Cómo dividir las matas para multiplicar tus ejemplares

Por Leroy Merlin

Aparte de la reproducción por semillas, existen otras formas de multiplicar las plantas con la ventaja añadida de que permiten conseguir ejemplares idénticos. Una de ellas es por división de las matas: una operación que se recomienda llevar a cabo cada cierto tiempo.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Si trabajas con matas vivaces o herbáceas perennes

Entre las plantas herbáceas, la división de mata se practica con las vivaces o perennes. Es el caso de numerosas especies de la familia de las compuestas, que abarca los crisantemos, ásteres y toda clase de margaritas, los sédums, phlox, gipsófilas, aquilegias, escabiosas, entre tantas otras. Conviene esperar que las plantas tengan un buen arraigo y tamaño, es decir, que lleven varios años plantadas, antes de someterlas a una división de la mata.

La mejor época para realizar esta operación es al final del invierno o al inicio de la primavera, antes de que empiecen a brotar con fuerza, y/o a comienzos del otoño, según la especie.

El procedimiento es sencillo: humedecer el sustrato facilitará la labor de desarraigar la planta, que debes hacer con la ayuda de una azada o azadilla. Según el tamaño del cepellón, sepáralo en varias partes con las manos. No esperes para llevarlos a su sitio en el jardín, plántalos en el sustrato adecuado, compacta con las manos para conseguir el máximo de adherencia y eliminar las bolsas de aire, y riégalos generosamente.

Cómo dividir las matas para multiplicar tus ejemplares

 

PASO 2

Si trabajas con matas vivaces rizomatosas, tuberosas y gramíneas 

Son un tipo de especies que cuentan con un rizoma o un tubérculo, tallos subterráneos capaces de generar yemas de nuevas plantas. Son vivaces rizomatosas las violetas (Viola odorata), agapantos, acantos, lirios, calas, cañas de las Indias, las gramíneas ornamentales hoy tan de moda, e incluso aromáticas como el orégano, la menta y la hierbabuena… En cambio las dalias, la Begonia x tuberhybrida y dondiego de noche (Mirabilis jalapa) son tuberosas. 

El procedimiento es muy parecido a la división de mata: debes desenterrar el rizoma o los tubérculos con una azada o un cultivador, con cuidado de no dañarlos, y seguidamente, con un cuchillo filoso, una navaja o un cúter, cortas el rizoma en segmentos, procurando que cada uno tenga una yema o un brote. En el caso de los tubérculos debes separarlos y en algunos casos incluso cortarlos. A continuación, plántalos. En el caso de los rizomas, procura que no queden demasiado enterrados, sino a 1-2 cm bajo la superficie. Apisona la tierra alrededor y riega abundantemente.

Cómo dividir las matas para multiplicar tus ejemplares

 

PASO 3

Si trabajas con subarbustos y arbustos 

Algunos subarbustos, como el tomillo y el brezo (Calluna vulgaris), y arbustos muy ramificados en la base, como algunas salvias (Salvia greggii y S. leucantha), también admiten esta técnica de la división de mata. Despeja con una azada la tierra que rodea las raíces y, sin desenterrarlas, utiliza un palote o pala plana para seccionar parte del cepellón con sus ramas.

Cómo dividir las matas para multiplicar tus ejemplares

Planta el ejemplar obtenido lo antes posible, y poda un poco la parte aérea para que arraigue más rápido.

Cómo dividir las matas para multiplicar tus ejemplares

 

Materiales y herramientas

  • Regadera o manguera
  • Azada o azadilla
  • Pala plana o palote
  • Cultivador
  • Cuchillo filoso, navaja o cúter
  • Tijera de poda de dos manos