Todo lo que debes saber sobre las carretillas y ¡acertarás en la elección!

Por Leroy Merlin

Las carretillas de construcción son herramientas muy útiles para transportar carga de diferente tipo. Pueden emplearse para trabajos de brico, actividades en el hogar, en el mundo de la construcción y en el campo o en tu huerto.

Principales usos de las carretillas

Son perfectas para cargar materiales de obra y tareas realizadas por expertos y amantes del bricolaje, como sacos de cemento, ladrillos o piezas de madera. Además, resultan especialmente prácticas para transportar todo el material necesario en el jardín e incluso el huerto: desde sacos de tierra, abonos, plantas, etc. En el campo son de gran utilidad cuando es preciso hacer actividades agrícolas que requieren transportar cultivos, útiles de trabajo, etc.

Carretillas de construcción: una herramienta versátil

Los materiales de fabricación de las carretillas

La cuba y el bastidor, también conocido como chasis, pueden estar fabricados en distintos materiales que determinan sus principales características técnicas y a la vez que sean más económicas o más caras.

Los modelos en nylon o plástico como el polipropileno pesan poco y son los menos resistentes. Las carretillas de acero son más robustas y lo más aconsejable es que estén acabadas con pintura epoxi para evitar la corrosión. Si el acero va galvanizado son mucho más resistentes a la intemperie ya que se vuelven inoxidables. También pueden ser de hierro. Las carretillas en fibra de vidrio son las mejores, pues gracias a este material son indestructibles y además súper ligeras. Por otra parte, las de acero con el chasis electrosoldado, es decir con unión por soldadura en vez de llevar sus piezas remachadas, alargan considerablemente su vida útil.

La forma y capacidad de las cubas de las carretillas

Las cubas o tolvas de las carretillas varían en forma y en su volumen, que se expresa en litros. Dos aspectos que determinarán su capacidad de carga a transportar, sólida o líquida. En concreto, pueden ser más planas y debido a ello ofrecer menor capacidad de recogida. O por el contrario ser más hondas, tipo cubeta para mover mayor cantidad de materiales de una sola vez.

En concreto, en los modelos recomendados para tareas de obra, bricolaje y jardinería la capacidad de la cuba puede oscilar bastante: las más pequeñas admiten hasta 60 litros, las medianas suelen llegar a los 90 litros y las cubas grandes alcanzan hasta los 100 litros. En cambio, cuando estas carretillas están pensadas para un uso agrícola ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento, pues es necesario transportar cantidades más importantes. Lo normal es que admitan entre 100 y 160 litros.

Tipos de ruedas y otros elementos que dan estabilidad

En las carretillas las ruedas son elementos importantes que condicionan su estabilidad y comodidad para moverlas por distintos tipos de suelos, más o menos accidentados. Los modelos modernos incluyen ruedas impinchables, pero lo habitual es que incluyan neumáticos, con cámara de aire, y si se pinchan o desinflan es posible sustituirlos o utilizar kits de parches. El hecho de que lleven un eje con 1 o 2 ruedas hace que sean más o menos estables. Las recomendadas para construcción, bricolaje y jardinería suelen incluir una sola rueda, mientras que las carretillas usadas para el campo se presentan con dos y así tienen más equilibrio al moverlas. Otro elemento importante son sus patas: lo ideal es que su colocación aumente la estabilidad de la herramienta y evite que vuelque cuando no se mueve. Las barras de las carretillas, fijas o extensibles, también son determinantes para que sean lo más ergonómicas posibles al manejarlas.

Carretillas de construcción: una herramienta versátil

Normativa de seguridad

Este tipo de carretillas, tanto las indicadas para uso doméstico como profesional, cumplen a nivel de seguridad la normativa europea. Ésta es la mejor garantía de su calidad y cada modelo exhibe una pegatina que lo certifica, además de indicar que ha pasado un control de ensayo y el uso específico para el que el fabricante lo recomienda.