7 consejos para evitar humedades en las ventanas

Por Leroy Merlin

Con la llegada del frío y la humedad que hay presente en el ambiente es bastante habitual encontrarse con un problema: condensación en las ventanas. Los cristales y las ventanas son el punto más frío de tu hogar, por lo que no es de extrañar que esto ocurra. El vapor de agua diluido en la atmósfera empapa los cristales cuando la temperatura es muy baja. 

Cuando la humedad es excesiva, uno de los mayores problemas es el deterioro de la pintura que hay alrededor de las ventanas. En consecuencia, al exceder el nivel de humedad normal en casa puede surgir moho en las paredes e, incluso, caer al suelo y afectar a los pavimentos, especialmente si son de madera. Para evitar este problema, existen varias medidas preventivas que puedes tomar. En este artículo te ofrecemos 10 consejos para evitar la aparición de humedad o condensación en las ventanas. 

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

1. Pon ventanas con rotura de puente térmico 

Una ventana de baja calidad, sin rotura de puente térmico, puede producir humedad. Esto ocurre porque hay un elevado contraste de temperatura entre el interior de la habitación y el exterior. El aire cálido del cuarto, al tocar el vidrio y el cerco de la ventana que están muy fríos, se condensa y produce agua que puede gotear hasta la pared, ocasionando manchas de moho. 

Para evitar este tipo de fugas de temperatura y evitar la condensación lo mejor es contar con unas ventanas con rotura del puente térmico. Su principal ventaja es que aíslan la perfilería de la ventana con un material no conductor, generalmente poliamida, para que no estén en contacto la zona interior y la exterior. Con este sistema se puede conseguir un ahorro de energía de hasta un 45% en invierno y un 30% en verano. 

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

2. Aplica pintura anticondensación 

Este tipo de pintura proporciona un elevado aislamiento térmico, evitando el efecto de “pared fría” que favorece la aparición de humedad. En el caso de que necesites reparar paredes que ya han sufrido la humedad y que tienen manchas de moho, una solución práctica es limpiarlas con agua y unas gotas de lejía y aplicar una pintura antimanchas, antimoho o añadir un aditivo contra el mismo en la pintura plástica que hayas elegido. 

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

3. Ventila con frecuencia 

Una de las mejores maneras de hacerle frente a la condensación es la aireación. Ventila a diario todas las habitaciones de la casa, aunque haga frío. Aunque no lo creas, abrir tus ventanas hace que circule mejor el aire y previene la salida de humedades. Evita cerrar las puertas de paso de las habitaciones, cuanto más libremente circule el aire, mejor. 

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

4. No pongas muy alta la calefacción en invierno 

Un contraste muy acusado de temperatura aumenta la condensación. El objetivo ideal es conseguir mantener una temperatura promedio dentro de casa, ni muy caliente ni muy fría.  

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

5. Instala extractores de aire en baños y cocinas 

Las cocinas y los baños son dos zonas donde se acumula mucha humedad. Utilizar extractores de aireen dichas estancias te ayudará a extraer todo el aire húmedo que va quedando en el ambiente. Es importante realizar este proceso especialmente en casas más viejas, ya que es probable que en ellas se filtre el aire exterior con mayor facilidad en el interior.  

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

6. Verifica los humidificadores 

En caso de que utilices humidificadores en tu casa, es necesario que te asegures de que está produciendo la humedad correcta y evitar el exceso de la misma. 

7 consejos para evitar humedades en las ventanas

7. No tapar las chimeneas 

Si tienes chimeneas en casa no debes tenerlas constantemente tapadas. Igual que ocurre con las ventanas, el aire debe circular a su alrededor para que circule de forma correcta por toda la casa. Por ello, abre la compuerta para que el aire pueda salir. 

7 consejos para evitar humedades en las ventanas