Cambiar un grifo por un combinado de ducha

Por Leroy Merlin

Los grifos combinados de ducha son la solución más moderna y práctica para los cuartos de baño: su instalación es muy sencilla y se pueden colocar en todo tipo de baños, ya sea con bañera o con ducha; solo tendrás que hacer obras más complejas si tienes que cambiar la ubicación de las tomas de agua por querer situar el combinado en otro lugar. La ducha con un combinado te permite crear tu propio espacio de relajación, especialmente con el rociador grande con efecto lluvia o cascada. En las tiendas vas a encontrar el combinado apropiado para tu baño, adaptado a tu presupuesto y a tus gustos. Además, ¡esta puede ser una buena oportunidad para instalar un grifo de ducha termostático y aprovechar todas sus ventajas!

Cómo planificar el proyecto

Lo primero que tienes que decidir es la magnitud de la renovación:

  • Si vas a hacer una reforma importante, como quitar la bañera y poner un plato de ducha o, simplemente, poner el grifo en otro lugar, tendrás que hacer tareas de albañilería y fontanería. Calcula el material necesario midiendo el espacio y haciendo un boceto previo de cómo quieres dejar la ducha y no olvides asesorarte sobre qué combinado te conviene, teniendo en cuenta si cambias o no la grifería antigua.
  • Si solo quieres sustituir el grifo por el combinado sin modificación de tomas, es muy sencillo: solo tienes que acudir al punto 3 de este paso a paso.

Los combinados de ducha con grifo son...

Las tendencias más modernas en elementos para la ducha se pueden ver en los combinados. Una de sus principales características es la de incorporar dos rociadores, uno superior y de gran diámetro, y otro que suele ser manual y más pequeño. Una llave incorporada desvía el agua a un rociador u otro: el rociador grande en fijo (orientable) es el principal; se utiliza para la ducha y está sujeto a la pared mediante una barra que puede regularse en altura (hay modelos que van de 50-80 a 130-150 cm). El rociador secundario, más pequeño, es movible ya que dispone de un flexo de aproximadamente 1,5 m y suele servir de apoyo (para duchas de los niños). Puedes encontrar combinados sin grifo, compatibles con el que ya tienes gracias a un flexo de rosca universal (comprueba que sirve para la altura de tu grifo, ya que los grifos de las bañeras suelen estar más bajos que los de la ducha).

Cambiar un grifo por un combinado de ducha

Si aprovechas para un cambio completo de estilo, la mejor opción es comprar uno con grifo, mejor termostático, ya que te permitirá tener una temperatura constante y ahorrarás energía.

Finalizar con codos roscados

Al hacer modificación de tomas de agua caliente y fría se remata siempre la instalación con dos codos de latón roscados, uno para cada tubo, que quedarán paralelos con separación de 15 cm entre ejes.

Como normalmente el tubo de cobre que se utiliza para esta instalación es de 15 mm, el codo será hembra-hembra (HH) para soldar el tubo al codo: este tiene una parte tubular hembra de 15 mm y otra roscada de ½ pulgada, también hembra, que es la que recibe las excéntricas.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Descubre las tuberías

1.1. Cierra las llaves de paso de agua fría y caliente del cuarto de baño o la general de la casa.

1.2. Abre el grifo y deja correr el agua que quede en las tuberías. Desmonta la grifería antigua y todos los apliques, barras, etc. que vas a sustituir.

1.3. Si vas a cambiar las tomas de agua, tendrás que picar las filas de azulejos necesarias para descubrir las tuberías ocultas en la pared. Pica con cortafríos y maza, y ponte guantes.

Protege la bañera

Antes de empezar a picar paredes o a trabajar sobre la ducha o bañera, es recomendable que protejas el plato o la base de la bañera si no los vas a sustituir para evitar que caiga suciedad o causar desconchones en el esmalte. Coloca cartón de obra para no tener sorpresas desagradables.

1.4. Una vez descubiertas las tuberías podrás calcular el tubo de cobre, manguitos, codos o curvas que necesitas para llevar las tomas de agua a otro lugar. Retira los escombros y limpia para seguir trabajando con comodidad.

Si en tu casa las tuberías llegan desde el techo, algo común en las casas modernas, y solo quieres elevar el nivel del grifo, te será más fácil. Solo tendrás que cortar los tubos a la altura deseada y soldar los codos de rosca de latón: la altura a la que se coloca la grifería está en torno a 1,10 m desde la base del plato de ducha.

