Cómo colocar un friso de madera

Por Leroy Merlin

Si necesitas una idea efectiva para darles un aire nuevo y diferente a las paredes de una habitación, colocar un friso de madera puede ser la solución que estás buscando. Es fácil de instalar y resulta muy decorativo. Descubre cómo hacerlo paso a paso.

Un friso de madera es siempre una gran solución decorativa para cualquier ambiente. Te ayuda a ocultar posibles defectos de la pared e, incluso, puede servir para introducir una capa de aislante térmico y acústico. Además, tienes varias opciones para colocarlo: puedes ponerlo hasta media altura o revestir la pared completamente desde el suelo hasta el techo.

Puedes colocar un friso de madera en cualquier pared, sea cual sea la superficie (paredes de ladrillo, yeso laminado, etc.), siempre que no tengas problemas de humedades. También es posible integrar en el friso enchufes e interruptores e, incluso, ocultar cableado tras él. En cuanto al acabado, hay una gran variedad para elegir: dejarlo de color madera, pintarlo, barnizarlo, etc. 

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Colocar los rastreles

Paso 1.1. Si vas a colocar el friso de madera a media altura en la pared, comienza por marca la medida. Lo puedes hacer con un trazador de tinta o utilizando nivel y regla. La medida estándar cuando se coloca a media altura es a 1,20 m desde el suelo, aunque tú puedes ponerlo más alto o más bajo en función de tus gustos o necesidades.

Cómo colocar un friso

Paso 1.2. Empieza a colocar los rastreles que servirán para sujetar las tablas del friso. Ten en cuenta que nunca se deben atornillar las lamas directamente sobre la pared. Lo más habitual es colocar estas en vertical, con lo cual los rastreles irán en horizontal. Sin embargo, también se pueden colocar las lamas del friso en horizontal y, en ese caso, los rastreles irían en sentido vertical. Corta a medida dos listones para los laterales que se colocarán en los extremos de cada pared. Mide la altura y descuenta 1 cm para dejar una junta de dilatación en el suelo. 

Cómo colocar un friso

Paso 1.3. Los rastreles van fijados a la pared con tacos y tornillos. Haz dos orificios a unos 5 cm de cada extremo del rastrel y otro en el centro. Marca la posición en la pared, taladra y coloca los tacos apropiados para el tipo de pared que tengas.

Cómo colocar un friso

Paso 1.4. Coloca el primer rastrel horizontal, que será el que marque la altura del friso. Utiliza el nivel de burbuja para que te quede totalmente recto. No debes fijar el listón de extremo a extremo, sino que debes dejar pequeños huecos de ventilación entre unos y otros rastreles más cortos, según sean las dimensiones de la pared a cubrir.

Cómo colocar un friso

Paso 1.5. A continuación fija de la misma manera el rastrel que irá cerca del suelo. No hay que pegarlo totalmente al suelo, sino que conviene dejar 1 cm de separación para evitar problemas de dilataciones.

Paso 1.6. Para terminar, coloca los rastreles intermedios, en función del espacio a revestir. Ve poniéndolos por partes, nivelados y a diferente altura, para que queden espacios de ventilación. Recuerda que no debes poner un solo rastrel de extremo a extremo.

Paso 2

Instalar las lamas del friso

Paso 2.1. Mide y corta la primera tabla de friso a la altura deseada. Es necesario descontar 1 cm aproximadamente que dejarás libre en la parte inferior, para las posibles dilataciones que puedan producirse en la madera. Utiliza la sierra ingletadora para hacer el corte y no olvides utilizar guantes y gafas como protección. Corta todas las tablas necesarias a la misma medida.

Cómo colocar un friso

Paso 2.2. Comienza a colocar las lamas sobre los rastreles con ayuda de las grapas. Estas van encajadas a presión en la ranura de cada lama, y tendrás que poner una grapa a la altura de cada rastrel. 

