Cómo limpiar paredes fácilmente

Por Leroy Merlin

En casa suele haber un buen número de tabiques pintados, empapelados, revestidos de cerámica o de madera. Tenerlos bonitos como el primer día o retirar de ellos manchas es más sencillo de lo que piensas. Solo hay que poner en práctica los métodos y productos adecuados para limpiar paredes con eficacia.

Cómo limpiar paredes fácilmente
¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Cómo limpiar paredes blancas

En la cocina, en el baño o incluso en el salón. Limpiar las paredes blancas de estos espacios de la casa es una tarea sencilla. Ahora bien, requiere conocer de antemano qué tipo de revestimiento es y cuál es su composición en líneas generales. Por ejemplo, limpiar paredes blancas de materiales naturales como la cerámica no tiene nada que ver a una superficie pintada en este mismo color o revestida de madera.

1.1. Usa limpiadores concentrados. Si tienes revestimientos cerámicos blancos en casa 

emplea productos específicos para su limpieza diaria disponibles en las tiendas de Leroy Merlin. Son limpiadores concentrados que no necesitan aclarado y cuya composición no agrede la superficie, como por ejemplo Starwax . 

Cómo limpiar paredes fácilmente

1.2. Utilízalos para eliminar restos de grasa. Además de limpiar también están indicados para eliminar los restos de grasa que se suelen acumular entre las juntas y remates de las piezas cerámicas. De manera que con él se ahorra un tiempo considerable cuando decidimos realizar un mantenimiento más en profundidad. 

1.3. Acabado brillo. Otra de las ventajas de estos productos es que son perfectamente recomendables para limpiar paredes blancas con acabado brillo, tan de moda últimamente, sin llevar en su composición agentes abrillantadores. A la hora de aplicarlo, sigue los consejos del fabricante para conseguir un rendimiento óptimo del mismo y por tanto el resultado que esperas.

Cómo limpiar paredes fácilmente

 

Paso 2

Cómo limpiar paredes pintadas

Si tu objetivo es limpiar paredes pintadas porque predominan en tu decoración, es preciso recurrir a otra clase de métodos de limpieza. En concreto buscar aquellos que te aseguren eliminar desde pequeños roces, al polvo acumulado sobre ellas o marcas de bolígrafos o chicle si tienes niños en casa. La mayoría de las pinturas que se comercializan hoy en día son lavables gracias a su composición, como las de base acuosa con resina acrílica. Concretamente el acabado acuoso y lavable de los productos Luxens  permite eliminar manchas pequeñas con un simple paño humedecido en agua.

2.1. Lavables, con gotelé o lisas. Lo más probable es que necesites limpiar ciertas paredes pintadas que han perdido su aspecto reluciente. Retirar el polvo de ellas no será suficiente porque son superficies que también acumulan suciedad, contaminación, o directamente se manchan en el día a día.

2.2. Límpialas con un paño ligeramente humedecido en agua tibia y de color blanco. Así no dejará huellas de colores, o bien una esponja suave que tampoco destiña. Sobre todo si a la hora de limpiar paredes pintadas hay bastante acabado gotelé, ya que tendrás que invertir más tiempo en pasarlo sobre la superficie, e ir con mayor cuidado, debido a las irregularidades de este acabado. 

2.3. Mantenimiento más profundo. Ahora bien. Puede que este método no baste. En ese caso, prueba a echar en una mezcla de agua limpia un poco de jabón neutro, o detergente de lavavajillas. Lo más prudente es que lo extiendas en un lugar discreto de la pared, para ver cómo reacciona la pintura. Y si da el resultado que esperabas, seguir aplicando este sencillo tratamiento por el resto del tabique. Como has utilizado jabón, no olvides que tendrás que pasar de nuevo con agua limpia para retirar el detergente. Es decir, aclarar las paredes.

2.4. Las pinturas ultralavables. Si tu pintura es de las denominadas así significará que podrás permitirte limpiar las paredes con mayor frecuencia sin alterarla porque su nivel de resistencia al lavado para quitar manchas es elevado. En términos generales, un producto de alta calidad te garantizará poder mantenerla en perfecto estado y libre de suciedad con solo pasar un paño húmedo.