1.5. Marca las rozas que tienes que hacer para meter las tuberías de cobre hasta las nuevas tomas. Haz las rozas con un cortafríos y maceta.

Paso 2

Suelda los tubos de cobre

2.1. Mide y corta con el cortador de tubos las piezas de cobre que tengas que soldar hasta llegar a la altura donde vas a colocar las nuevas tomas.

2.2. Pasa la pala triangular o el escariador del cortador por el interior del tubo para quitar las posibles rebabas.

No empieces a soldar las piezas de cobre hasta haberlas presentado desde el punto de partida de la conexión hasta el lugar donde irán las nuevas tomas. Suelda por tramos: hasta una curva en un rincón o esquina, después hasta un giro y finalmente hasta el lugar de la conexión.

2.3. Lija los extremos de los tubos, tanto del que estás cortando como el que está incrustado en la pared, con estropajo de aluminio o con un estropajo fuerte de los normales de la cocina. Una buena limpieza evita posibles escapes en la junta. Algunas instalaciones llevan tubo corrugado para proteger e identificar la tubería, lo cual es muy recomendable.

2.4. Extiende el decapante con el pincel tanto por el exterior como por el interior del tubo. El decapante es fundamental para que la soldadura de estaño se extienda por capilaridad por toda la unión.

El decapante y el estaño

Puedes encontrar decapante líquido y en gel. La acción del decapante es fundamental para lograr una buena unión de las diferentes partes del tubo de cobre. Normalmente el recipiente del decapante incorpora un pequeño pincel que sirve para extender el líquido o el gel. Para soldar estas tuberías hay que utilizar aleación de estaño y plata, como mínimo del 6%.

2.5. Enciende la lamparilla de soldar o el soplete de cartucho y aplica la punta de la llama sobre la junta que vas a soldar. Deja calentar lo suficiente, hasta que la llama se torne algo verdosa. Es recomendable que no haya agua en el tubo.

Para saber de manera aproximada la cantidad de hilo de estaño-plata que tienes que utilizar para una soldadura, rodea el diámetro del tubo con el propio hilo y esa será la cantidad que necesitas para una buena soldadura. Así tampoco sobrará y no te quedarán pegotes de estaño en las juntas. Más estaño no significa necesariamente una mejor soldadura.

2.6. Retira la llama y ve extendiendo el estaño por las juntas. Notarás cómo se derrite y va penetrando por la junta de las piezas.

2.7. Una buena idea es ir soldando los codos, manguitos o uniones a las piezas largas sobre una mesa protegida contra el calor, en vez de sobre la pared, siempre que sea posible. Ahorrarás tiempo y esfuerzo.

2.8. Las soldaduras que tengas que hacer directamente en la pared se trabajan de la misma manera. No temas si la junta está en vertical. La acción del decapante permite que el estaño se extienda de igual manera por capilaridad a toda la junta.

Separación entre codos

La separación entre los codos en los que irán las nuevas tomas para el combinado debe estar a 15 cm entre los ejes, que también deben estar a la misma altura, así que tienes que calcular y medir bien antes de realizar la soldadura de los codos que recibirán el grifo. La altura recomendable de un grifo en una ducha es de 1,10 m; siempre estará algo condicionada a la altura de los usuarios de la casa.

2.9. Limpia con un trapo húmedo para enfriar la soldadura, sobre todo para quitar los restos y las manchas del decapante.

2.10. Sujeta ahora las tuberías nuevas que has colocado, comprobando en todo momento que los codos roscados de latón de las nuevas tomas quedan alineados y separados 15 cm para que posteriormente puedas conectar el grifo. Mezcla mortero de cemento para sujetar o, si lo prefieres, puedes usar espuma de poliuretano.

La entrada de agua caliente tiene que ir a la izquierda y la de agua fría a la derecha. Dependiendo de cómo esté hecha la instalación de cobre de tu casa, quizá tengas que sobreponer uno sobre el otro, para que queden en paralelo y cada toma esté en su lugar. Una manera sencilla de hacerlo es soldando una curva puente o de desviación hembra-hembra (HH), para salvar el otro tubo y continuar la instalación.

Paso 3

Coloca el combinado de ducha

3.1. Empieza colocando las dos piezas excéntricas que van incluidas en el kit de instalación del combinado, si es con grifo. La rosca más estrecha va en el codo de latón roscado. Coloca teflón para mejorar la estanqueidad.

