Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida 

Por Leroy Merlin

Los armarios son elementos clave en cualquier casa. Para tener todo ordenado y al alcance de la mano, es muy importante que elijas bien el tipo de armario vestidor, así como los módulos y accesorios que lo completan. Aquí tienes todas las opciones disponibles para que puedas adoptar las soluciones más prácticas en cada caso.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Si necesitas un armario vestidor que te resulte práctico y versátil, Basic y Spaceo son dos modelos que no defraudan: por su calidad (resisten sin inmutarse el agua, la abrasión de los productos de limpieza y la incidencia de la luz, ya que han superado diversas pruebas de laboratorio), por el respeto al medioambiente (ambos están certificados con el sello PEFC que garantiza que la madera proviene de bosques gestionados de manera sostenible) y por su adaptabilidad (tienes a tu disposición diferentes tamaños de ancho, fondo, y también diversas soluciones específicas para esquinas).

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Módulos para vestidores de la serie Basic: armarios todoterreno

Juegos, material escolar, accesorios de deporte, mochilas... Además de la ropa, en una casa se necesita espacio para guardar otras muchas cosas. Los armarios Basic ofrecen un montón de posibilidades para crear una composición práctica y versátil.

Como son armarios con puertas abatibles, es necesario dejar un espacio libre (entre 60 y 75 cm) entre el mismo y el resto de muebles para poderlo abrir sin problemas. La profundidad de los módulos es estándar: en todos los muebles es de 50 cm.

Para montar tu propio armario vestidor solo tienes que seguir estos pasos:

1. Selecciona el color

Puedes elegir entre los acabados en blanco (si quieres conseguir mayor luminosidad y sensación de espacio), o en efecto madera (roble o nogal) que aporta un aire más cálido.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

2. Elige los módulos

La serie Basic te permite combinar módulos altos y bajos para aprovechar al máximo el espacio. Si necesitas un armario de medidas especiales para salvar una viga o una columna, aprovechar la zona de la buhardilla o el hueco de una escalera, o quieres una solución personalizada, en LEROY MERLIN lo hacemos especialmente para ti. Danos las medidas y el diseño que prefieras y nosotros nos encargamos de todo.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

 

  • Muebles altos o columnas: elige entre una columna sencilla o doble. La primera, con una única puerta abatible, te ofrece un ancho de 50 cm, mientras que la segunda, que incluye dos puertas, duplica esta medida a 100 cm. La altura máxima es de 2,10 m, pero puedes alinear tantos muebles altos como quieras y te permita el espacio. Combínalos con los módulos maleteros y aprovecha la altura de la estancia hasta el techo.
  • Muebles bajos: con una altura de 87 cm, este tipo de piezas son muy útiles para situar debajo de las ventanas. Si los colocas en hilera, puedes utilizar su parte superior a modo de una repisa.
  • Maleteros: estos módulos de 38 cm de alto, te permiten aumentar la altura de los módulos altos o bajos y aprovechar el espacio tanto sobre un vano, un cuadro o un espejo como sobre la cama.
  • Tiradores: todos los módulos mencionados incluyen los tiradores. Son piezas de diseño en color plateado que aportan modernidad a la estancia.

En cuanto al montaje de los módulos de la serie Basic es sencillo e incluye todos los materiales y herrajes que necesitas para ello.

3. Completa el interior

Es importantísimo para guardar cómodamente todos tus enseres. Elige cajones y baldas. Las baldas vienen en packs compuestos por dos estantes, que están disponibles en dos medidas según nuestro módulo sea sencillo o doble.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Armarios modulares Spaceo: una solución personalizada

La serie de armarios Spaceo de Leroy Merlin ofrecen una mayor versatilidad porque puedes elegir la estructura, el tipo de apertura y el revestimiento interior y, así, conseguir un armario personalizado. Además, sus acabados permiten más opciones decorativas y ofrece infinidad de opciones para aprovechar el espacio en esquinas y rincones. Solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

1. Toma las medidas

Mide el lugar en el que vas a colocar el armario: la altura, anchura y profundidad del espacio. Es esencial para elegir los módulos que mejor se ajusten a las dimensiones del hueco y te permitan aprovechar al máximo el espacio. Ten en cuenta que, si optas por puertas de apertura abatible o plegable, tendrás que dejar un espacio libre entre el armario y el resto de elementos de la habitación de entre 50 y 60 cm para poder abrirlas sin problemas.