2.5. Temple. Aunque es una opción en desuso gracias a todas las alternativas tan eficaces que existen en el mercado puede que lo tengas en alguna habitación de casa. Si es así, la tarea principal de mantenimiento consistirá en realizar una limpieza a fondo del polvo, retirarlo fácilmente con ciertos utensilios y aparatos que seguro tendrás. Desde un plumero de palo largo, que te permita llegar bien a las zonas más altas y a rincones difíciles de acceder, a pasar suavemente el cepillo de tu aspiradora, o  si prefieres un paño seco, de algodón o tejido similar que no deje filamentos ni nada parecido.

Cómo limpiar paredes fácilmente

 

Paso 3

Consejos para limpiar paredes empapeladas

Limpiar las paredes de las habitaciones con papel pintado también es una tarea de mantenimiento que puedes realizar tú mismo obteniendo excelentes resultados sin miedo a estropearlo. Lo único que debes tener muy claro de antemano es el tipo de papel que en su día elegiste, ya que en función de ello será recomendable una clase de limpieza u otra. Y a la vez su frecuencia de limpieza a lo largo de su uso de vida.

3.1. De papel. Llevan una base textil y una capa de papel. Por eso solo admiten limpieza en seco. Hazlo con un paño suave o directamente con un plumero.

3.2. Tejido No Tejido (TNT) o vinílicos. Cualquiera de estos dos tipos de papel pintado vienen de fábrica con un acabado exterior en vinilo. Gracias a él te puedes permitir humedecerlos ligeramente con una esponja suave, o bien una bayeta que es posible adquirir en las tiendas de Leroy Merlin. 

3.3. Elimina primero el polvo y a continuación aplica esta sencilla técnica de limpieza. Hay modelos que admiten agua jabonosa para retirar marcas, señales de bolígrafo, etc. 

3.4. Lee detenidamente las indicaciones del fabricante en la etiqueta informativa que llevan los rollos. Así sabrás con total seguridad qué nivel admite de limpieza y mantenimiento según sus iconos: ni el amoníaco ni los productos abrasivos están recomendados para ninguna clase. Suele ser ésta o similar: 

3.5. Otro tipo de manchas. Desde trazos de rotuladores, a señales de bolígrafos, tinta en general, restos de chicle, etc., puedes recurrir a los productos quitamanchas multisuperficie. Leroy  Merlin cuenta con una completa gama, recomendada principalmente para moquetas y alfombras. Sin embargo, puede que alguno le vaya bien a tu pared empapelada. O las gomas mágicas, que hay que humedecer en agua al ser usadas.

Cómo limpiar paredes fácilmente

 

Paso 4

Trucos para limpiar paredes con frisos de madera

4.1. De madera o de MDF. ¿Qué pasa si has decorado la casa con algún friso de madera en las estancias? No te preocupes. Limpiar paredes de este material o con una imitación increíble a él no es nada difícil. Tú mismo podrás realizarla con éxito. Tanto si es de madera o de MDF -es decir, con lamas fabricadas en tablero de aglomerado- requerirá un mantenimiento sencillo. Para eliminar el polvo, tu aspiradora y su accesorio más adecuado pueden ser suficientes. Y para una limpieza más en profundidad se suele aconsejar emplear un paño suave, o algo desgastado, levemente humedecido.

4.2. Otras opciones. Puedes recurrir a los productos específicos para limpiar o reparar la madera, como los renovadores incoloros, que se aplican con una bayeta o con una esponja. O los restauradores de arañazos, disponibles para acabados claros y oscuros.

Cómo limpiar paredes fácilmente

 

Materiales y herramientas

  • Limpiador concentrado
  • Aspirador
  • Paño de algodón o microfibra
  • Plumero
  • Jabón neutro
  • Esponja
  • Agua
  • Producto quitamancha multisuperficie
  • Producto renovador de madera