Cómo colocar un friso de madera

Por Leroy Merlin

Un friso de madera siempre es una solución decorativa en cualquier ambiente. El friso no sirve para eliminar defectos en las paredes, pero sí para ocultarlos. Se coloca para tapar toda una pared o a la altura que se quiera. El acabado es también múltiple. Lo puedes barnizar, tratar con aceite para madera o pintar en el estilo y color que desees. En el friso puedes integrar los mecanismos eléctricos de enchufes e interruptores. También te podrían servir para ocultar cableado si quieres ampliar enchufes en otro lado. Siempre con el tubo corrugado.

Aprende con LEROY MERLIN a colocar friso con estos vídeos paso a paso:    

 

 

Descripción

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Colocar los rastreles

1.1. Marca la altura a la que vas a colocar el friso en la pared, si lo colocas a media altura. Lo puedes hacer con un trazador de tinta o con nivel y regla. Una medida estándar cuando se coloca a media pared es colocar el friso a 1,20 m de altura.

Cómo colocar un friso

1.2. Empieza la colocación de los rastreles que servirán para sujetar las tablas del friso. Corta a medida dos listones para los laterales, en los extremos de cada pared. Mide la altura y descuenta 1 cm para junta de dilatación en el suelo.

Cómo colocar un friso

1.3. Haz agujeros a 5 cm del extremo de cada rastrel y otro en el centro. Marca la posición en la pared, taladra y coloca los tacos apropiados para el tipo de pared que tengas.

Cómo colocar un friso

1.4. Coloca el primer rastrel horizontal, el que marca la altura del friso. Recuerda que no debes fijar el listón de extremo a extremo, debes dejar pequeños huecos de ventilación entre unos y otros, según sea el tamaño de la pared que cubres.

Cómo colocar un friso

1.5. Fija a continuación el rastrel del suelo. Se hace de la misma manera. Pero no lo pegues al suelo, déjalo separado 1 cm del mismo, para evitar problemas de humedades y dilataciones.

Cómo colocar un friso

1.6. Termina la colocación de todos los rastreles intermedios, promediando en el espacio. Colócalos nivelados y por partes, situando cada parte a diferente altura, para que queden espacios de ventilación. No debe ir un solo rastrel de extremo a extremo.

Paso 2

Colocar el friso

2.1. Mide y corta la primera tabla de friso a la altura necesaria. Corta con la sierra ingletadora. Todas las tablas se cortarán de la misma manera

Cómo colocar un friso

2.2. Encaja las grapas en la ranura del friso, situando una a la altura de cada rastrel. Las grapas se encajan a presión.

Cómo colocar un friso

2.3. Coloca la primera tabla. Puedes empezar por un rincón. Debe quedar perfectamente a nivel, pues servirá para que el resto de las tablas también vayan a nivel. Posiciona la tabla en su lugar y marca la línea en los rastreles con un lápiz. Te servirá de guía a la hora de clavar la tabla.

Cómo colocar un friso

2.4. Clava la grapa al rastrel a través de los orificios. Puedes utilizar un botador para evitar problemas en los dedos. Hay que clavar una grapa en cada listón.

Cómo colocar un friso

2.5. Encaja la siguiente pieza metiendo la lengüeta en la ranura de la pieza ya colocada. Pon las grapas en la tabla nueva a la altura de los rastreles y clávalas. Sigue colocando piezas hasta llegar al final de la pared.

Cómo colocar un friso

2.6. Marca la posición de una pieza de rincón. Esta tabla, al ser la primera de la otra pared, también debe ir bien nivelada, pues marca la posición de las siguientes. Comprueba con el nivel.

Cómo colocar un friso

2.7. Mete las grapas a la altura de cada rastrel y clávala. Mete los clavos von el botador, para que no quede saliente y no impida la colocación de la tabla siguiente.

Cómo colocar un friso

2.8. Si tienes que hacer un corte en la última tabla, mide el hueco existente en la parte de arriba y en la de abajo y traza una línea de corte. Corta la pieza con la sierra caladora.

Paso 3

Colocación de las piezas de remate:

3.1. Esquinera. Es la pieza que se utiliza para rematar la colocación del friso por un lado, cuando no continúa en otra pared. Mide la altura de la esquinera y corta con el serrucho de costilla. Para que el corte te salga recto, utiliza una guía para cortes. Mete la hoja del serrucho en la ranura y haz el corte.

Cómo colocar un friso

Clava la pieza con clavos finos sin cabeza. Apenas se notará dónde has clavado. Remate la cabeza del clavo con el botador.

Cómo colocar un friso

3.2. Guardavivos. Es una pieza, similar a la esquinera, para revestir la unión de dos paredes de friso en un esquina. De esta manera se oculta la unión y refuerza el friso. Corta a medida y clava de la misma manera.

Cómo colocar un friso

3.3. Cornisa. La pieza de remate a media altura se fija de la misma manera. Mide el largo de la pieza, córtala con la sierra de costilla y la caja de ingletes. Después clávala o fíjala con adhesivo de montaje. Clava por la parte de arriba, se fijará así al rastrel.

3.4. Rinconera. Es la pieza que tapa la unión en un rincón de dos paredes de friso. Mide la altura y corta a medida con el serrucho de costilla y la caja de ingletes.

Cómo colocar un friso

3.5. Para finalizar la colocación coloca un zócalo o rodapié del mismo estilo para tapar las juntas con el suelo. También lo puedes fijar clavado o con adhesivo de montaje.

Cómo colocar un friso

3.6. Si el friso de madera no está barnizado ni pintado lo puedes barnizar o pintar a tu gusto. Hay infinidad de posibilidades y colores, incluso la pintura chalk paint.

Materiales y herramientas

  • Adhesivo
  • Grapas y clavos
  • Rastreles de 32 x 13 mm
  • Rinconera
  • Esquinera o guardavivos
  • Remate a media altura
  • Nivel de burbuja
  • Serrucho de costilla
  • Sierra de calar
  • Ingletadora
  • Alicates
  • Martillo
  • Formón
  • Botador
  • Escuadra metálica
  • Atornillador a batería