Colocar mecanismos antidesastres

Por Leroy Merlin

Los detectores de desastres son pequeños dispositivos de alarma que están diseñados para prevenir accidentes en las viviendas. Los hay de muchos tipos: frente al fuego, las inundaciones por escapes de agua, al monóxido de carbono o el gas... Ponerlos es muy sencillo, son autoadhesivos o para poner con pequeños tornillos. Muchos dispositivos se pueden integrar en el control domótico de la casa. Suelen alimentarse con baterías.

Colocar detectores de humos e inundaciones

Cámaras de vigilancia y detectores de desastres

Se pueden incorporar al sistema cámaras de seguridad, tanto interior como exterior y detectores contra desastres.

Colocar detectores de humos e inundaciones

- Para conseguir una protección integral de la casa es esencial la programación y el diseño del sistema.

- Si el presupuesto no llega, no hay problema, pues se pueden ir añadiendo dispositivos de seguridad a medida de las posibilidades.

- Lo opción mejor es la de un sistema centralizado que se pueda controlar a través del teléfono móvil, ordenador o tablet.

- Pero antes hay medidas que se pueden tomar en la propia construcción, como en puertas y ventanas reforzadas o la iluminación correcta en el exterior.

Colocar detectores de desastres

Detectores de CO

Se ponen en pasillos, salones y también en las zonas de posibles emisiones de gases tóxicos como los producidos por la mala combustión de leña o gas o en un garaje por los motores de coches. Si se tiene una estufa a gas portátil, también es recomendable la instalación de detector de CO.

Colocar detectores de humos e inundaciones

Puedes poner cuantos detectores quieras. Si hay emisiones de CO el detector emitirá una alarma y alertará a los habitantes de la casa o la vecindad.

- Pueden ponerse varios dispositivos sincronizados mediante amplificador de radio.

- El detector se pone fundamentalmente en el techo a entre 1 y 3 metros de la fuente de combustión.

Colocar detectores de humos e inundaciones

- Si se coloca en la pared debe estar a unos 150 mm del techo y siempre por encima de puertas y ventanas.

- También se puede poner en todas las habitaciones de la casa frecuentadas, como salón o dormitorios o en huecos de escalera.

Detectores de humos

Alertan de la presencia de grandes cambios de calor, como puede ser el provocado por un incendio. Hay que ponerlos en todas las habitaciones de uso de los habitantes, como salones, dormitorios, cuartos de estudio, pasillos, caja de escalera o áticos. Hay que ponerlos alejados de zonas donde se produzca vapor, como baños o cocina. Si hay varias plantas, mínimo debe haber uno por planta y situado en lugar donde la emisión de la alarma sea audible.

Colocar detectores de humos e inundaciones

El mejor lugar es el centro del techo.

Aléjalo de fuentes de calor como radiadores, estufas o todo tipo de calentadores.

Colocar detectores de humos e inundaciones

Detectores de agua

Alertan de la presencia anormal de agua o inundaciones. Útiles especialmente con ausencias prolongadas y en zonas donde las heladas puedan provocar roturas de las instalaciones. Se instalan en las zonas de la distribución de agua, en inicio de acometida, baños, cocina, sótanos cuartos de bombeo. Existen detectores específicos para detectar inundaciones por averías con sistemas de osmosis inversa. En este caso, cierran el paso del agua. 

Detectores de gas

Estos detectores son capaces de alertar de la presencia elevada de gases tóxicos y explosivos como el gas natural, butano, propano, metano… Cuando existe una acumulación del gas elevada, pero siempre en un límite menor al de la explosión, se activa una alarma de aviso. Algunos modelos permiten una instalación que pueden activar las válvulas de corte de gas de una instalación para frenar la fuga.

Cuando la instalación es de gas natural o gas ciudad los detectores se sitúan a un máximo de 30 cm del techo. Y cuando es de gas propano o butano, a un máximo de 30 cm de suelo. Nunca debe haber impedimentos para que corra el aire, como mobiliario.