Cómo montar una piscina enterrada

Por Leroy Merlin

Disfruta de unos refrescantes chapuzones en la intimidad de tu casa cuando quieras montando una piscina enterrada. Es una solución para toda la vida que requiere de obra. La base de su éxito está en la correcta preparación y excavación del terreno en el que decidas hacer la piscina.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

PASO 1

Elige el terreno

Lo primero que debes hacer es planificar el proyecto de la obra. Debes asegurarte que el terreno en el que quieres montar la piscina: es compacto, no tiene riesgo de que se produzca un corrimiento de tierras, no cuenta con canalizaciones de agua, de desagües generales o de tuberías eléctricas, si las hubiera tendrás que hacer previamente una derivación de todas las canalizaciones; las raíces de árboles cercanos no estorbarán en el desarrollo de la obra.

Además, la zona donde vas a colocar la piscina debe tener fácil acceso a maquinaria pesada, como excavadoras, y espacio suficiente para depositar el material sobrante.

También tienes que elegir el lugar que tenga un mayor número de horas de acción del sol. En cuanto a la zona reservada para después del baño debe combinar franjas soleadas con otras de sombra, ya sea con árboles o con elementos de sombreado como pérgolas y sombrillas.

Asimismo, para montar una piscina enterrada tendrás que solicitar la licencia necesaria en tu Ayuntamiento. Es muy probable que te exijan un proyecto realizado y visado por el Colegio de Arquitectos correspondiente. Antes de iniciar cualquier trabajo tienes que tener la autorización.

Cómo montar una piscina enterrada

 

PASO 2

Elige el tipo de vaso de la piscina

Hay diferentes tipos de vaso y según  el que elijas la instalación será distinta. Los tres modelos son: vaso de obra, prefabricado o con estructuras metálicas. 

- El vaso de obra lo puedes hacer de varias maneras: mediante paredes de bloques de hormigón o ladrillo o de hormigón armado. En cualquiera de los casos hay que hacer una buena solera, de al menos 20 cm de grosor, con la mezcla de hormigón apropiada. Siempre debe ser hormigón armado. El final puede ser un revoco con mortero específico. Puedes recubrir las paredes y suelos del vaso con baldosas apropiadas o gresite.

Cómo montar una piscina enterrada

Si eliges una piscina de hormigón, al menos en la solera tiene que ser armado. Es lo que te garantiza la estabilidad de la estructura, un buen apoyo y un soporte que evita fisuras o grietas. La mezcla y las características del hormigón deben decidirlas los profesionales que han diseñado el proyecto. El grosor de la solera debe garantizar una buena sujeción de las paredes. 

- El vaso prefabricado suele estar construido en poliéster. Existen muchos modelos y hasta te los podrían fabricar a medida. No tienen juntas y estas formados por láminas de resinas que evitan las incrustaciones y la acumulación de algas. Soporta grandes presiones, por lo que no existe riesgo de fisuras.

- Otra forma de hacer el vaso de la piscina es con estructuras metálicas tratadas o de polímeros reforzados. Encontrarás piezas para diseñar la piscina como desees y con distintas maneras de anclaje. Son materiales estructurales muy resistentes y preparados contra la corrosión y el efecto de los productos químicos y también contra las condiciones ambientales adversas. Por el interior se reviste de liner o liner armado, un complemento perfecto para este tipo de estructuras.

 

PASO 3

Elige el revestimiento de la piscina

A la hora de elegir el revestimiento de la piscina debes tener en cuenta tu presupuesto y tus gustos, pero sobre todo tienes que buscar los que garanticen la estanqueidad, para evitar filtraciones y suciedad. También tienen que poder resistir el hielo y los rayos ultravioleta. Cualquiera de los revestimientos tiene que proporcionar, además, una superficie lisa y antideslizante.

Cómo montar una piscina enterrada

- El liner es una lona de PVC reforzado muy moldeable y que se adapta perfectamente a las paredes y al suelo de la piscina. No necesita adhesivos para su colocación ya que la propia presión del agua lo ajusta a las paredes y suelo. Para que la adaptabilidad a la forma del vaso sea perfecta, se puede hacer un vaciado de aire con un aspirador entre el vaso y el liner. El liner armado es una solución más resistente, que incluye una armadura fina que le da una fortaleza especial. Se coloca con calor directamente en la obra. Es muy resistente y con imitaciones de gresite u otros materiales. Cuando uses productos químicos de limpieza, asegúrate siempre de que son compatibles.

