Cómo quitar una puerta de interior

Por Leroy Merlin

Si necesitas quitar una puerta de interior de casa, debes saber que es una tarea mucho más sencilla de lo que parece. Es conveniente hacerlo si quieres barnizarla, pintarla o lacarla. También es útil quitarla para realizar más cómodamente tareas de reparación, de lijado porque roce en el suelo o en el cerco, o de rebajado unos centímetros si has colocado un suelo nuevo.

Puedes quitar solo la hoja para sustituirla por otra de la misma medida; o quitar la hoja, las jambas y el marco para poner una puerta completamente nueva o dejar el hueco libre. En este vídeo puedes ver cómo hacerlo paso a paso.

¿QUÉ VAMOS A HACER?

Te lo explicamos paso a paso

PASO 1

Saca la hoja

Para sacar la hoja hay que tener siempre en cuenta su peso. Una persona sola lo puede hacer sin problema, aunque, si pesa mucho, se puede hacer entre dos. Ponte guantes finos para trabajar con más seguridad. Hay varias formas de hacerlo:

Cómo quitar una puerta de interior

1.1 Con las manos. La hoja se puede sacar solamente con las manos. Abre la puerta del todo, hasta que la arista sobrepase el cerco. De esta manera libras el hueco necesario para poder extraerla. Tira hacia arriba, agarrando en el pomo y en lateral de la hoja, hasta liberarla de las bisagras. Con cuidado, apóyala o retírala para llevarla a un punto limpio, si ya no la vas a reutilizar.

Cómo quitar una puerta de interior

1.2 Con una palanca alzapuertas. La hoja de la puerta la puedes sacar fácilmente con ayuda de una palanca alzapuertas. Esto es muy útil cuando la hoja es pesada.

Abre totalmente la puerta, como en el paso anterior. Mete la punta de la base de la palanca bajo la hoja. Presiona con el pie, al mismo tiempo que sujetas la hoja con las dos manos. De esta manera se eleva la puerta sin problemas, hasta sacarla de las bisagras. Retira la hoja.

Cómo quitar una puerta de interior

1.3 Con palanca de desencofrar. Si no tienes una palanca específica alzapuertas, puedes levantar la hoja también con una palanca de desencofrar y un taco de madera de unos 4 cm. Mete la punta plana de la palanca bajo la puerta, el taco de madera paralelo a la hoja y presiona con el pie, mientras sujetas la hoja con las dos manos. Saldrá fácilmente. 

Cómo quitar una puerta de interior

1.4 Con una palanca artesana. Si no tienes una palanca puedes fabricarte una de manera sencilla. Utiliza un martillo o un trozo de madera y un cortafríos o un destornillador fuerte de punta plana como apoyo para levantarla.

Abre la hoja de la puerta totalmente, pon junto a la base de manera paralela el martillo o el taco de madera del grosor mínimo de 2 cm. Y a continuación, perpendicular a ellos, mete la punta del destornillador o del cortafríos y presiona con el pie, haciendo palanca, mientras sujetas la hoja con las dos manos. La hoja de la puerta saldrá de manera sencilla.

Cómo quitar una puerta de interior

 

PASO 2

Quita las bisagras del cerco

Las bisagras del cerco las puedes quitar si no las vas a reutilizar en una puerta nueva o porque están deterioradas. Solo hay que desatornillarlas.

Cómo quitar una puerta de interior

2.1. Extrae todos los tornillos de las dos o tres bisagras, lo habitual son tres bisagras, con un destornillador manual o uno de batería. Puedes guardar los tornillos para otra ocasión.

Cómo quitar una puerta de interior

2.2. Quita las pletinas de las bisagras haciendo palanca con la punta del destornillador plano. Puedes quitar también todos los herrajes de la puerta, para reutilizarlos.

Cómo quitar una puerta de interior

 

PASO 3

Quita las jambas embellecedoras

Las jambas son piezas de madera, DM o similar o material plástico (melamina, PVC, etc) que se colocan para tapar las juntas y para embellecer las uniones entre el cerco de la puerta y la pared.

Cómo quitar una puerta de interior

A la hora de quitarlas hay que tener en cuenta que pueden estar fijadas con finos clavos de cabeza perdida, adhesivo de montaje o algún tipo de silicona polivalente.

Cómo quitar una puerta de interior

3.1. Las jambas pueden estar rematadas en las juntas con silicona o algún tipo de masilla selladora. Esto se hace a veces en la junta con la pared para sellar el posible hueco entre la jamba y la pared o el marco. Pasa una cuchilla a lo largo de las juntas, así evitarás que la pintura de la pared se deteriore al extraer las jambas.

Cómo quitar una puerta de interior

3.2. Mete una espátula rígida entre la junta y presiona hacia el exterior, para ir quitando la jamba. Comienza por un extremo de la jamba, arriba o abajo. Puedes empezar a separarlas utilizando también un formón de hoja ancha o un destornillador grande de punta plana.

Cómo quitar una puerta de interior

3.3. Si notas la presencia del adhesivo, puedes ir haciendo al mismo tiempo que haces palanca la acción de cortar el adhesivo con la misma hoja de la espátula.

También puedes extraer las jambas con una pequeña palanca de desencofrar, que puedes utilizar sin problema en el caso de que las jambas ya no las vayas a reutilizar.

Cómo quitar una puerta de interior

 

PASO 4

Quita el marco

A la hora de quitar la puerta puedes encontrar varios tipos de marco.

Si es una puerta en block moderna será muy sencillo quitarlo. Después de quitar la hoja, las bisagras y las jambas, hay que quitar las tres partes del marco, los montantes laterales y el superior. Estarán atornilladas o clavadas. También pueden tener espuma de poliuretano que llenan los huecos entre el marco y el precerco de madera o el tabique.

Cómo quitar una puerta de interior

4.1. En primer lugar, quita los tornillos con un destornillador, si los tiene. Si tiene clavos, normalmente finísimos clavos de cabeza perdida que no se notan, haz palanca con una palanca o destornillador de cabeza plana grande, metiéndolos entre la junta del marco y la pared, procurando no deteriorar esta.

Cómo quitar una puerta de interior

También puedes empezar a abrir hueco con un formón, golpeando con el partillo. Comienza siempre desde uno de los extremos, arriba o abajo. También debes quitar el montante del marco de la misma manera.

4.2 Si hay espuma de poliuretano, puedes cortar a lo largo del marco con una espátula, hoja para metales o cuchilla, para a continuación extraerlo con más facilidad.

Cómo quitar una puerta de interior

4.3 Si la puerta es antigua de madera maciza o, incluso, de hierro, tienes que quitar el marco haciendo más presión, ya que estarán fijos a la pared seguramente con material de obra, escayola y esparto.

Cómo quitar una puerta de interior

Para quitar el marco con mayor facilidad, sierra este en oblicuo a la mitad, con una caladora o sierra manual, con la hoja apropiada, para madera o para metal. Después haz palanca hasta extraer todas las partes del cerco, incluyendo el montante. Te puedes ayudar también con una maza o martillo, para terminar de extraer el marco.

Cómo quitar una puerta de interior

 

PASO 5

Elige qué hacer con el hueco

De esta manera, tras quitar tanto la hoja como el marco, el hueco queda listo para un trabajo posterior. Puedes dejar el hueco libre, rematando todo el perímetro con yeso, mortero o madera para pintar o redecorar.

Cómo quitar una puerta de interior

Y también colocar un nuevo marco para una nueva puerta, que puede ser del mismo tamaño o superior, si agrandas el hueco de la antigua puerta.