Cómo limpiar cristales de ventanas fijas

Por Leroy Merlin

¿Inviertes demasiado tiempo y esfuerzo o no consigues el resultado que esperas? Te damos los mejores consejos sobre cómo limpiar cristales de ventanas fijas.

Las ventanas amplias, las que están en altura y las que tienen las hojas fijas suelen ser las más complicadas de limpiar. A no ser que cuentes con las herramientas adecuadas. Si es así, la cosa cambia. Incluso puede convertirse en una tarea relajante. ¡O puedes dejarlo en manos de un robot! Las ventanas que no se abren son perfectas para que el robot se deslice sin obstáculos y haga el trabajo por ti.

Cómo limpiar cristales de ventanas fijas

Hay distintas soluciones para limpiar cristales de ventanas fijas. Aquí te damos tres opciones. Escoge la tuya y verás qué fácil.

Con un limpiacristales de mano

Es el sistema convencional. Los limpiacristales de mano suelen tener una superficie de esponja o microfibra y una especie de espátula de goma. La calidad es fundamental, si la goma está seca o desgastada te dará dolores de cabeza. Para acceder a las zonas altas, lo mejor es completarlo con un mango telescópico (extensible) que puedas regular según te convenga.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Primero limpia los marcos

Escoge un día nublado para que no se seque tan rápido y queden marcas. Después de limpiar los marcos de las ventanas, ya puedes concentrarte en los cristales.

Paso 2

Limpia la superficie del cristal

Moja la esponja o microfibra del limpiacristales en una solución jabonosa que no haga espuma (por ejemplo, detergente de lavavajillas). Escúrrela para que no chorree. Pásala por toda la superficie, insistiendo donde hay suciedad adherida.

Paso 3

Retira el producto con espátula de goma

Si ves que han quedado marcas o suciedad, vuelve a pasar la esponja y después la espátula.

Otra opción es hacerte con dos herramientas por separado, como suelen tener los profesionales: un limpiacristales de microfibra y un limpiacristales de goma. El procedimiento es el mismo.

Cómo limpiar cristales de ventanas fijas

Materiales y herramientas

  • Esponja o bayeta microfibra
  • Detergente lavavajillas sin espuma
  • Cubo con agua
  • Espátula

Con una limpiadora de cristales a batería

Esta pequeña herramienta eléctrica te facilita muchísimo la labor a la hora de limpiar cristales de ventanas fijas. Aspiran la humedad y la suciedad al mismo tiempo para un acabado perfecto. Y para las zonas altas se les puede acoplar un mango telescópico compatible.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Comienza con la limpieza de forma manual

Algunas limpiadoras de batería incluyen en el kit un limpiacristales de microfibra con pulverizador incorporado. Aprietas el pulverizador y sale la cantidad justa de detergente específico que ablanda las suciedades. Después frotas con la microfibra. No necesitas tener un cubo con agua a mano, ni escurrir el limpiacristales. 

Paso 2

Aspira el líquido sucio con la limpiadora

El segundo paso está totalmente automatizado: solo tienes que acercar la limpiadora que aspira el líquido sucio. ¡Y no gotea ni deja marcas!

Además, puedes usarla en otras superficies de la casa: mamparas de ducha, mesas o puertas de cristal, espejos, vitrinas… Y, como no tiene cables, es perfecta para limpiar las lunas del coche.

Cómo limpiar cristales de ventanas fijas

Materiales y herramientas

  • Pulverizador
  • Detergente limpiacristales
  • Bayeta microfibra
  • Limpiadora eléctrivca
  • Mango telescópico

Con un robot limpiacristales

Los robots lo hacen todo. Si buscabas la solución ideal para limpiar cristales de ventanas fijas, esta es. Enchufas el robot y lo dejas en la parte más accesible del cristal… ¡y ya está! El robot se adhiere a la superficie y la va recorriendo hasta completar el trabajo. Cuentan con cables largos, perfectos para alcanzar incluso las zonas más altas de amplios ventanales.

Cómo limpiar cristales de ventanas fijas

Los robots hacen una limpieza completa y dejan los cristales totalmente secos. Además se pueden utilizar en otras superficies lisas, como mamparas de baño o azulejos.