Cómo podar los rosales

Por Leroy Merlin

Es muy importante realizar una poda adecuada en función del tipo de rosal. Una intervención que debe ser metódica para equilibrar el reparto de la savia y dirigir bien los nuevos brotes.

Podados con cuidado, tus rosales renovarán una parte de su ramaje cada año y te ofrecerán una magnífica floración.

Descubre en este vídeo el paso a paso:

¿Qué vamos a hacer?

Te lo contamos paso a paso

Paso 1

Principios básicos

La poda de limpieza:

  • Antes del invierno, en cualquier rosal hay que eliminar la madera muerta para evitar la aparición de pequeños hongos. Corta a ras de planta con unas tijeras de poda y unas tijeras de poda a dos manos bien afiladas. Corta siempre con el yunque en el lado a desechar porque aplasta un poco las fibras en el momento de cortarlas con la hoja.
  • Los chupones que aparecen por debajo del punto de injerto se deben eliminar.

Cómo podar los rosales

Trepadora o no:

  • Para la poda principal es esencial saber si se trata de rosales remontantes, que florecen varias veces de mayo a junio y hasta las heladas, o rosales no remontantes que florecen solo una vez en temporada.

Cómo podar los rosales

¿Por qué y cuándo podar?

  • La poda principal consiste en acortar el rosal para concentrar mejor su savia y dirigir las ramas con el fin de conseguir una planta armoniosa con una floración adecuada. Los rosales florecen sobre las ramas que brotarán desde abril y hasta la floración.
  • La poda de los rosales remontantes comienza cuando termina el riesgo de heladas, es decir, más o menos a partir de mediados de marzo según la región.
  • Sin embargo, los rosales no remontantes hay que podarlos tras la floración.

Paso 2

Podar los rosales arbusto y rosales árbol

¿Dónde cortar?

  • La yema, es decir, el origen de un brote sobre la rama, sirve de punto de referencia para cortar.
  • Cuanto más corto esté cortado el rosal con mayor belleza renacerá. Como no se trata de hacerlo crecer, lo habitual es efectuar un corte denominado largo sobre los rosales muy vigorosos, cortando por encima de la quinta a la séptima yema desde la base.
  • Un rosal más bien débil se cortará corto, es decir, por encima de la tercera a la quinta yema.

Cómo podar los rosales

El gesto adecuado

  • El corte se practica cinco o seis milímetros por encima de una yema orientada hacia fuera de la planta. Hay que cortar al bies, creando una inclinación opuesta a la yema que permite evitar que se vierta agua sobre este nuevo brote.
  • Recuerda colocar bien las tijeras de poda para no aplastar las fibras.

Cómo podar los rosales

CONSEJO: Para evitar la transmisión de cualquier enfermedad, piensa en desinfectar tu tijera de poda antes de cambiar de rosal y recoge lo antes posible los restos del corte para quemarlos.

Cómo podar los rosales

La poda de verano

  • Con independencia de la poda principal, debes efectuar una limpieza de mantenimiento. Se limita el corte de las flores marchitas a la altura de una yema vigorosa en el tallo. De este modo, los nuevos brotes aprovecharán la savia resultante.

Cómo podar los rosales

Los rosales árbol

  • Sigue el mismo principio de corte que con los rosales arbusto, contando las yemas a partir del punto de injerto situado en la parte superior del tallo principal.

Paso 3

Podar los rosales trepadores remontantes

La estructura

  • Las ramas que se desarrollan a partir del punto de injerto, constituyen la enramada del rosal trepador. De estas ramas estructurales parten las ramas laterales.
  • Recorta todas estas ramas estructurales en un cuarto de su altura aproximadamente.
  • Después, elimina una parte de estas ramas antiguas y deja solo de tres a cinco para favorecer que broten otras nuevas desde la base. Como en el resto de podas, la intención es despejar en lo posible el centro del arbusto para favorecer el paso del aire y de la luz.

Cómo podar los rosales

Las ramas laterales

  • Observa las yemas que aparecen sobre las ramas laterales. Corta justo por encima de la tercera yema, a partir de la unión con la rama estructural. En el caso de un rosal muy vigoroso, haz el corte en la quinta o sexta yema.

Cómo podar los rosales

 

Paso 4

Podar los rosales trepadores no remontantes

  • Después de la floración, elimina las ramas estructurales que ya no den más ramas laterales.
  • Conserva solamente 6 o 7 ramas estructurales y suprime las ramas sin flores para facilitar el brote de nuevas ramas con flores.

Cómo podar los rosales

Podar los rosales arbusto

  • En invierno, reduce las ramas a entre 60 y 80 cm del suelo.
  • Suprime algunas ramas principales más viejas en beneficio de las nuevas.

CONCLUSIÓN: Podados con cuidado, tus rosales renovarán una parte de su ramaje cada año y te ofrecerán una magnífica floración.

Materiales y herramientas

  • Un trapo
  • Alcohol de quemar
  • Una tijera de poda a una mano
  • Una tijera de poda a dos manos
  • Guantes de jardín