

La solución de sombra más natural la proporcionan los árboles: no hay nada como descansar, reunirse o comer bajo su frondosa copa. Eso sí, solo son aptos para jardines con espacio suficiente, ya que su presencia puede resultar muy dominante tanto desde el punto de vista estético como por volumen.

Antes de elegir un árbol, infórmate sobre si la especie es apta para la zona donde vives, las condiciones de luz que le puedes ofrecer, el tipo de suelo del que dispondrá y, muy importante, el tamaño que alcanzará en su madurez. No es recomendable plantarlos cerca de la vivienda o de la piscina para evitar problemas con las raíces y la caída de las hojas.

1.1. Escoge un lugar adecuado en el jardín o el huerto, donde el árbol o arbustos dispongan del grado de insolación y del espacio conveniente. Excava un hoyo entre 2 y 3 veces más ancho y 1,5 veces más largo que el cepellón.

Para excavar los hoyos con mayor facilidad y sin agacharte, emplea una pala o palote de mango largo. Comprueba la altura y el peso. Los que cuentan con mango muleta facilitan la presión contra el suelo a la hora de cavar. Para que la herramienta se mantenga en buenas condiciones durante años, procura que la hoja sea de acero, protegido con pintura epoxi para prevenir la oxidación; del mismo modo, la madera barnizada no solo proporciona mayor suavidad al mango, sino también durabilidad.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

1.2. Comprueba el drenaje echando un cubo de agua dentro del hoyo. Si ves que se empoza en el fondo cambia de sitio o instala tubos de drenaje para canalizar el flujo hacia un sumidero.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

1.3. Extrae el árbol de su contenedor con cuidado de que no se deshaga el cepellón. Si remojas la tierra te resultará más fácil hacerlo.

1.4. Si las raíces están espiralizadas, es decir, han crecido demasiado dentro del contenedor dando vueltas en espiral, haz varios cortes en la parte inferior del cepellón (cantidad de tierra que se deja adherida a las raíces de los vegetales para trasplantarlos) e intenta deshacer un poco la maraña de raíces para facilitar que las nuevas que emita puedan expandirse fácilmente.

Los árboles y arbustos se venden con cepellón o en contenedor. Si lo compras con cepellón solo podrás plantarlo durante la época de reposo invernal. Si es en contenedor, la época de plantación se puede alargar notablemente, aunque debes evitar realizar la plantación cuando hace mucho frío o mucho calor.

1.5. Introduce el tutor en el hoyo y, a continuación, el ejemplar o mantén el tutor que trae del vivero. Es importante mantener el cuello de la raíz a la altura que tenía en el contenedor. No debes dejarlo muy por encima de la superficie o, menos todavía, demasiado enterrado, ya que puede acarrear problemas de hongos; peor aún si tapas el punto de injerto.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

1.6. Rellena los huecos que han quedado en el hoyo con sustrato de plantación o tierra del jardín mezclada con abono orgánico (compost, mantillo, humus de lombriz).

1.7. Apisona la tierra alrededor del ejemplar con el pie (aunque no tanto como para compactarlo) para que desaparezcan las bolsas de aire. Haz un alcorque (hoyo que se hace al pie de las plantas para detener el agua en los riegos) y riega generosamente.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

1.8. Sujeta el ejemplar al tutor con ataduras de tela engomada o goma para que no marquen la corteza, sin apretarlas demasiado. Si se han producido roturas de las ramas pódalas ahora.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

1.9. Esparce abono orgánico sobre la superficie del hoyo.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

 

Paso 2

Planta un árbol o arbusto en un tiesto o recipiente

Para plantar un árbol o arbusto en un tiesto o recipiente necesitas las mismas herramientas y materiales que para la plantación en el suelo, a los que debes añadir arlita, piedra volcánica o guijarros para el drenaje, y el propio tiesto o contenedor, que debe cumplir estas exigencias:

  • Capacidad suficiente: el tamaño debe permitir que el ejemplar pueda desarrollarse bien, aproximadamente unas 2 veces más ancho y 1,5 veces más profundo que la longitud del cepellón. No debe ser excesivamente grande.
  • Buen drenaje: los agujeros de drenaje deben impedir que el agua pueda acumularse en la base y asfixie las raíces.

2.1. Un tiesto lleno de sustrato con un árbol o arbusto recién plantado es tan voluminoso como pesado, así que lo mejor es situarlo en el lugar adecuado antes de realizar la plantación. Asegúrate de que allí disfrutará del grado de insolación y el espacio necesarios. Coloca en el fondo del tiesto una capa de arlita, piedra volcánica o guijarros para facilitar el drenaje.

2.2. Extrae el árbol del tiesto con cuidado de que no se deshaga el cepellón. Si remojas la tierra te resultará más fácil hacerlo.

