Calderas de condensación: cómo ahorrar más

Por Leroy Merlin

Si tienes que sustituir tu vieja caldera, aprovecha la oportunidad y asegúrate el mayor ahorro y confort. Hazte con una promoción de caldera de condensación de las mejores marcas más termostato modulante inteligente… ¡Y con instalación incluida en 48 horas!

Calderas de condensación: cómo ahorrar más

Ahorra un 30% con tu nueva caldera

Las nuevas calderas de condensación necesitan menos gas para calentar el agua. Es decir, son más eficientes que las convencionales. Las “de antes” (atmosféricas o estancas) gastaban y contaminaban más, por eso ya no se fabrican y está prohibida su instalación en España. Así se cumplen las normativas europeas que persiguen la reducción de CO2 en la lucha contra el cambio climático.

La mayor eficiencia de las calderas de condensación se nota en el bolsillo: reducen un 30% su consumo de gas destinado a la calefacción y al agua caliente sanitaria. Por eso, si te toca sustituir la caldera podrás ir amortizando su coste con lo que ahorres en tus facturas. Además, en principio, no tendrás que adaptar las tomas de agua ni la salida de humos: puedes utilizar las de tu vieja caldera. De hecho, contar con una caldera de condensación es una de las mejores formas para ahorrar energía en la calefacción y agua caliente. 

¿Y cuál es el secreto de la eficiencia? Las calderas de condensación aprovechan el calor del vapor de agua que se genera en la combustión. En las convencionales, este calor latente se pierde por la salida de humos. Además, la tecnología de la condensación reduce la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Echa un vistazo a este vídeo donde nuestros expertos te dan algunas claves sobre ahorrar con sistemas de calderas. Este fragmento forma parte de los talleres en streaming de LEROY MERLIN, síguenos en nuestras redes sociales y recibirás información de las siguientes citas. ¡No te lo pierdas!

Ahorro extra: el termostato modulante

¿Cómo se puede ahorrar dinero en casa con una caldera de condensación? Con un termostato modulante. Además, si es inteligente (con conexión wifi), puedes controlarlo desde tu teléfono. Un ejemplo: programas tu caldera para que al regresar del trabajo, tu casa esté calentita y el agua lista para la ducha. El termostato modulante regula el funcionamiento de la caldera para tener todo listo a la hora deseada con el menor consumo de gas posible. Sin embargo, a último momento, decides ir directamente al cine y llegar más tarde a casa. Desde tu aplicación en el teléfono modificas la programación en el momento. Y así ahorras. ¿Cuánto? Hasta 1.000 € a lo largo de la vida útil de tu caldera.

Otra situación: llegas antes de lo previsto de un viaje. Desde tu app indicas la hora en la que quieres que tu casa esté a tu temperatura ideal. En definitiva: un termostato modulante inteligente cuida tu economía y, a la vez, hace tu casa más confortable.

Además, hay modelos con GPS integrado que tienen en cuenta los cambios meteorológicos. Si se prevé una helada, por ejemplo, adaptan el funcionamiento de la caldera para ir aumentando la temperatura sin saltos bruscos.

¿Cuál es la diferencia con los termostatos estándares? Los termostatos “de toda la vida” son como interruptores. Cuando el agua de la caldera alcanza la temperatura seleccionada, el termostato apaga el aparato. Y cuando se enfría, lo vuelve a encender. Es decir: para mantener la temperatura deseada, el sistema se apaga y enciende sucesivamente. ¿Cuáles son los inconvenientes de este sistema? El gasto energético. Además, la temperatura suele sufrir altibajos apreciables.

Calderas de condensación: cómo ahorrar más

Aprende más sobre los aparatos que te ayudan a ahorrar energía en casa.

Caldera, termostato e instalación: todo en uno

Aunque la mayoría de las calderas de condensación incorporan la tecnología que permite instalar un termostato modulante, no todos son compatibles. Por ello, debes revisar las instrucciones del fabricante.

La forma más sencilla y económica, es aprovechar las promociones de tu tienda: caldera + termostato + instalación. Todas incluyen modelos de grandes marcas. Te aseguras la compatibilidad y tienes todo funcionando correctamente desde el primer momento. ¡Y casi por el mismo importe de comprar solo la caldera! Además, la instalación básica se lleva a cabo rápidamente: a las 48 horas (en días hábiles) después de contratar el servicio.

Recuerda que la instalación la hacen profesionales autorizados, según la normativa vigente. La instalación básica consiste en el desmontaje (y retirada a un punto limpio) de tu vieja caldera y el montaje de la nueva en la misma ubicación. Incluye:

  • Conexionado de fontanería, gas y electricidad
  • Conexionado del termostato ambiente
  • Kit de salida de humos compuesto por un codo de 90º más un tramo terminal de unos 80 cm de longitud
  • Certificado de la instalación

No incluye: cambio de ubicación de la caldera, tramos adicionales de salida de humos, tramos adicionales de tubo de desagüe, agujeros/taladros en encimera, hormigón, mármol, granito..., desplazamiento de tuberías de calefacción, instalación de termostato ambiente, modificación de la chimenea, elementos auxiliares de sujeción, andamiaje ni trabajos en altura.

Calderas de condensación: cómo ahorrar más

¿Es tu primera caldera y/o se necesitan llevar a cabo trabajos extra de albañilería o fontanería? Consulta en tu tienda y pide un presupuesto previo.