2. Elige los módulos del interior

Contar con diferentes medidas de ancho y fondo te ofrece más versatilidad ya que multiplica las composiciones posibles. Están fabricados en melamina y cantos de PVC para que elijas.

Elige entre los distintos tipos de módulos que existen:

  • Muebles básicos: están disponibles en tres medidas de ancho (40, 60 y 80 cm) lo que nos permite combinar varios módulos en distintas medidas para personalizar el armario. También podemos elegir la profundidad (36 o 59 cm). El fondo de 36 cm es muy útil como zapatero y para aprovechar espacios estrechos como los pasillos. La altura es la única medida que no varía: 2,36 metros para todos ellos.
  • Módulo para rincón con puertas abatibles: una solución para optimizar el espacio y aprovechar los rincones y las esquinas de tu casa tanto si son en forma de L (aprovechando 2 paredes) como de U (aprovechando 3 paredes). Puedes combinar este módulo de rincón con módulos básicos de fondo de 36 o 59 cm, lo que te permite poner en ambas paredes la misma medida o crear soluciones mixtas que combinen ambos fondos. No olvides que para este tipo de módulos tienes disponibles puertas de 40 cm.
  • Modulo para rincón con puertas correderas: este módulo se une a dos módulos básicos (de cualquier ancho, pero sólo apto para los de fondo de 59 cm) para adaptarse a la forma del rincón y ganar espacio para almacenar y guardar tus prendas. Este tipo de módulos nos permite optimizar el espacio al máximo ya que, además de adaptarse a las esquinas y rincones, están diseñados para puertas correderas.
Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Una vez que elijas los diferentes módulos, te presentamos las propuestas que tienes para unir los módulos de armarios y que parezcan un conjunto completo:

  • Mediante tornillos de ensamblar: tienes que medir los dos espesores, de un módulo y el otro. Si ambos miden 16 mm, lo ideal sería un juego de tornillos de ensamblar de 28-34 mm, de color y material al gusto.
  • Otra opción es utilizar tirafondos de rosca-madera. Haciendo lo mismo pero que este entre el ancho total y que traspase el primer módulo. Por ejemplo, si cada módulo mide 16 mm (32 mm ambos) utiliza tirafondos de 25 mm de longitud.

3. Selecciona las puertas

Las puertas son la parte más visible del armario y definen el estilo. Tienes múltiples opciones que encajan con todo tipo de ambientes. Es muy importante también el tipo de apertura, que suele estar condicionada por el espacio disponible.

  • Abatibles: puedes escoger entre 35 modelos diferentes. Las puertas están disponibles en dos medidas de ancho: 30 y 40 cm, de modo que a la hora de tomar medidas has de tener en cuenta el espacio que ocupará la puerta una vez abierta. Deberás dejar de 50 a 60 cm libres entre el armario y otros elementos de la estancia. Las puertas de 30 cm son combinables con nuestros módulos de 60 cm de ancho, mientras que las de 40 cm se adaptan a los de 40 y 80 cm.
  • Plegables: compuestas por varias hojas que se pliegan entre sí con los herrajes de un kit de plegado. Se pueden plegar a derecha o a izquierda o a ambos lados. Los modelos abatibles pueden convertirse en plegables. De esta manera, con dos puertas abatibles y un kit para puertas plegables podremos convertir cualquier modelo en plegable. Este tipo de puertas ofrece un mayor acceso al interior del armario, para que veas toda tu ropa de un solo vistazo. Para tu módulo de 60 cm, crea una puerta plegable con dos abatibles de 30 cm cada una. Para conseguir una puerta plegable de 80 cm deberás juntar dos abatibles de 40 cm.
  • Correderas: se desplazan de un lado al otro en el frente del armario sobre guías superior e inferior. Hay 32 modelos diferentes de puertas correderas en 60 y 80 cm de ancho para adaptarse a la perfección a nuestros módulos de interior. Las puertas correderas te permiten aprovechar el espacio al máximo y son muy fáciles de montar. Combina las puertas correderas con nuestros módulos de rincón y optimiza el espacio al máximo. Puedes aumentar la durabilidad de las puertas correderas con un freno progresivo que hace que se cierren con más suavidad.

