Cómo instalar una antena parabólica

Por Leroy Merlin

Estas antenas permiten ampliar la recepción de canales libres o de pago de televisiones de todo el mundo. Instalar una antena parabólica es sencillo: solo has de encontrar un punto correcto para el soporte (en una pared, una terraza o  el tejado) y seguir los pasos para captar y sintonizar una buena señal del satélite.

Instalar una antena parabólica: partes y componentes

A la hora de instalar una antena parabólica nos encontramos una serie de piezas que se presentan desmontadas y debemos ser capaces de identificar. Te contamos cuáles son y para qué sirven:

El plato o parábola. Dentro de las partes de una antena parabólica, el plato es el encargado de recibir todas las señales del satélite y centralizarlas en un punto para conseguir trasladarlas amplificadas al receptor del satélite.

Los platos de antena parabólica no son todos iguales: algunos ni siquiera tienen forma parabólica. Los más comunes son de 60, 80 y 100 cm de diámetro. Su diseño también es muy importante porque puede determinar la potencia y calidad de recepción.

Cómo instalar una antena parabólica

Además del tipo de antena, otro punto importante es el tamaño: cuanta menor calidad tiene la señal del satélite en nuestra zona geográfica, mayor debería ser el plato.

Estos son los tipos de platos más habituales:

  • Antena de foco primario. Tiene forma parabólica perfecta, con el punto focal en el centro del plato; por eso, es ahí donde se monta el LNB. Suele ser una antena de gran tamaño, de alrededor de 1,5 metros. Es la antena ideal para zonas donde no hay muy buena señal: su tamaño permite recibir señales fuera de la huella normal, pero debe instalarse de manera muy precisa porque su haz tiene menor anchura.
  • Antena offset. Son las más comunes actualmente. Tienen forma de elipse y su foco está desplazado hacia abajo. Es decir, el LNB se sitúa fuera de la superficie de la antena para que no provoque “sombras” en la recepción de la señal. Para orientarla hay que seguir unas tablas proporcionadas por el fabricante, para compensar la desviación del foco. Tienen un buen rendimiento en casi todas las zonas geográficas del país.
  • Antena plana. Todavía poco extendidas, pero muy útiles cuando las normas de edificación o de las comunidades impiden la colocación de otro tipo de antenas, ya que. Necesitan muy poco espacio de montaje y son muy discretas visualmente. Solo deben usarse con satélites muy potentes y en zonas de recepción óptima, y tienen que estar perfectamente orientadas hacia la huella central del satélite.

El LNB. Este dispositivo (Low Noise Block, se traduce literalmente como bloque de bajo ruido) sirve para procesar las señales que emiten los satélites y convertirlas en una frecuencia menor para poder ser distribuidas sin problemas hasta el receptor. De su calidad dependerá la calidad de la imagen en la pantalla. Estos dispositivos pueden ser:

  • Universales: con capacidad para recibir la señal procedente de un satélite en un ancho de banda completo; es decir, de 10,70 a 12,75 GHz, lo que permite recibir las televisiones digitales. Los antiguos LNB tenían un ancho de banda de 10,70 a 11,70 GHz. En el aparato suele indicar “universal” o “ancho de banda completo”.
  • Monoblock: con ellos puedes recibir perfectamente la señal de dos satélites a la vez, con una única toma para el cable coaxial. El dispositivo ya viene definido para cada satélite concreto. En España suele ser Astra y Hot Bird o Eutelsat.
Cómo instalar una antena parabólica

El soporte del LNB. Es el brazo en cuyo extremo se coloca el LNB de manera estable para poder orientarlo según los parámetros de la recepción. Va unido al soporte de pared, al mástil de una antena colectiva o al mástil del suelo de una terraza, generalmente mediante tornillos en U o mordazas muy resistentes. Sirve también para colocar los anclajes del plato y los sistemas de regulación en altura del mismo.

Cómo instalar una antena parabólica

El regulador de altura. Permite orientar la altura del plato para la recepción correcta (según el satélite). Lleva unos tornillos pasantes con tuercas que se pueden aflojar y apretar para ajustar la orientación.

Cómo instalar una antena parabólica

El regulador del azimut. El soporte de pared o mástil (normalmente un tubo cilíndrico) es el eje que permite ajustar los grados del azimut con respecto al satélite, partiendo del punto cardinal norte o del norte magnético. Para ello hay que hacer girar la estructura con el plato a su alrededor. Su manipulación permite captar las señales del satélite, combinándolo con la altura de la parábola. La regulación del azimut se hace en el sentido o a la contra de las agujas del reloj.

