Cómo purgar radiadores

Por Leroy Merlin

Cada año, antes de encender el sistema de calefacción, conviene purgar los radiadores para extraer las bolsas de aire que pueda haber en el circuito y conseguir un funcionamiento más óptimo. Si los radiadores tienen aire acumulado en su interior no calentarán homogéneamente y gastarán más energía para calentar la casa, lo que provocará el encarecimiento de tu factura. Lo recomendable es que purgues los radiadores antes de la temporada de frío para optimizar su funcionamiento. En este artículo te enseñamos a hacerlo.

Cómo purgar un radiador

¿Por dónde empezar a purgar los radiadores?

Esto dependerá del tipo de vivienda en el que estés. Si se trata de una casa de una sola planta, lo que se recomienda es empezar a purgar los radiadores del más cercano al más lejano de la caldera. En caso de que tenga dos plantas, comienza por la planta alta. 

¿Qué vamos a hacer?

Te lo explicamos paso a paso

PASO 1

Comprueba que la calefacción está encendida

Antes de empezar, asegúrate de que la llave de paso del radiador esté abierta y aumenta la presión de la caldera para facilitar el purgado.

Cómo purgar un radiador

 

PASO 2

Coloca un recipiente debajo del purgador

Una vez colocado, gíralo con un destornillador en el sentido contrario a las agujas del reloj. En primer lugar saldrá el aire acumulado junto con agua. En cuanto salga solo agua, cierra el purgador. Esto significa que ya se ha desalojado todo el aire. 

Cómo purgar un radiador

 

PASO 3

Realiza la misma operación con el resto de radiadores de tu casa

Si el acceso con el destornillador no es posible, puedes utilizar una llave especial cuadrada. Una vez hayas purgado todos los radiadores, revisa la presión de la caldera y ponla en la posición recomendada por el fabricante.

Cómo purgar un radiador

 

Materiales y herramientas