Cómo colocar un friso

Paso 2.3. Coloca la primera tabla, empezando por un rincón. Es importante que quede perfectamente nivelada, pues servirá para que el resto de las tablas también vayan rectas. No te olvides de dejar un centímetro de dilatación entre la tabla y el suelo.

Cómo colocar un friso

Paso 2.4. Pon la tabla en su lugar y clava las grapas al rastrel con un clavo fino, a través del orificio de la grapa. Puedes utilizar un botador que te ayuda a clavar sin peligro para tus dedos y, además, te permite introducir totalmente los clavos. 

Cómo colocar un friso

Paso 2.5. Encaja la siguiente lama insertando la lengüeta en la ranura de la pieza ya colocada, de forma que queden machihembradas. Coloca las grapas en la tabla nueva a la altura de los rastreles y clávalas. Sigue colocando lamas hasta llegar al final de la pared. Sigue colocando lamas hasta llegar al final de la pared.

Cómo colocar un friso

Paso 2.6. Cuando llegues a la esquina tendrás que colocar la tabla que forma la esquina. Esta lama, al ser la primera de la otra pared, también debe ir bien nivelada, pues marca la posición de las siguientes. Comprueba su posición con el nivel de burbuja.

Cómo colocar un friso

Paso 2.7. Si tienes que hacer un corte en la última tabla, mide el hueco existente tanto en la parte de arriba como en la de abajo, y traza una línea de corte. Corta la pieza con la sierra caladora.

Paso 2.8. Antes de rematar la instalación del friso puedes añadir, en caso de ser necesario, un aislante térmico y acústico. Se trata de láminas finas que se pueden cortar a la medida deseada con un cúter. Solo tienes que introducirlas por detrás del friso. 

Paso 3

Colocar las piezas de remate

Paso 3.1. Existen diversas piezas para terminar la colocación del friso de madera. Una de ellas es la esquinera, que se utiliza para rematar el friso por un lado, cuando no continúa en otra pared. Mide la altura que ha de tener la pieza y córtala con el serrucho de costilla. Para que el corte te salga recto, utiliza una guía para cortes: mete la hoja del serrucho en la ranura y comienza a cortar. También puedes utilizar la ingletadora. Clava la pieza con clavos finos sin cabeza y,  para que queden totalmente ocultos, remata la cabeza del clavo con el botador.

Cómo colocar un friso

Paso 3.2. Rinconera: es una pieza similar a la esquinera que se utiliza para ocultar la unión de dos paredes de friso en un esquina. Corta la pieza a medida y clava de la misma manera que las anteriores.

Cómo colocar un friso

Paso 3.3. Remate superior: es la pieza de remate a media altura. Para fijarla, mide y corta la pieza con la sierra de costilla y la caja de ingletes. Después clávala o fíjala con adhesivo de montaje.

Cómo colocar un friso

Paso 3.4. Guardavivos: es la pieza que oculta la unión en el rincón en que se unen dos paredes de friso. Mide la altura y corta a la medida con el serrucho de costilla y la caja de ingletes. Fíjala con clavos finos sin cabeza.

Cómo colocar un friso

Paso 3.5. Por último, coloca un zócalo o rodapié para tapar las juntas con el suelo. Puedes clavarlo o pegarlo con adhesivo de montaje.

Cómo colocar un friso

Paso 3.6. En el caso de que el friso de madera no esté pintado ni barnizado, lo puedes decorar a tu gusto. Hay infinidad de colores, acabados y posibilidades para hacerlo.

Materiales y herramientas

  • Adhesivo
  • Grapas y clavos
  • Rastreles de 32 x 13 mm
  • Rinconera
  • Esquinera o guardavivos
  • Remate a media altura
  • Nivel de burbuja
  • Serrucho de costilla
  • Sierra de calar
  • Ingletadora
  • Alicates
  • Martillo
  • Formón
  • Botador
  • Escuadra metálica
  • Atornillador a batería
  • Friso de madera (puede ser de pino, roble, nogal, abeto, etc.). Los encuentras disponibles en diferentes grosores y anchos de lama
  • Guantes de seguridad
  • Gafas de seguridad