El cable. A la hora de instalar una antena parabólica, es esencial utilizar el cable correcto. Debes emplear un cable coaxial de calidad satélite, algo más grueso que el que se usa en el interior, con sus correspondientes conectores. En la funda del cable encontrarás la información sobre sus usos.

Cómo instalar una antena parabólica

El receptor de satélite. Es el dispositivo que transforma la señal recibida por la antena para que se pueda ver en los televisores. Es el punto al que llega el cable coaxial desde la parabólica, y del que sale el cable que va al televisor. Lo mejor es hacer esta conexión con HDMI, para que no haya pérdida de nitidez en la imagen. Además, con una conexión por cable o inalámbrica se pueden recibir los servicios de Internet que se tengan contratados con la compañía telefónica.

La parabólica, en la red domótica

¿Tu edificio tiene red domótica y quieres instalar una antena parabólica? El cableado de la instalación te puede servir para canalizar el cable de la antena hasta tu casa, si te dan la autorización correspondiente. En una vivienda unifamiliar, solo habrás de atender a las posibles normas urbanísticas.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Montaje de la parabólica: cómo armar las piezas

Una vez identificada cada parte del kit, es el momento de montar la parabólica para luego instalarla en el punto adecuado. Sigue las instrucciones del fabricante al detalle. En general, los pasos son los siguientes:

Paso 1.1: Con la ayuda de las instrucciones del kit, empieza por armar el brazo para montar el dispositivo que procesa la señal que recibe el plato, el LNB, y unir con el plato o parábola de la antena. Fija las patas de anclaje del soporte a la trasera del plato: normalmente se coloca con cuatro tornillos pasantes y cuatro tuercas.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 1.2: Conecta el plato con sus sujeciones al mástil regulable en altura que soporta el LNB. Hazlo con sus correspondientes tornillos y tuercas.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 1.3: En el extremo del brazo, fija el soporte del LNB. Aprieta el tornillo con una llave plana. Mete el LNB, pero no lo aprietes del todo hasta regular.

Cómo instalar una antena parabólica

 

Paso 2

Cómo instalar el soporte de una antena parabólica

Antes de instalar la antena parabólica en el muro de algún elemento común de una comunidad de vecinos, debes informarte de si dispone de normas específicas para su colocación. Normalmente sólo afecta a la estética, pero en algunos casos (en edificios históricos, por ejemplo) la normativa puede ser más estricta. También debes informarte antes de colocarla en la calle, por si el ayuntamiento impusiera condiciones.

El paso final a la hora de instalar una antena parabólica es colocarla en su lugar. El proceso es como sigue:

Paso 2.1: Mide el alto y el ancho del espacio donde vas a colocar la antena para calcular el centro de instalación, según sea el diámetro de la antena.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 2.2: Marca con un lápiz el centro donde va a ir el soporte. Con un nivel de burbuja, coloca el soporte en la pared para marcar los puntos de anclaje.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 2.3: Taladra todos los puntos de anclaje. Es importante que el soporte quede bien fijo para que resista los vientos fuertes. Coloca los tacos enrasados a la pared, fija después el soporte y pon los tornillos, en este caso de cabeza hexagonal.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 2.4: Termina de apretar bien con la llave de carraca, pero sin forzar la rosca: pues el brazo debe estar perfectamente fijado para que la antena no se desintonice fácilmente. Aproxima el plato (con el brazo de la estructura que ya montado) anteriormente al tubo del soporte o mástil. Sujeta con la mordaza o tornillo. Atornilla al mismo tiempo las dos tuercas para conseguir un ajuste homogéneo en las dos partes. Debes colocarlo de manera aproximada, tanto en altura como en línea respecto al punto del satélite que deseas sintonizar. Sigue los parámetros recomendados. Aprieta con una llave plana la mordaza o el tornillo en U (si no lo incluye el kit, tendrás que comprarlo) hasta que el brazo de la antena quede sujeto. El soporte circular sirve para regular el azimut de la antena.

