Cómo limpiar plato de ducha de resina

Por Leroy Merlin

Los platos de resina (o carga mineral) son resistentes y antideslizantes. Descubre cómo quitar la suciedad sin dañar su superficie con un paño y jabón neutro. Si detectas manchas de cal, puedes eliminarlas con un producto específico. Aprende más sobre cómo limpiar platos de ducha de resina.

Cómo limpiar plato de ducha de resina

Platos de ducha de resina: características y ventajas

Existen distintos tipos de platos de ducha. Los de resina están fabricados con una combinación de materiales minerales y resinas. Por eso también se los llama platos de carga mineral. Están recubiertos por una capa de laca, pintura o gel coat. 

Ofrecen importantes ventajas. Son muy resistentes, antideslizantes y agradables a la pisada: tienen un tacto similar a la piedra natural. Además, los hay extraplanos: si el baño lo permite (es decir, si debajo hay espacio suficiente para instalar el desagüe) incluso se pueden colocar al mismo nivel del suelo. Así queda una superficie continua sin escalones. 

Hay platos de ducha de resina  cuadrados, rectangulares y curvos. Y en distintos tonos. Incluso pueden hacerse a medida ¡y hasta incluir una pequeña rampa para silla de ruedas!

¿Cómo cuidarlos y prolongar su vida útil? Aquí te damos las claves sobre cómo limpiar platos de ducha de resina.

Cómo limpiar plato de ducha de resina

Elementos y productos de limpieza

Cada fabricante incluye consejos de instalación, mantenimiento y limpieza. Ante la duda, conviene leerlas. Puede haber diferencias en las recomendaciones entre distintas marcas y modelos de platos de ducha de resina. ¿Por qué? Porque los materiales y calidades no son siempre idénticas. Los fabricantes someten sus productos a pruebas con distintas sustancias para establecer los niveles de resistencia química. Si sigues sus recomendaciones, podrás disfrutar de la garantía.

¿No encuentras los consejos del fabricante o aún no compras tu plato? Te contamos los métodos de limpieza que no fallan.

Para empezar, descarta cualquier elemento abrasivo que pueda rayar la superficie. En su lugar, usa siempre un paño de algodón, trapo o bayeta. Otra opción: una esponja suave, puede ser natural o de fibra sintética. No emplees la típica superficie verde o negra de los salvauñas amarillos: son abrasivas. Olvídate de los cepillos con cerdas metálicas o muy rígidas y, por supuesto, de los estropajos de acero.

En cuanto a los productos de limpieza habitual, quédate simplemente con un jabón neutro. ¿Hay alguna mancha rebelde, cal acumulada o restos de materiales? En ese caso, aquí encontrarás consejos prácticos.

¿Y para el resto del baño? Descubre este consejo.

La limpieza habitual

Basta con pasar una bayeta humedecida con agua y jabón neutro. La lejía y el amoníaco pueden dañar la superficie. Podrían decolorarla y… quedar peor que antes. Con el jabón neutro proteges el plato y puedes limpiar tan frecuentemente como quieras. 

Si has utilizado un tinte de pelo, limpia bien el plato después de la ducha.

Cómo quitar la cal y evitar su acumulación

Si el agua de tu zona es dura y hay manchas de cal en el plato, retírala con un producto antical. Y para prevenir la acumulación de cal, hazlo periódicamente, cada 15 días aproximadamente. Cuanto más oscuro sea el plato y más dura el agua, más posibilidades hay de que aparezcan estas manchas. Quizás te conviene hacerte con un descalcificador para también proteger las tuberías y los electrodomésticos de tu casa. Sigue estos pasos y no pierdas detalle:

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Humedece un poco el plato

Te resultará más fácil la limpieza si está un poco mojado.

Paso 2

Ponte guantes y aplica el producto.

Suelen venir en espray. Si no es así, vierte el producto en un pulverizador.

Paso 3

Pasa una bayeta de algodón por la superficie

Hazlo con con suaves movimientos circulares. Recuerda no utilizar nunca estropajos o esponjas con fibras abrasivas.

Paso 4

Aclara bien

Acerca el rociador del flexible de la ducha por toda la superficie y así eliminas restos de producto más facilmente.

Paso 5

Pasa un paño

Que esté limpio y seco.

Paso 6

Ventila el baño

Para que se termine de secar y se vayan todos los olores que puedan haber dejado el producto utilizado.

Otra opción es mezclar a partes iguales agua y vinagre blanco. Aplícalo con un paño o esponja suave, déjalo actuar cinco minutos y aclara bien.

Materiales y herramientas

  • Guantes
  • Producto antical
  • 1 pulverizador
  • 1 bayeta de algodón
  • 1 paño

Cómo quitar restos de obra

¿Estrenas casa y el plato tiene restos de obra, como cemento cola o mortero? No intentes rascar la superficie porque podrías dañarla. Necesitarás un producto específico, como los que eliminan restos de lechada de los azulejos. Si en las recomendaciones del fabricante del plato no hay ninguna sugerencia, pregunta en la sección de droguería de tu tienda. 

Por lo general, estos productos se diluyen en agua, se aplican, se espera unos minutos y luego se retiran. Eso sí: usa un paño para retirarlo, no un estropajo. Cuando vayas a aplicarlo, ponte guantes, gafas y mascarilla de protección.

Al finalizar, aclara bien el plato para eliminar todo el producto. A continuación, ventila.

Cómo limpiar plato de ducha de resina

Cómo eliminar silicona vieja

¿Está oscurecida o manchada la silicona que rodea el plato de ducha? Aplica un producto antimoho. Si esto no da resultado, es mejor retirarla y poner un cordón nuevo de silicona antimoho. Para eliminar los restos fácilmente, vienen productos muy prácticos. ¿Quieres saber más? No te pierdas este vídeo donde te contamos cómo eliminar la silicona vieja del baño: