Aprende a colocar cinta de cantear

Por Leroy Merlin

En las tiendas de LEROY MERLIN si compras un tablero nuevo lo canteamos por ti, pero también puedes hacerlo tú mismo. El trabajo de cantear es relevante para darle la protección (frente a los golpes y al agua y la humedad) y el remate decorativo adecuado a tus tableros, en cuanto que trata de cubrir los bordes para evitar que se vea la parte interna del tablero en los lados que han quedado desnudos porque sobre ellos se hayan realizado cortes.

¿En qué ocasiones puedes necesitar colocar tú mismo una cinta de cantear? Seguramente alguna vez has tenido en casa un mueble que tiene levantado algún lateral o cuyos remates están algo deteriorados por el roce. Para esos casos en los que quieras reparar un mueble (como por ejemplo, una balda, un escritorio o incluso una cajonera) puedes recurrir a una cinta adhesiva de cantear para darle una segunda vida. En estos casos para reemplazar el canto primero debes retirar el antiguo para después seguir el resto de pasos que te detallaremos a continuación.

Cómo cantear un tablero

Asimismo, el proceso de cantear es un paso necesario, si haces tus propios muebles o estanterías y has cortado a medida los tableros, para conseguir un acabado uniforme con el revestimiento de las tablas. Da igual que sea de melamina o de chapa de madera natural: siempre encontrarás una cinta para dar el acabado definitivo a tus tableros. Solo tienes que tener en cuenta el ancho del canto del tablero, el estilo de acabado y la cantidad que debes cantear.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Elige el tipo de cinta de cantear

Encontrarás varios tipos de cinta para cantear. Existen modelos para acoplar con cola de contacto. En estos casos la cola se aplica con una brocha o pincel en la parte que queda oculta de la cinta y en el propio canto de la tabla. Sigue correctamente las instrucciones del fabricante de la cola, especialmente en los tiempos de aplicación y secado.

También existe cinta pre-encolada termofusible que da muy buenos resultados y es aún más sencilla de colocar: aplica calor con una plancha; ese calor hace que se funda la cola y pegue la cinta de cantear al tablero de manera perfecta.

Cómo cantear un tablero

 

PASO 2

Prepara el canto del tablero y cantéalo 

2.1. Sujeta bien el tablero en el que vas a trabajar en un banco de trabajo. Si es necesario utiliza gatos o mordazas.

Cómo cantear un tablero

2.2. Prepara la superficie. Pueden haber quedado restos del corte y que el aglomerado o material del tablero haya quedado demasiado poroso. Pasa una lija de grano fino para mejorar la adherencia.

Cómo cantear un tablero

2.3. Limpia la superficie para que no quede ningún resto. Utiliza un trapo o un bote de aire comprimido, específicos para este uso.

Cómo cantear un tablero

2.4. Mide y corta la cinta necesaria para la sección que tienes que cantear. Corta siempre unos 3 cm sobrantes por cada lado, por si tienes que rectificar. Te será más fácil trabajar con lo justo que con todo el rollo de canto. Corta con la propia mano o con una tijera.

Cómo cantear un tablero

2.5. Coloca la cinta en su posición y pasa la plancha para transmitir el calor al adhesivo y que se fije así al canto a la tabla. Con la mano libre sujeta la cinta, para que no se desplace y quede centrada. Realiza varias pasadas.

El nivel de calor que debes dar a la cinta pre-encolada puede variar. Lo normal es que la plancha no esté demasiado caliente, pero tampoco demasiado fría. En cualquier caso sigue las recomendaciones del fabricante, según sean las características de la cinta. No utilices la función vapor de la plancha, es mejor que sea en seco.

Cómo cantear un tablero

2.6. Con la plancha en posición inclinada, remata los extremos de la cinta. Puedes también inclinarla un poco y hacer pasadas a lo largo de la cinta, por los dos lados.

Si quieres cerciorarte de una perfecta adherencia y uniformidad en el encolado, pasa un taco o cuña de madera o plástico presionando a lo largo de la cinta que acabas de encolar con la plancha. Así evitarás cualquier posible burbuja de aire. Utiliza guantes para no dañarte con la cinta, que puede ser cortante.

Cómo cantear un tablero

2.7. Corta con una tijera el sobrante de los extremos para trabajar más fácilmente las juntas.

Cómo cantear un tablero

 

PASO 3

Perfila el canto

Deja secar el tiempo recomendado por el fabricante; dependerá del tipo de adhesivo empleado. Solo te queda perfilar el canto para dejarlo igualado por todos sus lados.

3.1. Pasa una lima con grano fino para metal en posición oblicua al canto. Es recomendable una lima plana por un lado y curva por el otro. Vete empujando suavemente pero con firmeza y verás cómo el canto queda igualado en la arista. Sujeta la lima con las dos manos.

Cómo cantear un tablero

3.2. También puedes utilizar un formón bien afilado, pero trabaja con uno de los lados, no con su punta. Ponlo en posición perpendicular a la cinta pre-encolada y vete desplazándolo girándolo hacia dentro para cortarlo con facilidad. Si la desplazaras hacia fuera podrías despegar el canto.

Cómo cantear un tablero

3.3. Otra alternativa: te será más fácil y preciso si empleas un perfilador de cantos. Solo tienes que regular el ancho del canto del tablero e ir avanzando con él a lo largo del mismo mientras las cuchillas van cortando el sobrante.

Cómo cantear un tablero

3.4. Si el tablero que has canteado es de material plástico o melamina pasa un trapo humedecido en alcohol de limpieza sobre la cinta que acabas de pegar para quitar cualquier posible resto de adhesivo.

Si tu tablero es de acabado en una lámina de madera maciza debes hacer un lijado muy fino y limpiarlo bien de polvo antes de darle barniz, lasur, esmalte, pintura, cera, aceite para madera… según sea el estilo decorativo que hayas escogido.

Cómo cantear un tablero

 

PASO 4

Canteado con molduras

Una opción muy decorativa en tableros con acabado en lámina de madera maciza es que los cantees con molduras, que también pueden ser de madera maciza o en acabados similares a los de los tableros. Esto te permitirá dar un aspecto elegante y muy profesional a los muebles. Otra de las ventajas de cubrecantos o bizcochos es que disimulan cualquier irregularidad o desperfecto que pudiera haber en el canto del tablero.

4.1. Comprar el cubrecantos con el ancho y grosor apropiados para cada tablero. También existen molduras con secciones para los tableros más habituales. Las hay de varias formas, pero las más comunes son en acabados tipo bizcocho o cubrecantos de diferentes líneas muy decorativas. Existen además en muchos tonos, con lo que encontrarás el apropiado para combinar con el de tus tableros. También podrías colocar el acabado con moldura en los tableros melaminados para combinar materiales a tu gusto.

4.2. Ahora llega el turno de que coloques las molduras para los cantos. Primero, extiende un cordón de cola blanca de carpintero en el canto del tablero.

4.3. Coloca la moldura y presiona fuertemente.

4.4. Sujeta con sargentos o cinta de embalar hasta que seque la cola. También puedes pegarlo con cola de contacto: debes extender cola tanto en el interior de la moldura como en el canto del tablero. Espera el tiempo de secado recomendado por el fabricante, normalmente alrededor de 10 minutos, y presiona después la moldura al canto, para que queden unidos.

4.5. Recuerda que si va a cantear con molduras un tablero tienes que cortarlas a inglete en todas las esquinas para que encajen las piezas unas con otras, no se note la unión en los ángulos y el mueble quede perfectamente rematado. Si vas a hacer estanterías es recomendable que las baldas sean de un fondo inferior al de las tablas laterales, entre 1 o 2 cm menos. De esta manera, al colocar posteriormente los bizcochos o cubrecantos quedará un aspecto muy profesional.

 

Materiales y herramientas

  • Cinta de canto para tableros
  • Trapo
  • Alcohol de limpieza
  • Perfilador de cantos
  • Plancha de ropa
  • Tijeras
  • Cuchilla
  • Lima para metal
  • Formón
  • Taco de madera o plástico