Cómo instalar una antena parabólica

 

Paso 3

Conectar una antena parabólica al receptor o la toma de TV/Satélite

Tras instalar una antena parabólica, aún queda un paso esencial: conectarla al receptor o toma para poder acceder a los contenidos del satélite. Aprende cómo hacerlo bien:

Paso 3.1: Mide y corta la cantidad de cable necesaria para cubrir la distancia desde la antena al receptor o a la toma de TV y satélite.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.2: Pela el cable unos 6 mm sin cortar el hilo de cobre. Vuelve hacia atrás la malla metálica protectora y corta el revestimiento plástico sin cortar el hilo de cobre central.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.3: Mete el conector en el cable, enrosca y corta el hilo central a la medida necesaria del conector F.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.4: Conecta el cable con el conector F en la cabeza del LBN y extiéndelo.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.5: Con una brida, sujeta el cable al brazo del soporte de la parabólica y llévalo por el mástil hasta la casa. Asegura el cable con grapas en cuantos puntos sea necesario, según sea en una pared, terraza, chimenea, etc.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.6: Pasa el cable hasta la casa taladrando el muro o por algún punto sencillo; como, por ejemplo, junto al marco de una ventana. Puedes poner un tubo de PVC o tubo corrugado y rellenar el hueco sobrante con silicona.

Paso 3.7: Pela el cable en el otro extremo y conéctalo al receptor de señal del satélite que decodifica la señal, para poderla ver correctamente en el televisor. Debes comprobar siempre si el conector F tiene que ser macho o hembra.

Paso 3.8: Regula la recepción siguiendo los parámetros correspondientes al satélite. Sigue las instrucciones de captación del satélite para saber la altura y la orientación justas: existen aplicaciones informáticas que te ayudarán en la localización exacta. Necesitamos tres datos para lograrlo: el azimut, la elevación y la polarización del LNB. Debes saber también que todos estos datos dependen de dos factores: la posición geográfica de la antena y la posición del satélite cuya señal queramos captar.

  • Azimut: es la posición del plato en plano horizontal respecto del Norte (movimiento hacia los lados). Se mide en grados.
  • Polarización: es la rotación que debe tener el LNB respecto a la vertical del suelo. Se mide en grados.
  • Elevación: es la inclinación en la que llega el haz de señal del satélite hasta nuestra parabólica (movimiento de arriba a abajo). Se mide en grados, valiéndonos de lo que venga marcado en el soporte del plato.

Paso 3.9: Ajusta también la posición del LNB. Cuando la señal sea buena, termina de apretar el dispositivo al soporte.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.10: Comprueba que la antena ha quedado perfectamente anclada, tanto al mástil como al soporte (sea este de pared, suelo o mástil de antena colectiva). Debe resistir incluso los vientos más fuertes. Enrosca los conectores F en el LNB y en el receptor digital o en la tarjeta PCI.

Cómo instalar una antena parabólica

Paso 3.11: Ya sólo queda sintonizar. Si el receptor o aplicación de la tarjeta tiene alguna opción que nos muestre la intensidad con la que llega la señal de satélite, lo activaremos y comprobaremos que es aceptable. Si no lo es, probaremos a ajustar de forma milimétrica los tres parámetros de orientación de la parabólica.

Materiales y herramientas

  • Kit de antena parabólica
  • Receptor de satélite
  • Soporte o mástil de sujeción
  • Tornillos y tacos de 10 mm
  • Opcional kit montaje de vientos
  • Taladradora
  • Nivel de burbuja
  • Destornillador
  • Llave fija
  • Alicates de punta
  • Tijeras pelacables
  • Escalera

Cómo orientar una antena parabólica: claves

A veces, tras instalar una antena parabólica cuesta trabajo sintonizarla. No es de extrañar: de hecho, en muchas ocasiones conviene llamar a un instalador, sobre todo si la antena está en un tejado o cubierta (por motivos de seguridad). Por eso, vamos a darte algunas claves para que intentes hacerlo tú mismo.

  • En principio, en España lo normal es orientar la antena hacia dos satélites: Hispasat y Astra 19’2º E. El primero ofrece la mayor cantidad de contenidos en abierto, si bien muchos de ellos están en alemán. Ambos incluyen todos los canales autonómicos de TV y algunas plataformas españolas de pago.
  • Antes de ajustar los tres valores que permiten necesarios para orientar la antena parabólica (azimut, elevación y polarización), hay que localizar los satélites. Para ello podemos utilizar una app para el móvil que nos indicará dónde se encuentran dependiendo de nuestra localización geográfica y la hora del día. Hay aplicaciones gratuitas que funcionan bien, como Satfinder (la más empleada).
  • Imagínate que quieres buscar el Astra 19’2º E desde el Este: la aplicación te dará información sobre tu ubicación y los datos del satélite que habrá seleccionado por defecto (lo puedes cambiar). También te indicará los grados para orientar la antena parabólica.