Coloca una bomba en el surtidor de tu jardín

Por Leroy Merlin

La fuente de tu jardín puede resultar más decorativa si utilizas bombas que sirven para realizar efectos. También hay modelos con los que puedes lograr que el agua se mueva y esté en circulación sin impurezas, manteniendo en perfecto estado este pequeño hábitat natural. En definitiva, es una solución para que sea más decorativo y su agua esté más limpia. Y equipos para vaciar estos contenedores si necesitas limpiarlos.

Bombas de agua para realizar juegos ornamentales

Las bombas de agua para hacer efectos ornamentales son aparatos eléctricos que consumen poco y la mayoría admiten la colocación de accesorios, como conectores para manguera, rociadores para hacer fuentes, etc. Lo recomendable es escoger la bomba según el volumen y caudal de agua existente en tu fuente o estanque. Éste indica la cantidad de litros por hora. En función de ello podrás escoger aparatos desde los 250 l/ h. hasta los 4.000 l/h.

Cómo funcionan y sus ventajas. Estas bombas están pensadas para ir sumergidas y colocadas en el lecho de tu fuente o estanque. Y por tanto, es importante que el fondo se encuentre bien nivelado y sin suciedad ni fango. Su mecánica es bastante sencilla, y para arrancarlas necesitan estar cubiertas de agua: a un mínimo de 20 cm y un máximo de 100  cm. Por lo general son aparatos que no requieren un mantenimiento específico, tan solo evitar que las ranuras de la carcasa o cuerpo de la bomba se obstruyan, limpiándolas con agua de forma periódica. Algunas de estas bombas son modelos compactos que además de permitir hacer efectos ornamentales también te servirán para mantener el agua en circulación, ya que la filtran, bombean y clarifican gracias a la tecnología de su motor sincrónico, de alto rendimiento, y a los sistemas limpiadores integrados que incorporan.

Bombas de agua para fuentes y estanques

Tipos de efectos decorativos de las bombas para fuentes

Gracias a sus rociadores y a sus dispositivos estas bombas producen juegos de agua y formas muy decorativas: de volcán, de campana, espuma, etc., y la pueden impulsar a diferentes alturas . Aunque se recomienda sumergirlas en el suelo de la fuente o estanque para su funcionamiento óptimo, la mayoría admiten otra colocación. Básicamente consiste en ponerlas sobre una superficie algo más elevada del contenedor en lugar del fondo para que el accesorio  del aparato sobresalga. De esta manera el efecto generado con el agua quedará más natural.

Bombas de agua para fuentes y estanques

Bombas integradas para mover el agua y oxigenarla

En la fuente o estanque de tu jardín es fundamental que el agua permanezca limpia, y especialmente si hay cascadas suaves, plantas, o habitan peces, tortugas, etc. Lo ideal es colocar una pequeña bomba encargada de moverla, de favorecer su oxigenación y de facilitar su filtrado. Son aparatos eléctricos de bajo consumo y para cumplir estas funciones con eficacia suelen incluir reguladores de flujo, funciones de filtro y sistemas limpiadores.

Tipos y factores a tener en cuenta. A la hora de escoger modelo, existen aparatos pensados para que trabajen fuera de la fuente y suelen constar de un cuerpo de recirculación, un regulador de potencia y un prefiltro. Otra opción son los aparatos sumergibles, es decir, ideados para colocar bajo el agua del estanque, como las bombas integradas compactas. Se caracterizan por llevar en su entrada los filtros que evitan que la suciedad pase a la bomba. Y en la salida lo normal es que contengan dispositivos con funciones de surtidores. Para saber qué opción nos puede interesar más es preciso tener en cuenta tres aspectos: el volumen de agua de nuestro estanque, el caudal máximo que admite y la altura del agua.

Bombas de agua para fuentes y estanques

Bombas para vaciar el agua del surtidor de tu jardín

Cuando es necesario vaciar el agua de nuestra fuente o estanque, podemos emplear otro tipo de bombas que nos facilitarán la tarea considerablemente. En concreto las bombas de achique son una buena opción para evacuar su interior, pues extraen el agua a gran velocidad. Estos aparatos son sumergibles, de manera que los puedes colocar en el fondo del contenedor para que desde él impulsen hacia fuera el agua que necesitar extraer a través de su manguera. Para evitar que funcionen en seco suelen incorporar una boya de seguridad que permite arrancar y detener la máquina según el nivel del agua. Será muy importante tener en cuenta si el agua tiene partículas o está libre de impurezas. Es decir si son limpias o sucias  porque en función de ello se podrá escoger el tipo de bomba de achique más indicada, con el filtro que permitirá procesar dichas partículas. Existen modelos para aguas limpias que pueden filtrar sedimentos de hasta 5 mm y equipos para sucias que llegan a filtrar partículas de hasta 35 mm.