Cómo limpiar pisos con suelos de madera y dejarlos impecables

Por Leroy Merlin

¿Tienes en casa un pavimento maravilloso y no sabes cómo limpiarlo y protegerlo? ¿Temes estropearlo con productos o técnicas inadecuadas? Hoy te contamos cómo limpiar suelos de madera para que estén siempre limpios y cada vez más bonitos. Toma nota.

La madera es uno de los materiales más nobles y bellos, pero también de los más delicados. Si tienes un suelo de madera en casa tendrás que cuidarlo y protegerlo para que no se deteriore con el uso y los años. A continuación vamos a explicar cómo limpiar pisos de madera de forma sencilla y práctica, y cuáles son los cuidados esenciales que necesitan para conservar su belleza durante mucho tiempo.

Cómo limpiar pisos con suelo de madera
¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Cómo limpiar el suelo de madera: con aspirador o cepillo

1.1. Pasa el aspirador con frecuencia. Si no tienes muy claro cómo debes limpiar los suelos de madera comienza por asumir que el aspirador se va a convertir en uno de tus grandes amigos y aliados. La clave para que tu suelo esté perfecto es aspirarlo de forma frecuente. Procura utilizar para ello el cepillo especial para suelos de madera que suelen traer la mayoría de los aspiradores. De esta forma evitarás que se acumule el polvo y la suciedad y, además, se rayará menos.

Cómo limpiar pisos con suelo de madera

1.2. Barrer el suelo de madera con una escoba o un cepillo adecuado. Aunque resulta más efectivo pasar el aspirador, también puedes barrerlo para retirar la suciedad más visible. Limpiarás mejor y el suelo sufrirá menos. La mayoría de los aspiradores actuales cuentan con un cepillo especial para parqué o madera que impide que se arañe el pavimento.

 

Paso 2

Limpiar sin agua para proteger la madera

Limpieza en seco. Ya sabes que la madera y el agua no son buenos amigos. De hecho, el exceso de humedad es lo que estropea estos suelos más rápidamente. Por eso se hace necesaria una limpieza en seco, con algún producto específico para madera.

Cómo limpiar pisos con suelo de madera

2.1. Aplica el producto en cuestión siguiendo las instrucciones del fabricante. Elige uno neutro y aplícalo con una mopa especial para este tipo de suelos. Puedes utilizar el limpiador renovador para parquet de Bona , que se aplica sin diluir.

2.2. Si por casualidad se derrama algún líquido (o se cae algún producto sólido) sobre el suelo de madera y este se mancha, retira la suciedad con una bayeta húmeda cuanto antes ya que así las manchas serán más fáciles de eliminar.

 

Paso 3

Programa una limpieza a fondo de vez en cuando

Limpieza en profundidad. Por mucho que aspires a menudo tu suelo de madera, y aunque apliques productos específicos sin aclarado, de vez en cuando tendrás que efectuar una limpieza en profundidad.

Cómo limpiar pisos con suelo de madera

3.1. Friégalo con agua tibia y un producto neutro. Una opción adecuada es el limpiador HG , que no deteriora el barniz. Procura evitar los productos agresivos y los limpiadores demasiado fuertes que llevan siliconas en sus fórmulas.

3.2. Ojo con el exceso de agua. Dado que no conviene mojar demasiado la madera, es muy importante que escurras a conciencia la fregona antes de pasarla por el suelo. 

3.3. De vez en cuando. Puedes fregarlo de esta manera cada dos semanas, aproximadamente.

 

Paso 4

Aporta a tu suelo una protección adicional

Una forma eficaz de proteger tu suelo de madera y lograr que goce de la mejor salud posible es aplicar cada seis meses aproximadamente una capa de cera específica. Tendrás que elegir el producto que mejor le vaya a tu suelo, según el barniz que lleve: mate, satinado o brillante. Si no sabes exactamente cuál es el producto que necesitas, pide ayuda a los expertos en limpieza de suelos de madera de tu tienda Leroy Merlin más cercana. Ellos podrán asesorarte sobre todas las opciones a tu alcance.

Cómo limpiar pisos con suelo de madera

4.1. Aplica la cera con un paño suave o una mopa de algodón.

4.2. Procura no excederte con la cantidad, ya que el resultado será peor. 

4.3. Mantenimiento a largo plazo. Conviene retirar cada tres o cuatro años las capas de cera antigua que se han ido acumulando y renovarla por completo. ¡Tu suelo parecerá nuevo!

 

Paso 5

Un producto para cada necesidad

5.1. Elige el producto que más le conviene a tu suelo. Al margen de la limpieza habitual que realices en tu suelo de madera, puedes utilizar determinados productos en función de las necesidades del pavimento. Existen numerosos limpiadores y protectores para suelos de madera que te ayudan a combatir los problemas que puedes tener. 

5.2. Recuperar el brillo de la madera. ¿Tu suelo está mate? ¿El barniz ha perdido el brillo? En Leroy Merlin encuentras abrillantadores adecuados que se lo devolverán. 

5.3. Para reparar desperfectos. Cuando tu suelo presenta arañazos y roces del uso cotidiano se hace necesario utilizar algún producto especial que te ayude a disimularlos y a reparar esas zonas dañadas. 

 

Paso 6

La limpieza más ecológica

A la hora de limpiar los pisos de madera hay una solución más sostenible en relación a la protección del medio ambiente: utilizar productos ecológicos. 

6.1. Limpia tu suelo de madera con un producto lo menos agresivo posible, como el limpiador ecológico para parqué y laminados de HG  que asegura una limpieza rápida, eficaz y segura. Su composición natural hace que sea totalmente inocuo tanto para nuestra salud como para el ecosistema, ya que no contiene sustancias contaminantes.

6.2. Diluye en un cubo de agua la cantidad de producto recomendada por el fabricante. 

6.3. Limpia tu suelo con esta solución, pasando la fregona bien escurrida. No es necesario aclarar.

 

Materiales y herramientas

  • Aspirador con tobera para suelos de madera
  • Cepillo de barrer de cerdas suaves
  • Mopa de algodón
  • Limpiador en seco para suelos de madera
  • Cubo y fregona suave
  • Limpiador para madera para diluir en agua
  • Cera para suelos de madera
  • Abrillantador para suelos de madera
  • Reparador de suelos de madera
  • Limpiador ecológico para suelos de madera
  • Paño suave