Cómo encender una chimenea  

Por Leroy Merlin

¿Quieres saber cómo encender una chimenea de leña? Aunque no hay una única manera de hacerlo, aquí te contamos, paso a paso, un método rápido y eficaz. Además, tienes 5 consejos prácticos. Y si lo que quieres es encender una barbacoa, lee estos otros consejos.

Cómo encender una chimenea

Cómo encender una chimenea. La limpieza primero

Antes de inaugurar la temporada invernal con la chimenea encendida, hay que pensar en la limpieza. Así el humo saldrá sin obstáculos hacia el exterior en lugar de revocar en la habitación. Además, tu chimenea trabajará a pleno rendimiento y evitarás posibles incendios en el tubo. Es recomendable deshollinar la chimenea cada año al terminar el invierno.

¿Estás pensando en limpiar la chimenea tú mismo? ¿O quieres saber cómo lo hacen los deshollinadores profesionales? En este otro artículo te lo contamos al detalle.

Cómo encender una chimenea
¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Cómo encender una chimenea paso a paso

Primero hazte con todo lo que necesitas. La leña debe estar seca para que prenda bien y no genere humo en exceso. Además, reúne leña fina, ramas pequeñas, palitos o astillas para comenzar el fuego. Ten a mano pastillas de encendido: es lo más práctico, aunque también tienes otras opciones que te contamos más abajo. Y, por supuesto, un mechero o cerillas.

PASO 1

Abre el tiro

Antes de comenzar a encender el  fuego, abre bien el tiro. Y mantenlo en esta posición durante unos 20 minutos. Si tu chimenea los tiene, abre también los respiraderos. El objetivo es que el fuego cuente con el aporte necesario de oxígeno.

¿Acabas de llegar a tu casa de campo y quieres saber cómo encender la chimenea por primera vez en mucho tiempo? Primero tendrás que caldearla un poco. Abre el tiro y espera una hora aproximadamente mientras terminas de instalarte.

 

PASO 2

Coloca las primeras piezas

Aquí se trata de elegir material que prenda fácilmente para poner en marcha el fuego y luego “contagiar” a los leños más gruesos y de combustión más lenta.

La madera blanda, como el pino, es la que prende más rápidamente. Asegúrate siempre de que todo lo que pongas esté seco y limpio.

¿Cómo disponer el material? Depende del tamaño de las piezas:

  • Leña fina (a). También puedes cortar astillas de leños más gruesos. En la base de la chimenea, pon dos o tres piezas en la misma dirección. A continuación, coloca encima la misma cantidad, pero en dirección opuesta. Repite la operación dos veces más. En total, tendrás unos seis pisos de piezas entrecruzadas, que conforman una “montaña” con un hueco en el centro.
  • Ramitas y/o astillas más pequeñas (b). Puedes hacerte con un saco de astillas seleccionadas justamente para iniciar el fuego: vienen cortadas en piezas de unos 10 cm para que prendan más fácilmente. Además, te garantizan un porcentaje máximo de humedad (suele venir indicado en el embalaje). Haz un lecho en el centro de la chimenea. También puedes añadir piñas secas, pero con precaución: contienen mucha resina y pueden provocar llamas grandes.

Cómo encender una chimenea

Además, si tienes un tronco de leña demasiado voluminoso, puedes sumarlo en este momento. Colócalo en el fondo de la chimenea. Si vas a iniciar el fuego con la leña fina, apoya las ramas en el tronco dejando debajo un espacio libre en la base, como un pequeño túnel.

PASO 3

Añade los leños

Hay varias formas de organizar la leña. La clave está en que haya aire suficiente entre los troncos para no “ahogar” el fuego. Uno de los métodos más habituales es la pirámide:

Encima de la leña fina o de las ramas y astillas pequeñas, coloca leños más gruesos en forma de pirámide. Es decir, uniéndose en el centro y dejando un hueco debajo. En este punto conviene contar con leña de madera dura, como encina, roble, olmo, haya… Esta madera en general arde más lentamente y sus brasas generan calor durante más tiempo. Aunque también depende de su calidad y grado de humedad. Además, contienen menos resina: menos residuos que se puedan adherir en el tubo de salida.

Cómo encender una chimenea

Si has optado por la leña fina como material de arranque (a), puedes alterar el orden de los pasos. Enciende primero el fuego (paso 4) y luego añade los leños, formando una pirámide encima de la “montaña” de leña fina.

PASO 4

Enciende el fuego

¿Cómo encender una chimenea? Una de las formas más prácticas y eficaces es usar pastillas de encendido:

  • Enciende la pastilla con un mechero o cerilla y deposítala encima de las ramitas o astillas pequeñas, debajo de los leños.
  • Si has optado por la “montaña” de leña fina, introduce la pastilla encendida en el hueco central. A continuación, añade los leños. (paso 3).

Cómo encender una chimenea

Sea como sea, el fuego debe prender rápidamente. Si no lo hace o se genera demasiado humo, quizás la leña esté húmeda o hayas olvidado abrir el tiro de la chimenea.

Materiales y herramientas:

  • Combustibles Combustibles
  • Pastillas encendido ecológico saneplast 28 unidades
    Pastillas encendido ecológico saneplast 28 unidades 1,49 €
  • Encendedor eléctrico pureline de batería gris
    Encendedor eléctrico pureline de batería gris 24,29 €

¿Cómo hacer fuego sin pastillas?

Si cuentas con un saco de astillas especiales para encendido o piñas secas y de buen tamaño, es probable que puedas prescindir de la pastilla. Prueba, simplemente, a acercar una cerilla encendida.

Plantéate hacerte con cerillas largas o mecheros especiales para el encendido. Te facilitarán la labor y evitarás quemarte accidentalmente los dedos.

Cómo encender una chimenea

Cómo hacer fuego sin pastillas convencionales

Las pastillas de encendido tradicionales están fabricadas con disolventes y productos derivados del petróleo. Desprenden tóxicos al arder y algunas (no todas) producen olores. Por ello, para tu chimenea te conviene escoger soluciones más saludables y ecológicas, como:

  • Lana de bosque con ceras naturales. Se trata de filamentos de madera prensada y bañada en ceras naturales.
  • Pastillas o discos hechos con madera prensada. Incluso los hay que se encienden como un fósforo. 
Cómo encender una chimenea

Cómo encender una chimenea con seguridad

Ten en cuenta estos consejos:

  1. Cuidado con el papel y el cartón. Es bastante habitual incluir papel arrugado o cartón para conseguir encender o avivar el fuego. Sin embargo, tiene sus inconvenientes, como contribuir a la acumulación de hollín. Además, como es un material liviano puede flotar estando encendido y provocar fuego en el tubo de la chimenea al entrar en contacto con sustancias adheridas en su superficie. O, volar al interior de la habitación, con el consiguiente peligro. Descarta completamente los papeles o cartones impresos: al arder la tinta genera gases contaminantes a la habitación.
  2. No quemes productos de madera. La madera pintada o tratada puede liberar gases tóxicos al quemarse.
  3. Utiliza solo leña seca. Si está húmeda desprende mucho humo, contribuye a la creación de hollín, no enciende bien y chisporrotea.
  4. Hazte con utensilios para chimenea. Te permiten mover los leños con seguridad y mantener tu chimenea libre de cenizas. Los habituales son: pinza, gancho, cepillo y pala. Para avivar el fuego, nada mejor que un fuelle.
  5. Lee las recomendaciones del fabricante si has adquirido un hogar un insert o una chimenea metálica.
Cómo encender una chimenea