Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

Por Leroy Merlin

Con un sistema de riego enterrado de baja presión puedes ahorrar hasta un 30% de agua. De esta manera, puedes utilizar un único circuito de riego en los jardines de tamaño medio.

Descubre en este vídeo el paso a paso:

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Prepara su instalación

Gasta un 30% menos de agua

  • Con un sistema de instalación similar al de un riego clásico,  el sistema de baja presión incorpora aspersores que consumen aproximadamente un 30% menos de agua.
  • Con el caudal habitual de 22 litros por minuto de un grifo de jardín, tienes suficiente agua para alimentar todos los aspersores de un jardín de tamaño medio.
  • El sistema también se distingue de los demás porque utiliza una red de tuberías de menor diámetro 16 milímetros en lugar de los 25 milímetros habituales.

Paso 1.1: Márcate un plan

  • En una hoja cuadriculada, dibuja el plano de tu jardín y distribuye los aspersores. Este sistema incorpora una serie de aspersores que reparten el agua en círculo con un ajuste angular, aunque también existen modelos que permiten regar superficies rectangulares. Es una ventaja a la hora de repartir los puntos de riego.
  • Ubica el punto de partida del circuito, normalmente cerca del grifo del jardín.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

Paso 1.2: Identifica el material que necesitarás

  • Anota en el plano los tipos de aspersores seleccionados y sus conexiones.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

  • En cuanto a la alimentación, un conector de cuatro vías permitirá acoplar un programador para el riego y otro para la red de goteo, todo ello conservando la posibilidad de sacar por las dos vías restantes.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

Paso 2

Cavar las zanjas

Paso 2.1: Haz el trazado

  • Ubica tu red de riego según lo indicado en el plano mediante la colocación de una estaca por cada aspersor. A continuación, enlázalas con un cordel para marcar el recorrido de las tuberías.
  • Marca las futuras zanjas espolvoreando un poco de yeso. Después retira el cordel y las estacas.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

CONSEJO: Para facilitarte la tarea, corta bastante el césped antes de ponerte manos a la obra.

Paso 2.2: Tapa las zanjas

  • Para eliminar lo antes posible las pequeñas zanjas de 10 cm de ancho,  puedes levantar una placa de césped y guardarla sobre un terrón que podrás volver a colocar fácilmente. Cava la tierra por un lado con una pala plana. A continuación pasa al otro lado para extraer los terrones.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

  • Remueve la zanja con la ayuda del escardillo. Seguidamente rasca el fondo y aparta la tierra con la azada binadora. Por seguridad, la profundidad mínima debe ser de 20 centímetros.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

Paso 3

Instala las redes

Paso 3.1: Conecta el aspersor

  • Empieza con el aspersor más alejado. Conéctalo a la tubería con una conexión de rosca.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

  • Clava una estaca a modo de tutor provisional detrás del aspersor y fíjala con cinta adhesiva.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

Paso 3.2: Únelo al circuito

  • Desenrolla la tubería con precaución en la zanja hasta el siguiente aspersor o hasta una derivación.
  • Corta la tubería con una tijera de podar o con un cortatubos.
  • Conecta el siguiente aspersor siempre con el sistema rápido de conexión de rosca.
  • Sigue avanzando hacia el punto de distribución del inicio del circuito.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

Paso 3.3: Instala el desagüe automático

  • Añadir un desagüe automático en el punto más bajo de la red de riego permite vaciar las tuberías al final del ciclo de riego, protegiendo así la instalación durante períodos de congelación.
  • Nuevamente, prepara un lecho de grava debajo del drenaje para promover el drenaje.

Paso 3.4: Coloca el punto de alimentación

  • El grifo de tu jardín es suficiente para alimentar toda la red. Enrosca un conector en el que habrás instalado un programador para el circuito de riego y en su caso otro más si quieres añadir una red de goteo.
  • Para mantener un buen caudal de agua basta con no programar ambas redes al mismo tiempo.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

Paso 4

La salida de agua

Paso 4.1: Prueba la instalación

  • Alimenta el circuito de agua. Comprueba la hermeticidad de cada conexión y el funcionamiento adecuado de los aspersores.
  • Para ajustar el aspersor, basta con una pequeña manipulación con la punta de una llave que también permite regular el alcance.

Paso 4.2: Entierra los aspersores

  • Recubre primero hasta llegar al nivel de los aspersores, asegurándote de que queden al mismo nivel del suelo.

Paso 4.3: Tapa las zanjas

  • Comprueba colocando un listón junto a la zanja. 

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

 

  • Rellena de tierra con el rastrillo y termina colocando las placas de césped. Apisónalas bien para nivelar el suelo.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

Paso 4.4: Programa tus aspersores

  • Las ruedas del programador permiten regular la frecuencia y la duración del riego. El programador puede estar conectado a un detector de lluvia para no tener que regar si no es necesario.

Cómo instalar un sistema de riego enterrado en superficies pequeñas

CONSEJO: Al llegar el invierno no olvides desconectar los programadores y ponerlos a cubierto. El sistema necesita un caudal de agua más reducido para evitar la multiplicación de circuitos y ahorrar agua.

Materiales y herramientas

  • Conector de cuatro vías
  • 2 programadores de grifo
  • Aspersores de tu elección
  • Conexiones
  • 1 tubería de 16 milímetros de diámetro
  • Yeso
  • Llave de ajuste
  • Martillo
  • Estacas
  • Cordel
  • Pala plana
  • Escardillo
  • Binadora
  • Rastrillo
  • Tijeras de podar o un cortatubos