Bombas para suministro de agua: conócelas y descubre todas sus funciones 

Por Leroy Merlin

Si quieres llevar a tu casa el agua de un depósito o un pozo, necesitas una bomba especial. Las hay de distintos tipos y caudales para las diferentes necesidades. Además, también te pueden ayudar a aumentar la presión de los grifos.

Las bombas para suministro de agua son imprescindibles si queremos que los grifos de la casa (todos o parte de ellos) se alimenten de la que se obtiene de un pozo o un depósito. Antes de nada, debes saber que la normativa para explotación de pozos subterráneos y para extraer agua de ríos o lagos es muy estricta. Es muy importante informarse bien para actuar de forma respetuosa con las leyes y el medioambiente. Por otra parte, si tienes un depósito de aguas pluviales puedes utilizar el agua almacenada para el riego, la limpieza o la cisterna del WC. Contribuirás al cuidado de tu entorno y ahorrarás en la factura. En ambos casos, contar con una bomba para suministro de agua que impulse el líquido a los grifos con presión suficiente se convierte en un factor indispensable. Es importante saber escoger el modelo adecuado para el agua que vayas a extraer y para las necesidades de la vivienda.

Bombas eléctricas de superficie: para depósitos pluviales, piscinas y pozos de poca profundidad 

A la hora de escoger la bomba adecuada para suministrar agua a una vivienda, en primer lugar hay que tener en cuenta de dónde viene el agua: de un depósito, de un pozo o de un curso de agua. Aunque este caso hablamos de aguas limpias, si la bomba no lleva filtro conviene incluir uno para eliminar partículas que podrían atascar las cañerías. 

Si el agua procede de un depósito de superficie, una piscina o un pozo de hasta 7 metros de profundidad, deberemos escoger una bomba de superficie automática (de arranque automático), que suministran el agua de forma inmediata y con una presión continua. Estas bombas son adecuadas cuando existe una toma eléctrica cerca a la que conectarlas. Dependiendo de la instalación, existen dos tipos:

  • De aspiración: cuando la bomba se sitúa por encima del nivel del agua. Esta es la única posibilidad cuando extraemos el agua de pozos subterráneos de hasta 7 metros de profundidad.
  • De carga: cuando la bomba está instalada por encima del nivel del agua.

Grupos de presión, bombas de pozo y motobombas. Opciones para casos específicos 

Cuando necesitamos una mayor presión en el agua que extrae la bomba, la opción es elegir un grupo de presión con calderín especial para uso doméstico. Estas bombas generan presión en la toma de salida mediante un mecanismo hidráulico o electrónico. Cuentan con un dispositivo llamado presostato (un interruptor automático de flujo) cuya función es poner en marcha arrancar el motor de la bomba cuando se detecta una demanda de presión(es decir, cuando se abre un grifo o se acciona la cisterna), deteniéndolo cuando dicha demanda cesa.

Las bombas de pozo se utilizan en pozos de más de 7 metros de profundidad. Son bombas sumergibles que pueden trabajar a profundidades entre 4 y 20 metros. No es recomendable sumergirlas a mayor profundidad para que puedan trabajar a la presión correcta. El di

Las motobombas son bombas de agua que funcionan con un motor a gasolina, normalmente de 4 tiempos. Se emplean cuando no hay una toma de corriente cercana, y siempre al aire libre.

¿Qué datos debemos saber a la  hora de elegir una bomba para suministro de agua? 

A la hora de buscar una bomba adecuada para nuestra casa, en primer lugar identificar de dónde viene el agua (normalmente de un depósito) y qué tipo de agua es (agua limpia en la mayoría de los casos), el paso siguiente es determinar el caudal nominal, la altura manométrica y la potencia absorbida de la bomba.

Caudal nominal: es el volumen de agua que se necesita en un tiempo determinado. Se suele indicar en litros/hora (l/h) y normalmente está entre 5.500 l/h y 96.000 l/h. Una forma sencilla de calcular este dato de manera aproximada es multiplicar cada salida de agua que alimentará la bomba (los grifos, las cisternas…) por 750 l/h.

Altura manométrica o altura máxima de bombeo: es la suma de la altura geométrica más las pérdidas de carga de la bomba. La altura geométrica se calcula sumando la altura de aspiración (los metros que hay entre la boca de aspiración de la manguera y la propia bomba) y la altura de impulsión (los metros que hay entre la bomba y la salida de agua. En cuanto a las pérdidas de carga, están relacionadas con la longitud de la tubería de impulsión y su rugosidad. Este dato es complicado de calcular: conviene indicar las características de la bomba al experto para que nos ayude a escoger la bomba adecuada.

Potencia: es la potencia que necesitará la bomba para impulsar el caudal de agua calculado a la altura manométrica requerida. Este dato se suele indicar en las tablas de los fabricantes y en las características técnicas de las bombas.

¿Qué datos nos ayudan a elegir una bomba de agua?

  • Caudal nominal máximo: 3.800 l/h
  • Altura manométrica: 43 m
  • Potencia: 900 W