Aprende a instalar tu propio huerto

Por Leroy Merlin

Saborea tus verduras, frutas y hortalizas plantadas en tu propio huerto. Basta con que tengas un espacio soleado de unos 4m2 para cultivar tus semillas. Si eres principiante, elige las plantas que menos cuidados necesitan (como las aromáticas o lechugas, por ejemplo). Además, los huertos urbanos son muy estéticos y sirven para decorar tu terraza o jardín.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Elegir una buena ubicación

Paso 1.1: ¿Dónde ubicarlo?

  • Antes de nada, elige un lugar soleado, protegido de los vientos habituales y alejado de la sombra de los árboles y de las paredes. Si dispones de un muro orientado al sur es el lugar ideal para tu futuro huerto.

Cómo instalar un huerto

Paso 1.2: ¿Cómo organizarlo?

  • Para un uso óptimo del espacio y sobre todo para acceder a todos los sitios sin esfuerzo, utiliza la clásica disposición en forma de cuadrado.
  • Divide el espacio en cuatro partes iguales. Por ejemplo, cuatro cuadrados de 1,20 metros de largo y ancho. Dos pasillos con cruce en el centro facilitarán la circulación.
  • La disposición en forma de cuadrado facilita la rotación de los cultivos. Esto evitará tener el mismo tipo de plantas sobre la misma parcela año tras año, empezando de nuevo al cultivo inicial al cabo de cuatro años.

Cómo instalar un huerto

Paso 1.3: Previsión del riego

  • El punto de agua para el riego es fundamental en el huerto, por lo que no debe situarse demasiado lejos. Si es posible, instala al menos una toma de agua en el centro para evitar largos tramos de manguera. Debes purgar todo antes del invierno.
  • ¿Por qué hacer un gasto extra de agua si basta con recoger el agua de lluvia? Tan solo es necesario que conectes un depósito al canalón. Si no hay mucha pendiente, puedes llevarla hasta el huerto ayudándote de una bomba.

Cómo instalar un huerto

 

Paso 2

Preparar la tierra

Paso 2.1: Limpieza

  • Cuando pase el verano, deshierba el suelo pasando un rastrillo para ararlo y retirar el máximo de hierbas. Remueve la tierra con la pala o una motoazada.
  • Déjala reposar dos semanas para que las semillas de las malas hierbas vuelvan a brotar. Retira los nuevos brotes con la azada binadora y pasa el rastrillo para desmenuzar la tierra y retirar las piedras.

Cómo instalar un huerto

Paso 2.2: Aporte de abonos

  • Según el tipo de planta, se necesitan más o menos nutrientes. Esparce compost o abono en la tierra y labra la superficie.

Cómo instalar un huerto

 

Paso 3

Organizar los cultivos

Paso 3.1: Las buenas combinaciones

  • Aunque difieran en sus necesidades, las hortalizas que tengan puntos en común pueden agruparse en la misma parcela.
  • Por ejemplo, las verduras de fruto o los bulbos como tomates, berenjenas, pimientos, calabazas, hinojo, ajo, cebollas o chalotas podrán ocupar la parcela 1 mientras que al lado podrás plantar las verduras de hoja como lechugas, espinacas, berro o canónigos.
  • Evita sembrar o plantar todas tus hortalizas a la vez para no tener que comerlas todas al mismo tiempo. Distáncialo en el tiempo para obtener la cosecha en diferentes momentos y así poder disfrutarla al máximo.

Cómo instalar un huerto

Paso 3.2: Mantener la distancia

  • La distancia entre dos plantas en una misma línea de cultivo y entre dos filas, se define según el tipo de hortaliza.  Por ejemplo, las coles se trasplantan en espacios de 40 centímetros con la misma distancia entre las filas.

Cómo instalar un huerto

Paso 3.3: Plantar las hortalizas

  • En el caso de los puerros, es necesario primero hacer la poda. Para ello, corta las raíces y un tercio de la longitud de las hojas. Deja los puerros en remojo durante un cuarto de hora en un cubo que contenga un tapón de lejía por cada litro de agua.  Tras haber preparado el terreno, coloca el cordel y, con la ayuda de la azada de dos puntas, traza un surco. Con un plantador, cava un agujero a 15 centímetros de profundidad cada 10 o 15 centímetros y planta los puerros recubriéndolos y regándolos abundantemente con la regadera con difusor.
  • Para las lechugas, coloca el cordel sobre un terreno previamente abonado con compost. Elige las plantas más vigorosas y corta un tercio de las hojas. Haz un agujero con el plantador cada 30 centímetros (el espacio entre líneas será de 40 centímetros). Coloca tus plantas jóvenes para ensalada procurando que el cuello, es decir, la unión con la hoja, esté a ras de suelo para evitar que se pudran. Haz un segundo agujero a 2 centímetros inclinando el plantador hacia la planta, de este modo, las raíces tendrán un contacto adecuado con la tierra.  Después, solo hace falta regar abundantemente.

Cómo instalar un huerto

 

Paso 4

El mantenimiento

Paso 4.1: Binar, desmalezar, deshierbar

  • Las labores de mantenimiento favorecen a los cultivos porque los nutrientes del suelo benefician a tus plantas. Bina periódicamente la tierra para que el agua penetre mejor por capilaridad.

Cómo instalar un huerto

Paso 4.2: Empajado

  • Para conservar la humedad de la tierra en verano y el calor en invierno, elige el empajado.
  • Con el tiempo y la descomposición se transformará en humus.

Materiales y herramientas

  • Tablas
  • Plantas jóvenes
  • Abono
  • Empajado
  • Una pala
  • Un rastrillo
  • Una horca de labrar
  • Una regadera
  • Una carretilla
  • Un plantador
  • Una azada binadora
  • Una azada de dos puntas
  • Una motoazada
  • Un cordel