¿Cómo cambiar la cerradura de una puerta? Sustituye el bombín

Por Leroy Merlin

Sustituir el bombín (cilindro o bombillo) de una cerradura por uno de alta seguridad es una excelente manera de reforzar tu puerta de entrada. Y para ello no necesitas cambiar la cerradura.

Es una tarea que puedes hacer tú mismo si has perdido las llaves o te las han robado y, además, aprovechas el momento para dotar a tu puerta de mayor seguridad eligiendo un cilindro con mejores prestaciones. En LEROY MERLIN tienes una amplia gama, con diferentes niveles de seguridad y distintos acabados.

Cómo cambiar el bombín de una cerradura

¿Cuándo se debe cambiar la cerradura de una puerta?

¿Han forzado el bombín de tu casa? ¿Se ha roto el bombín accidentalmente o se ha partido la llave dentro al abrir o cerrar la puerta? ¿La apertura de tu puerta no se acciona con soltura? Si has vivido alguna de estas situaciones es recomendable que instales un bombín nuevo.

Pero no son los únicos casos. También se aconseja cuando pierdes o te roban las llaves, cuando te mudas a una nueva vivienda (para que los anteriores propietarios no puedan disponer de una copia de las llaves) o simplemente cuando han pasado unos cuantos años y tu bombín puede que haya quedado desfasado. En este último caso es muy importante recordar que aunque no haya ninguna incidencia, si el bombín es viejo puede ser más vulnerable y más sencillo de forzar para los ladrones.

Cómo planificar el proyecto

Normalmente las cerraduras de las puertas de los hogares incorporan tres tipos de bombines:

  • Europeos o con forma de pera: son los más comunes y su forma es el típico ojo de cerradura, una parte redonda arriba y una parte más estrecha alargada debajo.
  • Redondos: tal y como indica su nombre se componen de una parte cilíndrica.
  • Ovalados: son los menos comunes y están compuestos por un óvalo largo en cuya parte superior va el mecanismo para la llave.

Antes de comprarlo, mide el grosor de la puerta y fíjate en la distancia desde el centro del cilindro (leva) hasta los extremos para saber si el cilindro es centrado o descentrado.

Cómo cambiar el bombín de una cerradura

Aspectos en los que debes fijarte

Fíjate si la puerta tiene el mismo ancho desde el centro de la cerradura hacia el interior que hacia el exterior. Si tu puerta es acorazada o tiene un recubrimiento decorativo por alguno de los lados, las medidas pueden ser distintas. Para mayor seguridad, el bombín no debe sobresalir por el exterior más de 2 mm.

Asimismo, el tornillo correspondiente al bombín es, lógicamente, el que está más cerca de este, pero a veces hay otros tornillos que sujetan la placa lateral de la cerradura y que te pueden hacer dudar. Ten en cuenta que los tornillos que fijan la placa suelen ser varios y todos iguales. El único tornillo distinto será el que sujeta el bombín: suele ser de cabeza más grande y, al sacarlo, verás que es más largo.

Si la puerta es antigua y no se ha cambiado nunca la cerradura quizás cueste sacar el tornillo del cilindro. En este caso, te recomendamos que aflojes un poco todos los tornillos de la placa lateral de la puerta y que después vuelvas a apretarlos.

El bombín nuevo

Antes de ponerte manos a la obra, debes tener en cuenta que el bombín nuevo debe ser compatible (en cuanto a longitud, grosor, medida de la ranura, la forma, el tipo, etc.) con el que sustituyes para proceder a su instalación y que se ajuste perfectamente a la puerta. Aquí puedes acceder a más información sobre los tipos de bombines que puedes elegir.

Los bombines de alta seguridad tienen distintos sistemas de protección contra robos: anticopia (para dificultar la copia no autorizada de las llaves; solo pueden hacerse copias de las llaves a partir de una tarjeta de propiedad que se adjunta en el envase), antitaladro, antiextracción (contra la extracción con mordazas desde el exterior), antibumping, antipulling y antiganzúa.

  • Los sistemas antitaladro: evitan que se pueda forzar el bombín, taladrándolo con una broca. Esta se rompe antes de lograrlo. Hay diferentes niveles de seguridad antitaladro.
  • El bumping consiste en el forzado de puertas sin romper la cerradura. El ladrón usa una llave especial de dientes muy cortos que introduce en la cerradura y golpeándola con un martillo consigue que los pistones se eleven lo suficiente como para que, al mover la llave, se abra la puerta.
  • El pulling consiste en introducir un tornillo en el interior de la cerradura, para tirar de él con unas tenazas y extraer parte del bombín.
  • La ganzúa es una varilla metálica que se introduce en la cerradura para intentar mover el mecanismo interior.

Términos que debes conocer para cambiar tu bombín

Antes de ponerte manos a la obra necesitas saber el nombre de las partes del bombín para poder llevar la tarea a cabo sin complicaciones.

  1. Llave
  2. Muelle
  3. Embrague: controla el lado desde el que se realiza el giro
  4. Leva
  5. Pitones
  6. Pasador antitaladro
  7. Rotor: transmite el giro de la leva
Cómo cambiar el bombín de una cerradura

Puedes seguir el paso a paso en este vídeo:

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Retira el viejo bombín

  • Quita el embellecedor por la parte interior de la puerta. Solo tendrás que soltar los cuatro tornillos.
  • Saca el manillar y el cuadradillo que lo une a la cerradura.
  • Coloca la llave en el cilindro o bombín.
  • Afloja el tornillo del bombín que se encuentra en el lateral de la puerta. Ese tornillo es el que sujeta el viejo bombín. Si tu puerta tiene escudo, desatornilla también la pletina interior para liberarlo.
  • Retira el embellecedor por el lado exterior de la puerta.
  • Sitúate dentro de casa, gira la llave ligeramente a la vez que empujas el bombín por fuera y extrae el bombín que vas a reemplazar. Se trata de encontrar la posición en que la leva o excéntrica se alinea dentro del cilindro y este se puede sacar.

Cómo cambiar el bombín de una cerradura

 

Paso 2

Coloca el nuevo bombín

  • Pon la llave en el bombín nuevo y gírala para alinear la leva. Acto seguido introduce el cilindro nuevo en el orificio hasta que asome por el otro lado.
  • Antes de atornillar el cilindro, comprueba que la llave abre y cierra correctamente por los dos lados.
  • Coloca el tornillo que sujeta el cilindro en el lateral. Pon la manilla con su cuadradillo y el embellecedor que habías retirado. Ya tienes tu nuevo bombín de seguridad instalado.

Cómo cambiar el bombín de una cerradura

Si todavía tienes dudas, sigue el paso a paso en este otro vídeo:

 

Materiales y herramientas

  • Un bombín de seguridad (del mismo perfil y medidas que el bombín que se va a reemplazar)
  • Destornillador