Cómo usar una pistola de clavos

Por Leroy Merlin

Una pistola de clavos es una herramienta que sirve para clavar clavos (como su propio nombre indica) de forma automática, especialmente sobre superficies de madera. Existen diferentes tipos, y pueden ser neumáticas o eléctricas. Estas últimas pueden funcionar con cable o con batería.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Elige bien el tipo

La pistola de clavos es una herramienta sencilla. Su funcionamiento consiste en clavar los clavos, previamente introducidos en el soporte, mediante la fuerza de una simple presión de un gatillo, como si se disparase una pistola; de ahí su nombre. Esa potencia para impulsar el clavo puede obtenerse de diferentes maneras.

Mediante electricidad: ya sea por cable o a batería. La electricidad origina una fuerza mecánica que permite una percusión a alta velocidad.

Aprende a utilizar una pistola de clavos

- Mediante fuerza neumática: con aire comprimido procedente de un compresor que mueve unos pistones para producir el impacto.

Aprende a utilizar una pistola de clavos

- Mediante la fuerza mecánica de la mano: en el caso de las pistolas de clavos manuales.

 

Paso 2

Partes de la pistola de clavos

  • Cuerpo: donde se encuentra el pistón que ocasiona el impacto para clavar. Algunos modelos permiten girar la caperuza superior, por donde sale el aire tras cada disparo, para que no moleste a la persona que la está utilizando.
  • Mango: va recubierto con material plástico para hacerlo más confortable. Por su interior pasa el aire comprimido, en el caso de que se trate de una pistola neumática.
  • Alimentador de aire comprimido. En el caso de las eléctricas, en este lugar estaría el cable de alimentación.
  • Gatillo de impacto. Presionándolo se obtiene el impacto para clavar. Los modelos con más prestaciones disponen de un gatillo secuencial, muy útil cuando hay que hacer una larga secuencia de clavado.
  • Carril para los clavos. En él se sitúan los cartuchos o peines de clavos (o las grapas, en el caso de que el modelo permita trabajar con estas). Pueden llevar empujador y visor para comprobar el nivel de carga.
  • Nariz o morro: es el lugar por el que sale el clavo. Es aconsejable que esté protegido con material plástico para no dañar la superficie sobre la que se clava. Suele incorporar un dispositivo contra disparos involuntarios de modo que, aunque se presione el gatillo, solo se dispara la pistola cuando el morro está apoyado con fuerza en la posición de clavar.

Aprende a utilizar una pistola de clavos

 

Paso 3

Pon en funcionamiento la herramienta

Antes de comenzar a usar la pistola de clavos recuerda que debes utilizar gafas protectoras y guantes. A continuación te contamos cómo se usa una clavadora neumática, aunque has de tener en cuenta que todos los tipos se utilizan de la misma manera.

Paso 3.1: Para empezar prepara el compresor al que vas a acoplar la pistola de clavos.

Aprende a utilizar una pistola de clavos

Paso 3.2: Después conecta la manguera a la herramienta.

Aprende a utilizar una pistola de clavos

Paso 3.3: Carga el carril de la pistola con los clavos adecuados y asegúrate de que queda bien cerrado.

Aprende a utilizar una pistola de clavos

Paso 3.4: Coloca la pistola de clavos en el lugar donde quieres clavar y aprieta el gatillo. Si al clavar notas que el clavo se hunde demasiado o no lo suficiente, solo tienes que regular la presión neumática en el compresor o en la herramienta (en los modelos que cuenten con esa posibilidad).

Aprende a utilizar una pistola de clavos

Paso 3.5: Procede de la misma manera con todos los puntos donde quieres clavar. Verás cómo haces todo el trabajo sin esfuerzo y mucho más rápido que con un martillo.

Materiales y herramientas

  • Compresor
  • Clavadora
  • Clavos
  • Gafas protectoras
  • Guantes