- El mosaico es uno de los acabados tradicionales. Son pequeñas piezas con las que puedes hacer infinidad de diseños decorativos en diferentes colores. Lo importante es que la superficie quede completamente plana durante su instalación. Hay mosaico de gresite, con acabado esmaltado o vitrificado, y de vidrio.

- Si eliges baldosas deben aguantar la presión del agua y el uso de productos químicos.

- También puedes pintar el vaso con pinturas especiales para piscina. Son muy adherentes, elásticas y resistentes al agua. Las pinturas de clorocaucho evitan la aparición de desconchados y hacen frente a la formación de algas y hongos. La superficie que se va a pintar debe estar seca, limpia y sin ningún tipo de grasa. Lo normal es aplicar dos capas de pintura, dejando secar entre ellas 48 horas. Pintar la piscina es una forma muy económica de revestir la piscina, pero ten en cuenta que necesitará renovarse cada cierto tiempo. Entre las recomendaciones importantes está la de no pintar a pleno sol ni cuando la superficie tenga una temperatura superior a 30º C; tampoco debe estar húmeda. Hay que esperar un mínimo de 8 días antes de llenar la piscina pintada. Sigue las recomendaciones del fabricante.

- Los vasos revestidos de poliéster con fibra de vidrio están ideados para ser encastrados en el hueco preparado para la piscina. El poliéster reforzado con fibras de vidrio es muy resistente, no se altera con los rayos del sol y tiene un buen comportamiento frente a las algas. También puedes colocar el poliéster con fibra de vidrio sobre una estructura ya hecha de obra y sobre el hormigón.

 

PASO 4

Excava el terreno

4.1. Traza y marca en el terreno las líneas de todo el contorno que hay que excavar. Lo puedes hacer extendiendo una línea de yeso espolvoreado por el perímetro de la piscina. Además, tienes que contar con otra parte de terreno a excavar para poder instalar la caseta, el local técnico enterrado, donde va ubicada la bomba y el filtro.

Cómo montar una piscina enterrada

4.2. Excava todo el vaso de la piscina con la maquinaria apropiada y con la inclinación y profundidad que le quieras dar. Señala con vallas o con cinta de señalización el perímetro de la obra para evitar caídas. 

Cómo montar una piscina enterrada

4.3. Fija el terreno de la base utilizando una apisonadora para que quede compacto. Extiende una generosa capa de grava para conseguir un buen drenaje.

Cómo montar una piscina enterrada

4.4. Instala todas las canalizaciones que tengan que ir en el suelo de la piscina, como los sumideros.

Cómo montar una piscina enterrada

4.5. Prepara la estructura de hierro para el armado del hormigón del suelo. Coloca todas las tuberías de las canalizaciones protegiéndolas para que no se ensucien o deterioren cuando haya que extender el hormigón.

Cómo montar una piscina enterrada

 

PASO 5

Construye el vaso de obra

La construcción dependerá del tipo de vaso que hayas escogido, ya sea de obra, prefabricado o con paneles/estructuras metálicas.

5.1. Si el vaso es de obra, construye todas las paredes del perímetro. Puedes utilizar bloques de hormigón o ladrillo para dar la forma que quieras al vaso. Sigue las recomendaciones para colocar cuantos contrafuertes sean necesarios para garantizar la estabilidad y el empuje del terreno.

Después hay que revocar toda la superficie con el mortero apropiado, antes de dar el acabado final: pintado, con baldosas, liner o gresite.

Otra solución es hacer las paredes de hormigón. Para ello tienes que hacer encofrados y armado de hierros para verter después el hormigón de mezcla apropiada. Si haces todo el vaso de hormigón lo puedes diseñar de las formas que desees, dada la gran facilidad del moldeo del material, colocando para ello el encofrado adecuado.

Cómo montar una piscina enterrada

5.2. Si el vaso es prefabricado, después de preparar el terreno hay que verter una buena capa de grava en la base, para que sirva de asiento y de drenaje. Las canalizaciones deben estar preparadas en el lugar adecuado. 

A continuación se coloca el vaso de poliéster. Dependiendo del tamaño y del peso, quizá haga falta hacerlo con una grúa. El vaso debe quedar nivelado.

