Bombas para piscinas: escoge la que necesitas para la depuración del agua y el vaciado del vaso 

Por Leroy Merlin

Las piscinas llevan un sistema de depuración con bomba incluida: la bomba impulsa el agua hacia el filtro y la aspira de nuevo. Además, para vaciar la piscina necesitarás una bomba de achique. Te contamos cómo escoger bien ambos tipos para acertar en tu elección.

Si tienes una piscina y quieres mantenerla en perfectas condiciones, es imprescindible que cuente con un sistema de filtrado y depuración del agua que incluya una bomba. Su función es aspirar el agua del vaso para pasarla por el filtro, y volverla a impulsar hacia la piscina una vez depurada. Por eso es fundamental escoger un sistema con la bomba adecuada para el caudal y las necesidades de la piscina. Por otra parte, si tienes que vaciar la piscina para proceder a su limpieza o mantenimiento necesitarás una bomba que vacíe el agua del vaso con rapidez y eficacia: en este caso hablamos de bombas de achique sumergibles. Aunque su función es la misma, son máquinas muy distintas entre sí: te contamos cuáles son sus características y cómo escoger las más adecuadas.

Sistemas de depuración y filtrado para piscinas: ¿qué bomba deben llevar? 

Cada piscina debe llevar una bomba adecuada al volumen de agua que contiene. El primer paso para escoger bien el sistema es calcular este dato en metros cúbicos (m3). Para conocer el volumen de agua suele bastar con multiplicar el largo, ancho y profundidad máxima de la piscina en metros. Además, dependiendo de la forma del vaso el total aumentará o disminuirá. La bomba elegida debe tener caudal de bombeo suficiente para mover todo el volumen de agua en un plazo máximo de 8 horas. Consulta esta tabla para calcular la potencia en CV que debe tener la bomba que escojas para tratar el agua de tu piscina:

Podríamos pensar que una bomba más potente tardará menos en mover el volumen total de agua, con menos gasto energético. No es así: de hecho, una fuerza excesiva en el bombeo del agua puede llegar a deteriorar el material filtrante (especialmente si es arena de sílice) e impedir que funcione correctamente. Por otra parte, si el caudal de la bomba es inferior al necesario el agua tampoco se filtrará bien. Si queremos instalar una bomba más potente tendremos que verificar la capacidad del filtro, sustituyéndolo de ser necesario. 

Bombas para piscinas: depuración y vaciado

Para mantener el agua de la piscina en buenas condiciones, durante la temporada de uso conviene tratarla durante 8 horas al día: cuatro horas por la mañana y cuatro por la tarde. Para que la bomba realice esta función por su cuenta es indispensable conectarla a un cuadro de control. Estos dispositivos llevan relojes programadores en los que se puede ajustar el tiempo mínimo de funcionamiento, así como los tramos. En las instrucciones de los cuadros de control se indica la potencia de la bomba a la que se pueden conectar.

Bombas de piscina de velocidad variable 

Las bombas de velocidad variable son la evolución de las bombas tradicionales para depuración de piscinas. En realidad son bombas corrientes a las que se les ha añadido un variador de frecuencia, un dispositivo electrónico que controla la potencia necesaria para impulsar el agua en cada momento del día. Así, la propia bomba procura que el tiempo de filtrado del agua sea exactamente el que se necesita. Este control al detalle puede suponer un ahorro de hasta un 80% del consumo eléctrico de la bomba, que se notará en la factura de la luz. En realidad, cualquier bomba de piscina puede ser de velocidad variable si se le conecta un variador de frecuencia: los puedes adquirir de forma independiente e instalarlos en el sistema. 

Cómo escoger una bomba para vaciar la piscina 

Las bombas de vaciado no tienen nada que ver con las bombas de depuración para piscinas. Lo único que tienen en común es su principio básico de funcionamiento; en lo que a diseño y utilización respecta son totalmente distintas. Si tienes que vaciar tu piscina para someterla a una limpieza a fondo o para cambiar el agua, lo que necesitarás es una bomba de achique. Estas máquinas son bombas sumergibles que aspiran el agua y la evacúan de forma rápida y eficaz. Las hay de distintos tipos:

  • Para aguas limpias: agua con partículas flotantes inferiores a 0,5 mm, habitual en las piscinas con sistema de filtrado y skimmer.
  • Para aguas sucias: con partículas entre 0,5 y 35 mm. Se emplean más para vaciar estancias inundadas, depósitos y pozos. 

La bomba de achique se sumerge en el vaso de la piscina, dejando fuera únicamente la manguera y el cable de conexión eléctrico. Por su otro extremo, la manguera debe ir conectada a la red de alcantarillado para poder evacuar el agua con seguridad. Si no hay una toma de corriente cercana tendrás que utilizar una motobomba de funcionamiento gasolina. Todas las bombas deben ir equipadas con un kit de aspiración que incluya la manguera, las conexiones y una válvula antirretorno.