3.2. Aprieta primero con la mano cada excéntrica y después con llave plana o inglesa para ajustar lo más posible y que no haya fugas.

3.3. Al mismo tiempo que aprietas, presenta las tomas del nuevo grifo hasta dejarlas alineadas con la salida de las excéntricas.

3.4. Comprueba que quedan completamente a nivel. Siempre puedes ajustar girando la excéntrica que corresponda. No olvides que debe quedar también la separación apropiada entre tomas.

3.5. Aplica un cordón de silicona hasta rellenar los huecos que quedan entre las excéntricas y los azulejos. Así se mejora la estanqueidad ante posibles filtraciones y se evitan humedades. Utiliza silicona especial baños (antimoho) o lechada hidrófuga.

3.6. Remata con el dedo, mojado previamente en agua jabonosa, y alisa la silicona, para que no queden huecos.

3.7. Coloca ahora los embellecedores del grifo, que pueden entrar roscados o a presión, para ocultar las piezas.

3.8. Introduce las juntas de estanqueidad en el nuevo grifo: evitarán las fugas de agua. Puede haber juntas de distinto grosor, para que utilices la más apropiada a la instalación. No conviene poner teflón en la rosca que recibe las bocas del grifo, ya que la estanqueidad se consigue con las juntas.

3.9. Enrosca con la mano las tuercas hexagonales del nuevo grifo de la ducha.

3.10. Comprueba con el nivel una vez más que no ha habido desviaciones en la instalación. En tal caso, aún estás a tiempo de rectificar.

3.11. Si está todo perfecto, solo te queda apretar las tuercas tubulares con una llave inglesa, procurando no deteriorar el esmalte de la grifería. Puedes protegerlas con un trapo mientras aprietas.

3.12. Plantea ahora la barra para sujetar los rociadores del combinado nuevo. Céntrala con el grifo y marca la posición con ayuda del nivel.

3.13. Coloca los puntos de anclaje de la barra a lo largo de la línea vertical que has marcado. Observa la altura a la que necesitas colocar la barra, que ser. la que marque la altura de los rociadores. Ten en cuenta que algunos modelos tienen barras extensibles.

3.14. Marca la intersección en los dos puntos de anclaje. Serán los sitios en los que tienes que taladrar.

3.15. Taladra en los puntos y coloca los tacos correspondientes con ayuda de un martillo. Si las tuberías bajan del techo, calcula bien el lugar del taladro para no perforar las tuberías.

Taladra con broca apropiada para azulejos. Para que la broca no resbale pon cinta de carrocero en el punto de taladro. No conviene utilizar percusión, al menos al comenzar a taladrar, para no romper el azulejo.

3.16. Aprieta los puntos de sujeción de la barra con los tornillos, que quedarán luego ocultos tras el embellecedor.

3.17. Coloca la junta de estanqueidad de la boca del flexo de la ducha en la toma del grifo, es muy importante para que no se escape el agua.

3.18. Enrosca fuertemente con la mano. Si fuera necesario, aprieta ligeramente con la llave inglesa sin estropear el esmalte; en algunos modelos es posible regular la altura de la barra. Solo te queda conectar el rociador y la manguera y comprobar el funcionamiento de la ducha. Recuerda que los grifos termostáticos tienen calibrada de fábrica la temperatura a 38 °C. Cuando lo instales, verifícala siguiendo las instrucciones del fabricante.

Materiales y herramientas

  • Kit de grifo combinado
  • Cobre del diámetro apropiado
  • Curvas
  • Codos
  • Codos roscar de latón
  • Estaño y Decapante
  • Cortador de tubos
  • Azulejos
  • Crucetas
  • Pasta de agarre cerámica
  • Pasta para juntas
  • Mortero de cemento especial para evitar humedades
  • Espuma de poliuretano
  • Teflón
  • Silicona
  • Sacos para escombros
  • Soldador
  • Taladradora
  • Brocas
  • Cortafríos
  • Maceta
  • Martillo
  • Destornillador
  • Lápiz
  • Alicates pico de loro
  • Llave inglesa
  • Lamparilla o soldador
  • Cortatubos
  • Llana dentada
  • Llana de goma
  • Nivel de burbuja
  • Flexómetro
  • Pistola de silicona
  • Guantes de protección
  • Gafas de soldadura