Bombas para pozos profundos de más de 8 metros

Por Leroy Merlin

Si vives en una zona apartada a la que no llega el suministro de agua potable seguramente tengas que recurrir a un pozo privado para el abastecimiento doméstico o para regar tu jardín. Pero, ¿sabes cómo extraer el agua de pozos de más de 8 metros de profundidad?

Una bomba es una máquina indispensable si necesitas sacar agua de un pozo. Y si dicho pozo tiene, además, más de 8 metros de profundidad entonces necesitas una bomba específica que se capaz de impulsar el agua hasta la superficie.

Puede ser porque no tengas acceso a la red de suministro de agua o porque quieras utilizar tu propio pozo como una medida de ahorro. Sea como sea, para extraer agua de un pozo de cierta profundidad necesitarás usar bombas sumergibles especiales.

En cualquier caso, lo primero que debes hacer es revisar la normativa vigente que regula el uso y explotación de pozos. Puedes acudir a tu ayuntamiento para solicitar información.

Cómo funciona una bomba de pozo sumergible 

Las bombas de pozo sumergibles son máquinas muy eficaces a la hora de extraer agua de un pozo que esté a una profundidad considerable. Funcionan mediante electricidad, por lo que es necesario tener acceso a la corriente eléctrica para poder usarlas.

Bombas para pozos profundos

La máquina se instala en el fondo del pozo y desde allí bombea el agua cuando es necesario. En muchas ocasiones extrae el agua y lo lleva hasta un tanque de almacenamiento, donde se preserva para su uso posterior.

Elegir la bomba adecuada 

Para acertar con la compra de una bomba de pozo has de saber qué potencia es la más adecuada para tus necesidades, en función de la cantidad de caudal y presión que te haga falta. El caudal nominal es el número de litros que la bomba es capaz de extraer en una hora.

Si quieres conocer el caudal que necesitas has de tener en cuenta varios factores, según sea el uso que le vas a dar al agua extraída del pozo. Cuando el objetivo es utilizar la bomba para abastecer de agua una vivienda hay que valorar el tamaño de la misma, el número de personas que viven en ella, si tiene uno o dos cuartos de baño, etc.

En el caso de que necesites la bomba para dotar de agua una instalación de riego lo importante será considerar la extensión del huerto o jardín que quieres regar, el número de grifos, aspersores o difusores que vas a poner en marcha, etc.

Además, es importante tener en cuenta otros factores como la presión necesaria en cada caso. Para que la bomba de agua tenga un rendimiento seguro y adecuado, su capacidad ha de estar equiparada a la velocidad de salida del agua. 

Y no solo es importante elegir una buena bomba de agua, adecuada a tus necesidades y al uso que quieres darle. También es conveniente que la instalación esté correctamente realizada. No se trata únicamente de conectar la bomba y enchufarla a la red. Hemos de asegurarnos de que las válvulas están bien ubicadas, al igual que los filtros y el cableado. Lo mejor es confiar en un profesional que te instale la bomba de forma correcta.

Ventajas de las bombas sumergibles para pozos profundos 

Las bombas de pozo sumergibles resultan prácticas y eficientes. Como se instalan dentro del agua, totalmente sumergidas, no hace falta cebarlas nunca lo que es cómodo y práctico, en especial en aquellos pozos muy profundos.

Este tipo de bombas son muy silenciosas, ya que el ruido y las vibraciones que pueden producir quedan amortiguadas por el agua. Además, al estar sumergidas el motor no se recalienta. Apenas necesitan mantenimiento y solo es conveniente sacar la bomba del pozo una vez al año para limpiarla.

Bombas multicelulares 

Son bombas que tienen varios impulsores, por lo que ofrecen un rendimiento mayor y una gran capacidad de impulsión del agua. Dependiendo del número de impulsores, conseguirá presiones muy altas. Además, son muy silenciosas. Son adecuadas para el abastecimiento doméstico habitual y sistemas de riego, tanto manuales como automáticos. 

Accesorios para bombas sumergibles 

Además de la bomba, será conveniente contar con tuberías o mangueras adecuadas para extraer y conducir el agua. Elígelas con un diámetro grande, ya que este tipo de bombas desplazará un caudal de agua considerable.

También es aconsejable disponer de racores y conexiones para las mangueras, en caso de que tengas que unir varias, lo que puede ser habitual en una instalación de riego, por ejemplo. Y puede que necesites también alargadores eléctricos para conectar la bomba a la red eléctrica.