2.3. Si las raíces están espiralizadas, es decir, han crecido demasiado dentro del contenedor dando vueltas en espiral, haz varios cortes en la parte inferior del cepellón e intenta deshacer un poco la maraña para facilitar que las nuevas raíces exploren la tierra.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

2.4. Dispón una capa de sustrato de unos 10 cm sobre la capa de drenaje y clava el tutor.

2.5. Introduce el árbol procurando que el cuello de la raíz quede a la altura que tenía en el contenedor y rellena los huecos con sustrato. Apisona la tierra alrededor del ejemplar para que desaparezcan las bolsas de aire.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

2.6. Riega generosamente hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

2.7. Sujeta el ejemplar al tutor con ataduras de tela engomada o goma para que no marquen la corteza, sin apretarlas demasiado. Si se han producido roturas de las ramas pódalas ahora. Esparce abono orgánico sobre la superficie.

 

Vídeo

Cómo plantar un árbol frutal cultivado en maceta

No te pierdas el siguiente vídeo con todos los detalles para cultivar tus frutales en maceta:

 

Paso 3

¿Cuándo plantar, trasplantar y renovar el sustrato?

Las mejores épocas del año para plantar, trasplantar o cambiar las plantas de tiesto, y renovar el sustrato son la primavera (marzo-abril, preferentemente) y el otoño (septiembre-octubre), cuando las temperaturas son suaves y las plantas están brotando con fuerza o preparándose para afrontar los meses más fríos.

Algunos árboles que se cultivan en tiesto, especialmente los frutales, exigen trasplantes a recipientes más grandes a medida que crecen. Es recomendable aumentar progresivamente el tamaño de la maceta, en lugar de plantar el frutal directamente en una de gran volumen, ya que tardaría demasiado en ocupar el espacio. Los frutales enanos se escapan a esta exigencia, ya que cuentan con un patrón o portainjerto menos vigoroso y, por lo tanto, tardan mucho más tiempo en llenar el recipiente con sus raíces.

 

Paso 4

Dales tierra de calidad a tus árboles y arbustos

A la hora de plantar , y esto es válido para todo tipo de plantas ornamentales o de huerto, tienes que asegurarte de que la tierra que les sirva de medio de cultivo sea de la mejor calidad. Debe contener materia orgánica y presentar una textura que permita el equilibrio entre un buen drenaje y una buena retención de agua. Puedes encontrar:

-Sustrato de plantación: está específicamente formulado para la plantación y el trasplante de árboles, arbustos y otras plantas de jardín, es 100% orgánico y está enriquecido con guano, un abono orgánico obtenido de las deposiciones de aves marinas. Contiene un enraizante que estimula la producción de raíces.

-Sustrato universal: este esponjoso sustrato sirve para plantar todo tipo de árboles o arbustos y está enriquecido con abono orgánico. Contiene una gran proporción de turba marrón, una cuarta parte de turba rubia y un 5% de compost verde de alto rendimiento. Suele incorporar un enraizante que facilita el arraigo.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

-Rosales: el sustrato específico para rosales procura a estos arbustos un medio de cultivo ideal, que se mantiene fresco gracias a su contenido en arcillas de alta calidad, que favorecen una elevada retención de nutrientes a la vez que procuran un justo grado de humedad.

-Acidófilas: si quieres plantar, por ejemplo, camelias, rododendros, hortensias o azaleas, deberás procurarles una tierra ácida. Para ello, resulta conveniente utilizar un sustrato específico para acidófilas, con un pH 4-5, crucial para garantizarles una buena absorción de los nutrientes y evitar que el follaje palidezca a causa de una insuficiente captación del hierro. Asimismo contiene guano para enfatizar el color intenso y el aroma de las flores.

-Frutales y aromáticas: los sustratos para huerto son ideales para plantar árboles frutales y aromáticas, ya que favorecen la producción e intensifican el aroma y el sabor de hojas y frutos gracias a su contenido en guano.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

-Tierra del jardín: la tierra que extraigas al cavar el hoyo en el jardín la puedes utilizar siempre y cuando no sea de muy mala calidad. Pero, en cualquier caso, deberías mezclarla con cualquiera de los sustratos mencionados, cuya materia orgánica le proporcionará unas características óptimas de textura y nutrientes. Asimismo, puedes entrecavarla con abono orgánico compostado, aunque en un porcentaje que no supere un 5%: humus de lombriz, mantillo, estiércol de herbívoros, compost verde, entre otros.

Aprende a plantar tus árboles y arbustos

 

Materiales y herramientas

  • Árbol o arbusto
  • Sustrato de plantación
  • Tutor
  • Ataduras de goma o tela engomada
  • Abono orgánico compostado
  • Pala o palote
  • Cubo
  • Regadera o manguera