Arreglos en persiana

Por Leroy Merlin

La persiana es un elemento básico en toda ventana. No solo impide el paso de la luz cuando se desea sino que ayuda a regular la temperatura interior. También sirve como elemento de seguridad añadido. Casi todos los componentes de la persiana se pueden reparar y sustituir.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Sacar el eje del cajón

1.1. Lo primero que tienes que hacer es acceder al eje de la persiana en el cajón. Ábrelo desatornillando la tapa o haciendo palanca con la punta de un destornillador plano.

Cambiar la cinta de una persiana

1.2. Baja totalmente la persiana para poder desmontar el eje y luego extraerla para sustituir las lamas rotas.

Cambiar la cinta de una persiana

1.3. Ahora ya puedes quitar los flejes que sujetan las lamas al eje. Si la ventana es muy antigua puede que tenga atornillados o atados trozos de cinta que hacen de tirantes. Córtalos o desatornilla.

Cambiar la cinta de una persiana

1.4. Para trabajar mejor si tienes que sacar el eje, tira de la cinta y córtala por la parte interior del pasacintas. Ya puedes sacar el eje con la polea.

Cambiar la cinta de una persiana

 

Paso 2

Cómo quitar la cinta antigua

2.1. Si tienes que poner nueva contera, quita la vieja y pon la nueva. Deben ser del mismo tamaño. Para quitar la polea, golpea ligeramente con maza de goma hacia afuera para extraerla si está demasiado dura.

Cambiar la cinta de una persiana

2.2. Quita los tornillos que sujetan el recogecintas y sácalo. Si el modelo de recogecintas es de sobreponer, de superficie, hazlo de manera similar quitando los dos tornillos.

Cambiar la cinta de una persiana

2.3. Estira de la cinta hasta llegar al final del carrete, tirando con una mano al mismo tiempo que lo sujetas con la otra, para que no se vuelva a enrollar.

Cambiar la cinta de una persiana

 

Paso 3

Serrar las lamas

Las lamas de las persianas nuevas tienen un tamaño estándar que puede servir para distintos tamaños. Pero las puedes cortar a tu medida. Da igual que sean de aluminio o de PVC. Ambas se seccionan con una sierra de arco con hoja para metales.

3.1. Mide y marca con un rotulador la longitud de la lama en la persiana para hacer un corte igual en una lama nueva.

 

Paso 4

Poner lamas y cinta nuevas

4.1. Quita los topes de la persiana desatornillándolos. De esta manera puedes sacar la persiana totalmente de las guías y por el cajón. Utiliza guantes para evitar cortes.

4.2. Mete los flejes nuevos en la ranura de la última lama promediando la distancia para que la persiana suba y baje de manera alineada. Mete la persiana de nuevo a través del cajón y las guías.

4.3. Coloca los flejes en el eje y enrolla la persiana a mano hasta que esté toda recogida en el cajón. Mete la cinta por el pasacintas superior y sujétala a la polea atornilllándola o pasándola por el orificio lateral anudando la cinta.

4.4. Baja la persiana y comprueba que funciona bien el mecanismo. Pasa el otro extremo de la cinta por el pasacintas del retenedor y sujeta el extremo de la cinta al tornillo o lengüeta. Antes debes girar todo el carrete hasta que el muelle esté completamente tensado.

4.5. Monta el retenedor de cinta de nuevo, atornillándolo. Aprovecha para poner una placa embellecedora nueva, si la otra está deteriorada. Comprueba una vez más que la persiana funciona bien y cierra la tapa del cajón.

 

Paso 5

Colocar pinzas de apriete

5.1. Baja completamente la persiana para poder meter las pinzas. Presiona con los dedos la pinza para meterla entre la lama elegida y la pared interior de la guía de persiana.

5.2. Mete las dos pinzas, una a cada lado, pero siempre en la misma lama. Recuerda que las tienes que quitar cada vez que quieras subir la persiana de manera normal.

 

Paso 6

Bloqueo de persianas

6.1. Escoge un punto en la parte baja de la guía de la persiana. Marca y taladra con la broca del ancho apropiado a la barra de bloqueo. No debe traspasar la pared exterior de la guía. Utiliza la broca apropiada al material, metal o plástico.

6.2. Taladra en cada uno de los lados. Mete el pasador del bloqueo y comprueba que la persiana no se mueve al intentar subirla.

 

Paso 7

Colocar un cerrojo de persiana

7.1. Quita los topes de la persiana y enrolla la persiana totalmente en el cajón. Saca para afuera la parte más baja para poder colocar los cerrojos.

7.2. Quita los topes de la persiana y enrolla la persiana totalmente en el cajón. Saca para afuera la parte más baja para poder colocar los cerrojos.

7.3. Levanta de nuevo la persiana y taladra en el punto señalado con una broca apropiada; debe ser algo más gruesa que los pestillos. Si es en el muro utiliza una broca para hormigón.

7.4. Baja la persiana de nuevo, coloca los tiradores en los cerrojos, ciérralos a cada lado y comprueba que entran bien.

Materiales y herramientas

  • Recogedor de cinta nuevo
  • Embellecedor nuevo
  • Cinta nueva
  • Pasacintas nuevo
  • Lamas de repuesto
  • Topes de persiana
  • Mecanismos de seguridad
  • Destornilladores
  • Tijeras
  • Atornillador eléctrico
  • Cuchilla
  • Tenazas
  • Flexómetro