Después de asentado, se terminan de conectar las tuberías de filtración, skimmer, etc. Al mismo tiempo se sigue rellenando por todo el perímetro con grava, sin llegar a enrasar con el tope del vaso.

Cómo montar una piscina enterrada

5.3. Si el vaso está compuesto por paneles, tienes que hacer un soporte nivelado para poder colocar los paneles. Este soporte debe reproducir la forma del vaso. Sigue las instrucciones de montaje del fabricante y comienza a poner los paneles. Debes sujetarlos a los montantes metálicos que servirán de contrafuerte. Algunos modelos se atornillan entre sí formando todas las piezas al final un conjunto uniforme.

Tan importante como la correcta colocación de los paneles es la sujeción de los contrafuertes: lo normal es que una vez instalados se fijen con una capa de hormigón.

Coloca y atornilla desde el vaso de la piscina todas las conexiones para las canalizaciones. Solo quedaría poner los embellecedores después de colocar el liner.

Cómo montar una piscina enterrada

 

PASO 6

Coloca el liner

El liner se fija a las paredes con la propia presión del agua. Las arrugas apreciables al principio se van quitando poco a poco: para ello debes llenar de agua unos 10 cm el vaso de la piscina e ir extendiendo con las manos el liner para quitar las arrugas. Después, llena hasta la mitad del vaso para que el liner se vaya fijando a las paredes. El proceso se puede perfeccionar con la aspiración de aire con un aspirador, creando el vacío entre paneles y liner. Con la estructura terminada, hay que colocar y adaptar todos los mecanismos de las instalaciones de la piscina: bomba eléctrica, skimmers, sumideros, etc.

Cómo montar una piscina enterrada

6.1. Si el vaso de tu piscina lo cubres con liner reforzado, aquel que tiene un barniz especial que lo protege de agresiones externas como roces y arañazos, rayos ultravioleta y manchas; extiende la lona y colócala sobre todas las paredes. Tienes que ir levantando la lona, por todos los lados por igual, hasta ajustar.

Coloca el perfil de remate, según el modelo que tenga la estructura que has hecho de paneles.

Si es liner armado, el revestimiento para piscinas de chapa galvanizada, empieza por el suelo y, después, cubre las paredes. Normalmente se unen unas piezas a otras por medio de calor.

En los huecos del skimmer y otras tuberías debes romper el liner con una cuchilla, presentar los perfiles y atornillar fuertemente. Recuerda que esto debe hacerse cuando has llenado de agua casi al borde de los distintos elementos, a unos 3 o 4 cm de ellos. Si lo haces antes, podría haber fugas por la presión del agua.

Cómo montar una piscina enterrada

 

PASO 7

Acaba la obra con la coronación del vaso

La coronación del vaso es uno de los últimos pasos de remate de una piscina enterrada. Consiste en construir un brocal de piedra antideslizante.

Cómo montar una piscina enterrada

7.1. Para que el brocal tenga un buen soporte tienes que hacer previamente un zuncho de hormigón. Hazlo con un encofrado. Empieza a colocar las piezas con mortero específico nivelando continuamente entre unas y otras para que queden todas colocadas por igual. Como normalmente son piedra gruesas, los cortes debes hacerlos con una amoladora con un disco de corte para el tipo de material y grosor. El rejuntado de las piedras es muy importante, para que estén bien selladas hay que sellarlas con la lechada apropiada del color que elijas. Como la piedra de coronación acaba en curva, pon siempre una mano debajo mientras echas la lechada para que no caiga al vaso de la piscina.

Cómo montar una piscina enterrada

Cuando hayas terminado la instalación completa del vaso de la piscina y de rematar el perímetro con el brocal, solo tienes que terminar de rellenar e igualar el terreno de todo el entorno de la piscina. Estará listo para rematar con el suelo que quieras: madera, piedra o césped. Es el momento de terminar de colocar duchas, sombrillas, pérgolas… y crear una estupenda zona de baño.

 

Materiales y herramientas

  • Material para encofrados
  • Vaso de piscina de poliéster
  • Liner
  • Bloques de ladrillo u hormigón
  • Gresite
  • Escalera de piscina
  • Bomba de depuración
  • Limpiador y adhesivo de PVC
  • Estructura metálica / Polímero
  • Excavadora
  • Paletas y llanas
  • Mazas
  • Flexómetro
  • Hormigonera
  • Nivel
  • Azadas, palas y picos
  • Cinta de medir