4. Completa el interior

¿Qué necesitas? ¿Cajones, baldas, barras a diferentes alturas…? Elige los complementos en función de tus necesidades: baldas para camisetas, cajoneras de distintos tamaños para la ropa interior y los complementos, barras para vestidos y camisas, zapateros, cestas extraíbles, pantaloneros, porta-corbatas, divisores para los cajones… Tienes multitud de posibilidades para organizar el armario a tu manera.

Descubre nuestras soluciones para guardar tu ropa:

  • Cajas: de madera, de plástico, apilables, con ruedas… Decide el tamaño adecuado a lo que quieras guardar y al espacio donde la vayas a colocar: un armario, una estantería o un rincón de la habitación donde te sobre espacio.
  • Cajoneras: permiten guardar desde ropa de cama, toallas o manteles, en cualquier rincón. Puedes ubicarla en el dormitorio y aprovecharlo como tocador o como mesilla de noche.
  • Zapateros: son otro complemento ideal para despejar tu armario. Los hay de varias medidas, con capacidad para hasta 28 pares de zapatos y son muy decorativos.
  • Cestas: al igual que las cajas, las posibilidades son muy variadas. Son muy prácticas para organizar, por ejemplo, los complementos, en una cómoda o un tocador.
  • Baúles: una opción decorativa que te servirá también como mueble auxiliar, para sentarte mientras te calzas.
  • Bolsas y fundas “ahorra espacio”: gracias a su sistema de extracción de aire con cualquier aspirador, permiten guardar mantas, almohadas o ropa de otras temporadas, ocupando muy poco espacio.
  • Organizadores de tela: fundas para chaquetas y abrigos, cajas de diferentes tamaños, estanterías para zapatos o jerseys que puedes colgar en cualquier barra… Son también soluciones muy útiles para aprovechar el espacio.
  • Bajocamas: si tienes espacio debajo de la cama, también puedes aprovecharlo para almacenar tus enseres.
Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Presume de vestidor: un sueño hecho realidad 

El vestidor es aquel espacio reservado para guardar la ropa y donde, a la vez, puedes vestirte y arreglarte. Un lugar privilegiado que muchos desean y no todos tienen. Si quieres crear tu propio vestidor personalizado te damos opciones prácticas para conseguirlo.

  • Para espacios grandes

Si cuentas con un espacio suficiente y amplio para un vestidor, puedes reservar una zona como área de tocador. Pues optar por combinar varios módulos de armarios con otros armarios como una cajonera o zapatero que puedes personalizar tú mismo. Así dispondrás de espacio extra y podrás distribuir prendas y complementos en dos muebles independientes.

  • Para espacios medianos

Si quieres diseñar un vestidor sin obras puedes decantarte por varios armarios y colocarlos en forma de L. De este modo crearás un armario completo en ángulo que te permitirá disfrutar de un espacio íntimo, más reservado y amplio para almacenar tus enseres.

  • Para espacios mini, opción low cost

Otra solución es crear un vestidor al estilo backstage de las pasarelas de moda o tiendas de grandes firmas de moda. Para conseguirlo, te recomendamos que utilices un perchero metalizado o armario sin puertas de modo que tengas todo a primera vista. Para lucir este vestidor es imprescindible que tengas todo el interior perfectamente ordenado.

En cualquier de los espacios puedes optar por hacer un vestidor sin puertas. ¿Sabes cuáles son todas sus ventajas?:
  • Permite economizar el espacio. No necesitas dejar un espacio extra delante del armario para poder abrir las puertas y acceder al interior.
  • Es una solución económica puesto que se prescinden de las puertas.
  • Es la propuesta más de moda, además de una solución muy atractiva y moderna.
  • Permite ver a simple vista todo el interior del vestidor, haciendo más fácil la búsqueda de tus pertenencias.
Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Las barras: piezas claves de cualquier armario o vestidor 

¿Qué necesitas colgar y cuánto pesa? Son las primeras preguntas que te tienes que plantear. El tipo de ropa que necesitas colgar es el factor más importante a la hora de elegir barras para el armario: es lo que determinará el material y el diámetro que debes escoger. No es lo mismo que vaya a soportar abrigos que otra ropa más ligera como blusas o camisas, por ejemplo.

A continuación, deberás elegir la estética que quieres para tu barra. Existen múltiples acabados: en tono blanco, cromo (color plata) y oro (color dorado). Las hay redondas, ovaladas...

Una vez que hayas elegido la barra, debes escoger el tipo de soporte y cuál va a ser su ubicación (si va a colocarse en los extremos de la barra, en el centro o haciendo esquina).

  • Soportes laterales o superiores: son imprescindibles elijas el tipo de barra que elijas. Hay unos específicos para barras redondas y otros, para las ovaladas.

Puede suceder que hayas comprado una barra redonda y no sepas cómo colocarla. Es sencillo: tienes que sujetar la pieza metálica con una mano y con la otra mano dar vueltas al cilindro. De esta manera desenroscas ambas piezas y quedan separadas. Ahora ya puedes atornillar los soportes a los laterales del armario; colocas la barra y haces el proceso del principio al contrario, es decir, enroscas el cilindro sobre la pieza metálica.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

 

¿Necesitas barras especiales? 

Para saber la medida que necesitas, debes medir la distancia entre las dos paredes laterales del armario en el punto exacto donde quieres instalar la barra. 

  • Si la barra que quieres colocar mide más de un metro de ancho, será necesario poner un soporte intermedio para reforzarla y que pueda sostener todo el peso sin combarse. Hay soportes específicos para barras redondas y otros, para las ovaladas.
  • Si necesitas colocar una barra para armario en forma de L existe un soporte para esquinas. Están disponibles para barras de forma oval.
  • Puedes optar por barras extensibles, muy útiles para armarios con longitudes no estándar. Sigue el peso máximo recomendado que pueden soportar, según las indicaciones del fabricante.
  • También hay barras con luz. Su diferencia con el resto es que tienen pequeñas luces que iluminan el interior del armario. Existen de batería y también de las que requieren hacer una conexión eléctrica a la red. Son de forma ovalada y se colocan de la misma manera en el interior del armario. Permiten personalizar el armario y ganar en visibilidad en su interior.
Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Moderniza la estética de tu antiguo armario cambiando las puertas 

Si ya cuentas con un armario y quieres cambiarle las puertas, necesitas cerrar tu vestidor o, simplemente, quieres diseñar tus puertas para que sean únicas, te lo ponemos muy fácil. Escoge los tableros entre más de 50 acabados distintos y pide que te los corten a la medida que necesitas.

Si te decides por una puerta tipo japonesa, no te olvides de adquirir los perfiles en H para su instalación. A continuación, debes elegir el kit tirador, que incluye los perfiles para los tableros y los rodamientos para que las puertas se deslicen sobre las guías. Por último, hazte con el kit de guías por el que se deslizarán las puertas.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Prepara tu armario para el cambio de temporada 

Aprovecha el cambio de la ropa de verano por la de invierno para organizar el interior de tus armarios. ¿Crees que tus cajones y estantes están desaprovechados? Lo mejor para reorganizar el armario es vaciarlo para clasificar las prendas y complementos en cuatro grandes grupos: conservar, donar, tirar y arreglar.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

Separa las prendas que no vayas a mantener, para tener claro el espacio que vas a necesitar dentro del armario. La clave está en dividir el armario en secciones destinadas a cada tipo de ropa. Ahora ya puedes escoger los accesorios necesarios para que tus camisas, pantalones, complementos… estén siempre perfectamente ordenados y accesibles.

Armario vestidor: todas las opciones para construirlo a tu medida

A continuación, es momento de buscar un espacio para todo aquello que no te cabe en el armario, la ropa de cama, de otra temporada, los zapatos… Cajas, cestas, baúles, percheros y zapateros te pueden ayudar a mantener el orden sin gastar mucho.